Pruebas PRUEBA HYUNDAI I30 SLE 1.4 CRDI 16V

PRUEBA HYUNDAI I30 SLE 1.4 CRDI 16V

0

En AutoFm hemos tenido la oportunidad de probar la edición SLE que la firma coreana  ha puesto a la venta en nuestro país de su modelo más juvenil, el i30. El éxito de la versión especial en el ix35, ha hecho que Hyundai lo introduzca también en el i30. Por el momento no estará disponible en todas las variantes de este modelo, solamente en carrocería de 5 puertas y familiar. Estas versiones “Special Limited Edition” traen un mayor equipamiento que el modelo convencional, haciéndole muy atractivo. Las motorizaciones disponibles serán un gasolina 1.4 16v de 100cv de potencia (solo disponible en la versión 5 puertas) y dos diesel, 1.4 16v y 1.6 16v de 90 y 110cv respectivamente.

Motor

Nuestra unidad de pruebas cuenta con el propulsor turbodiesel de inyección directa common rail 1.4 16v. Desarrolla una potencia de 90 Cv, un par máximo de 220 Nm y un consumo medio de 4,1 litros según el fabricante. Aunque su comportamiento es bueno ya que alcanzamos velocidades más que suficientes y afrontamos ciertos adelantamientos e incorporaciones sin dificultad, en algunas ocasiones echamos en falta los 20 Cv extra de la motorización 1.6 a la hora de recuperaciones. La caja de cambios que acompaña a este motor es de 6 velocidades, cuenta con un tacto estupendo y consigue hacer unos consumos realmente buenos.

autofm_prueba_hyundai_i30_11

Exterior detallado

Antes de montarnos en el coche, observamos un exterior con unas líneas muy cuidadas, con toques de distinción y sobre todo algo bastante interesante, que a pesar de tener 5 puertas, no pierde esos aires juveniles que caracteriza al i30. La parte delantera es muy atractiva gracias al conjunto de los grandes faros, las marcadas formas del paragolpes y los antinieblas con un diseño muy original, que incorporan unas luces diurnas con tecnología tipo LED. 

Según recorremos la vista por todo el coche nos fijamos en elementos como los espejos, que llevan integrados los intermitentes y las llantas de 16” con un diseño de cinco palos dobles que son de serie en esta versión. La parte trasera es muy parecida a la de su “hermano” de 3 puertas, por no decir casi idéntica, diferenciándose por la forma de los antinieblas traseros, que en esta versión están situados en una posición horizontal ligeramente curvados. Las siglas “SLE” en color rojo situadas en el portón del maletero marcan la diferencia con el resto de las versiones, resaltando cierto aire deportivo.

Interior

Nada más sentarte en el coche, llama la atención los detalles en color plata bordeando las agarraderas de las puertas, los aireadores, los relojes del velocímetro, los brazos del volante, la consola central y el pomo de la palanca de cambios, consiguiendo un toque elegante. Desde el puesto de conducción nos encontramos con un volante multifunción que nos permite, desde manejar el control de crucero, la radio y colgar ó descolgar nuestro teléfono móvil, hasta seleccionar el tipo de dureza de la dirección. La alargada consola central, con un acabado negro brillante, combina muy bien con el plata anteriormente mencionado. Esta compuesta por el equipo de audio con un display iluminado de color azul y un climatizador bizona, destacando debajo de este, una entrada auxiliar, un puerto USB y una toma de 12v.

autofm_prueba_hyundai_i30_12

Aunque cómodos, en los asientos delanteros se echa en falta unas orejeras algo más anchas para recoger mejor el cuerpo, no obstante, el habitáculo en general es bastante amplio para tratarse de un compacto. En los asientos traseros el espacio para las piernas es adecuado y la altura es suficiente para personas de talla alta. Resulta muy práctico que en los portaobjetos de los paneles de puertas existe un espacio con la forma de una lata de refresco para albergarla en su interior, quedando muy a mano de los ocupantes. El maletero cuenta con una capacidad 378 litros, quedando un total de 1316 si plegamos los asientos. Esto, unido a una buena boca de carga permite meter bultos grandes sin demasiado esfuerzo.

Comportamiento

Una vez arrancado el coche, al engranar la marcha atrás los sensores de aparcamiento hacen su función y nos advierten mediante un pitido que nos estamos aproximando al coche que tenemos situado detrás de nosotros. Después de salir del aparcamiento y recorrer los primeros metros nos damos cuenta que estamos ante un vehículo suave que se desenvuelve muy bien en ciudad. La dirección en el modo “Confort” es demasiado blanda, por lo que pulsamos el botón de esta función situado en el volante y nos aparece en el display que se encuentra entre los dos relojes del cuadro, los diferentes modos. Seleccionamos el “Normal” y notamos un mejor tacto en la dirección. En Autovía es un coche cómodo, la calidad de los plásticos es óptima y no se aprecian vibraciones en el interior, la suspensión y los neumáticos con perfil 55 hacen un buen tandém, absorbiendo sin sobresaltos las imperfecciones de la carretera.

En la prueba dinámica nos adentramos en carreteras convencionales y el conjunto motor-chasis cumple a la perfección, entrando y saliendo de las curvas sin mucha dificultad, si bien, apreciamos un cierto balanceo cuando se le exige demasiado. La dirección en el modo normal funciona bien, pero si seleccionamos el modo “Sport” se vuelve más precisa y directa mejorando la conducción por este tipo de trazados. El tacto de los frenos es bastante bueno e instantáneo con lo que unido a las demás características anteriormente señaladas estamos ante un vehículo muy agradecido de conducir.

Conclusión.

Tenemos que decir que cada vez que nos montamos en un Hyundai nos sorprende gratamente. Esta marca se esta imponiendo en el mercado europeo con unos productos de calidad francamente buenos. En este caso, esta versión limitada con mayor equipamiento hace al i30 aún más interesante frente a sus rivales.

El precio de esta unidad es de 21040€ menos el descuento actual de 2490€, quedando en un total 18550 €. Una cifra realmente buena para este modelo. Además, si aprovechamos el Plan Pive2 podemos restar otros 2210€.

También cabe mencionar que por 850€ más tenemos la versión 1.6 16v de 110 cv. Merece la pena invertir ese dinero ya que gracias a esos 20cv más tendremos un motor con más brío y alegría que no se nos quedara algo corto en ciertos momentos. Con el chasis de este modelo, es la combinación perfecta.

Álvaro Turiel

autofm_prueba_hyundai_i30_5

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.