Pruebas Primer Contacto: Renault Zoe

Primer Contacto: Renault Zoe

0

Hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo Renault Zoe en Lisboa,  era un automóvil que teníamos muchas ganas de probar ya que es el primer coche de Renault desarrollado para ser eléctrico desde el primer boceto.

Te habrá llegado directamente el Twizy a la cabeza porque también responde a esa característica, pero yo no lo denominaría un automóvil al 100% como lo tenemos concebido normalmente. Y los otros dos vehículos que Renault tiene en venta como es el Fluence y la Kangoo, son adaptaciones de modelos ya existentes.

En su desarrollo se han tenido en cuenta todas las condiciones de esta tecnología hasta conseguir que las baterías no impacten negativamente en la habitabilidad y que, en cambio, por su colocación bajo el piso, permitan un centro de gravedad muy bajo haciendo que su comportamiento dinámico sea un referente en el segmento, tanto es así que sorprende lo bien que va el chasis, hasta que dicen las ruedas “no agarro más” y es normal, el chasis supera con creces la capacidad de las ruedas, unas ruedas que están desarrolladas específicamente para este modelo, unas ruedas de baja fricción diseñadas por Michelin, para conseguir mejor autonomía.

zoe 2

Multitud de Renault Zoe nos esperaban en el aeropuesto de Lisboa

El motor:

Comentemos el motor, como bien sabes el Renault Zoe tiene motor eléctrico síncrono con rotor bobinado, que ofrece un excelente rendimiento energético en todas las fases de utilización. Con una potencia de 65 kW lo que sería aproximadamente 88cv de toda la vida,  está alimentado por una batería de iones de litio de 22 kWh de capacidad útil, que según la marca, asegura una autonomía de 210 kilómetros en el ciclo homologado NEDC.

Ahora bien, esto pasa como con los consumos homologados, para conseguir esta cifra tiene que ser las condiciones perfectas. Pero algo que hay que agradecer y hacer mención y por ello lo hago desde AutoFM, es que desde Renault admite que, en condiciones reales, la autonomía puede limitarse a 150 kilómetros incluso utilizando la climatización.

Esta autonomía, la hemos comprobado, hacer 150km en un Zoe sin enchufarlo no es nada descabellado, ni una misión imposible, es más sencillo de lo que a priori se nos pasó por la cabeza. Sin duda,  estamos delante del primer automóvil con un coste reducido que le puede plantar cara a un vehículo con combustión interna, esto en palabras puede parecer poco, pero en tecnología y en hechos es una revolución increíble.

pruebas-5

Conducción-Comportamiento:

La sensación al conducir el Zoe es la de suavidad y silencio. Para evitar sorpresas en zonas de mucha densidad de peatones, se ofrecen tres tipos diferentes de ruido avisador que se pueden conectar a gusto del conductor, estos ruidos, digamos que es lo único que no nos ha convencido del automóvil, ya que son ruidos con un bajo volumen y dicho ruido no corresponde a los clasicos pitidos que ya nos vamos acostumbrando a escuchar.

El motor eléctrico empuja con mucha fuerza, especialmente en la primera fase de la aceleración. Es fluida, perfectamente lineal y sin tirones gracias al reductor que transmite la velocidad de rotación del motor a las ruedas sin sistema de embrague ni convertidor. Después, a partir de los 80-90 kilómetros por hora, se modera esta aceleración y se comporta como un vehículo normal, y se muestra un pelín más perezoso que la primera fase de la aceleración mencionada.

Estas son algunas cifras para que nos hagamos una idea: La aceleración de 0 a 50 km/h, un margen de utilización frecuente cuando se circula en ciudad, es de 4 segundos, con lo que salir de un semáforo es realmente sencillo y muy rápido.

Cuando lo probamos, nos dimos cuenta la calidad de esta aceleración ya que al no haber ruido y ser un vehículo muy cómodo te puedes instalar sencillamente a 80km/h sin darte cuenta.

La marca ha habilitado como velocidad máxima en llano del coche es de 135 kilómetros por hora, cuando se llega a esta velocidad entra en acción el limitador electrónico de velocidad.

Cuando nos sentamos en el Zoe y nos disponemos a conducir no ofrece ninguna peculiaridad, ni nada raro que nos distraiga o haga que no sepamos cómo va funcionar este vehículo, en cierto grado es futurista pero está diseñado para que lo conduzca cualquier público aconstumbrado a los clasicos automóviles.

La palanca de cambio es similar a la de los coches automáticos, tiene además de la P de posición de parking, la R dé marcha atrás y la D hacia delante. Además, en la misma consola central, entre los dos asientos, existe el pulsador que permite seleccionar el programa Eco, más económico de consumo, que permite ahorrar batería. Y también está el sistema de control de velocidad, un lugar un tanto peculiar que nos ha sorprendido pero que no es difícil de accionar.

En el programa Eco, la respuesta del motor al pedal del acelerador es menos enérgica y se reduce la intensidad de la climatización. En Renault estiman que la diferencia de consumo puede ser del 10%.

pruebas-6-2

Es un vehículo bastante confortable esto se debe a que la suspensión absorbe muy bien las irregularidades del terreno, y tiene un tarado blando. Más que la de los Clio, tanto el anterior como el recién llegado al mercado..

Ya te hemos mencionado que este vehículo una de sus características que más llama la atención es el silencio de marcha, dado que el motor prácticamente no suena, aparecen los de rodadura y los aerodinámicos. Estos ruidos aerodinámicos están muy conseguidos, en comparación con la competencia, ya que el Zoe está diseñado por y para ser eléctrico con las bondades que esto tiene y los inconvenientes.

Como suele ocurrir en este tipo de coches, los frenos se combina el sistema hidráulico convencional  y un sistema de frenado vinculado con el propio motor, que en esas condiciones se convierte en generador, recarga las baterías y retiene el coche, para que nos entiendan todos los lectores, hace de “dinamo”.

pruebas-7-2

Unos de los puntos positivos del Zoe es que esta combinación está muy conseguida, ya que da la sensación de que el trabajo siempre es conjunto, dando un resultado perfecto.

Renault ha diseñado unos frenos eficaces, nada bruscos, y muy fáciles de dosificar, esto sumado al sistema de recuperación de energía, que se accionada al frenar y al levantar el pie del acelerador. Nos ha gustado mucho este sistema porque es brillante, ya que según el ordenador de abordo en gran parte del trayecto que realizamos en Lisboa, el automóvil estaba consiguiendo más autonomía que perdiendo, esto sorprende la verdad, ir viendo que suben los kilómetros que te quedan para tenerlo que volver a conectar a la corriente eléctrica, te produce una sonrisa pícara sabiendo que todavía tienes mucha bateria para seguir disfrutando de una condución “ecológica”.

Habitáculo:

La configuración del habitáculo es curiosa, ya que es un coche en el que vas en un puesto de mando elevado, una característica que cada vez gusta más, ya que se tiene mejor perspectiva de visión, es más una de las razones que se esgrime para la venta de SUV es esta misma, pues bien en este ZOE se va más elevado que un CLIO III. La razón es bien sencilla, al ubicar las baterías debajo de los asientos, se ha tenido que elevar el puesto de mando y hacer un habitáculo con cotas más altas. Está muy bien resuelto, es bastante espacioso, eso sí, mejor 4 adultos que 5, ya que 5 ya irían muy apretados. Un dato a tener en cuenta es la capacidad del maletero 338 litros, uno de los mejores del segmento, superior que el del propio CLIO III.

pruebas-15-2

Los asientos, son de corte unitario, cómodos, pero no esperes que tengan corte deportivo ni mucho menos, en un coche de estas características, lo que se busca es la funcionalidad, es mas en el equipamiento Zen  incluye una tapicería con un tratamiento de teflón que facilita la limpieza de las manchas, todo está pensado para que sea sencillo, practico y cómodo, o como comercialmente lo quiere denominar Renault, que sea muy “ZEN”.

pruebas-20-2

 

La Carga:

Tuvimos la oportunidad de hacer varias recargas durante la prueba. Hacer esta recarga es sumamente fácil,  la conexión para el cable de recarga está bajo el logotipo frontal de Renault que se abre pulsando un botón a la izquierda del volante. Una vez conectado el cable, la señal «Z.E.» se ilumina. Parpadea en azul para indicar que se está realizando la carga y permanece fija una vez que ha terminado. En caso de fallo de la carga, se ilumina en rojo.

El cable cargador viene enrollado dentro de una bolsa de plástico que encontramos en el maletero, todo hay que decirlo muy coqueta.

Está preparado para corriente monofásica o trifásica. Con la primera puede necesitar nueve horas para reponer completamente la carga, con la trifásica, media hora. Para recargar el Zoe en casa, Renault recomienda instalar el «Wall-Box», una base de carga mural, que tiene un coste aproximado de 1.500 euros.

pruebas-30-2

 

Equipamiento y Precio

En todos los Zoes cuentan con el sistema multimedia integrado y conectado Renault R-Link desde el lanzamiento. Renault R-Link reagrupa en un único sitio todas las funciones multimedia: la navegación, la radio, la telefonía y el audiostreaming Bluetooth®, la música y la conectividad de los aparatos portátiles. Un sistema que funciona muy bien, bastante sencillo de usar y encima muy útil, ya que vinculas con sumamente sencillez tu Smarphone.

El Renault Zoe se ofrecerá en tres niveles de equipamiento: «Lyfe», «Intens» y «Zen».

Siendo la Zen la más equipada, no vas a echar de menos ningún extra, ya que viene bastante completo y todos los extras están pensando y diseñados para que su consumo no reste autonomía.

El vehículo llegará a los concesionarios españoles en mayo con un precio a partir de los 13.650 euros con descuentos y plan PIVE incluidos.

 pruebas-8-2

Conclusiones:

El Renault Zoe le hemos denominado como el nuevo “Renault 4 del siglo XXI” porque es el primer vehículo 100% electrico accesible al gran publico, con autonomia mas que aceptable  y su precio está al alcance de cualquier bolsillo, algo similar hizo el Renault 4 que carrozo a una gran mayoría de europeos en los años 70.

Estamos delante de un coche, bien hecho, bien diseñado, muy ergonómico y que por fin ha hecho que se tenga en cuenta un automóvil eléctrico como verdadera opción de compra, en frente de sus homólogos del segmento con motor de combustión interna.

Muchos de vosotros, os habeis preguntado ¿Merece la pena la compra? La respuesta es “Si”, pero siempre que este vehículo se use como 2º vehículo, porque 150km de autonomía ya son kilómetros pero sin duda no es un coche para viajar a la playa y volver desde Madrid, es más , ni Renault ha pensado que sea esa esa su meta.

Es el coche ideal para ir a trabajar y volver, sin ningún tipo de problemas, teniendo cero emisiones contaminantes y una suavidad de utilización líder en el mercado.

Así es el Zoe, un automóvil que no ha dejado a nadie indiferente y que tiene varios ases debajo de la manga, eso sí, si sabe jugar con ellos sin duda ganara la partida porque razones no le faltan.

Por Antonio Rodríguez Vaquerizo

 Galeria de Fotos:

[nggallery id=5]

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta