Competición La nueva bestia ibérica: SEAT León Cup Racer

La nueva bestia ibérica: SEAT León Cup Racer

0

Afortunados los que hayan podido acercarse este fin de semana al circuito de Montmeló para disfrutar de una intensa jornada de Clio Sport Cup y CER, porque además de aprovechar un agradable día de carreras han podido presenciar en primerísima fila la primera aparición pública en nuestro país del nuevo pata negra de Martorell.

El SEAT León Cup Racer es el nuevo buque insignia de la marca española y está destinado a la alta competición, compartiendo una estética similar a la del nuevo León 5 puertas. Viene a completar la gama sport tras la presentación en 2011 del Ibiza SC Trophy y ha sido diseñado para sustituir y mejorar al ya mítico León Copa.

IMG_2821[1]

 

Su propulsor turbo de 2 litros y 330cv no solo le sirve para entrar en los records de SEAT como el coche de mayor potencia jamás producido en sus fábricas, sino que además le convierte en un coche preparado para las pruebas más exigentes. Su peso reducido de tan sólo 1140kg y su par motor de 340Nm aplicado sobre el eje delantero, junto con sus llantas de 18″, le hacen un candidato ideal para obtener unas cifras de aceleración vertiginosas.

Pero de más cosas vive el hombre aparte de aceleración. En SEAT han dotado al nuevo León Cup Racer de un sistema aerodinámico pensado para pegar el coche al asfalto en todo momento, con un frontal ampliamente modificado respecto al León de calle (para una mayor capacidad de ventilación y mejor flujo aerodinámico) y un completo pack que incluye taloneras, vías de aire, difusor, y un prominente alerón posterior extensible.

El coche se ofrece con cambio DSG de 6 velocidades y levas en volante, aunque opcionalmente también puede ser equipado con extras como una caja secuencial o incluir también diferencial mecánico.

En su interior encontramos un espacio completamente diáfano, más allá del puesto de conducción y las barras antivuelco. Un asiento con homologación FIA y anclaje HANS aseguran una perfecta experiencia de conducción.

Para frenar semejante obús se ha optado por  montar unas pinzas de 6 pistones en el eje delantero con discos de acero ventilados de 362mm.

Una apuesta arriesgada

Nuevamente en SEAT apostaron por un propulsor de 2 litros para dotar al nuevo León Cup Racer de la máxima potencia y fiabilidad posible, si bien la marca de momento ha hecho caso omiso al actual mercado de competición el cual tiende a adoptar motores de 1600cc como standard en gran parte de los campeonatos.

El producto en sí tiene una pinta impactante, con unas especificaciones de vértigo, aunque habría que ver cómo se comporta el mercado hasta que los de Martorell comercializen el coche en versión compatible con normativa WTCC.

Su precio, entre 70.000 y 92.000€. Quien lo pillara.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta