Competición Los F1 de 2014: ¿Y si la clave finalmente está en los...

Los F1 de 2014: ¿Y si la clave finalmente está en los consumos…?

0

Con la pretemporada a menos de 2 semanas de comenzar ya tenemos los primeros debates acerca de lo que será lo que marque las diferencias. Que si la potencia será el factor determinante, que si la zona delantera con los nuevos morros, que si el uso de la tecnología ERS, que si quien ha construido los mejores motores turbo historicamente, que si Newey…pero no hay un acuerdo unánime sobre cual será el factor diferencial. Red Bull, Ferrari, McLaren, Mercedes e incluso Lotus parten a priori como los principales contendientes para luchar por el título mundial.Renault presentó primero el motor y puso nervioso a todos, luego Mercedes soltó el rumor de que habían conseguido 100cv más que el resto,  y Ferrari parecía que iba con retraso.

 LOS CONSUMOS, LA CLAVE DE LAS PRESTACIONES…

Ahora las tornas han cambiado, Renault parece ir con retraso ya que pidió el aplazamientos de los tests de Jerez, el motor Mercedes pesa mucho y temen por el desgaste que la potencia extra va a generar en los neumáticos Pirelli, su talón de aquiles todos los años…y ahora parece que Ferrari ha conseguido el motor más ligero de todos y la ventaja de poder probarlo en pista antes que nadie. ¿En que quedamos, quien llega mejor preparado?

Pues puede que inicialmente los aspectos que se han barajado hasta ahora no sean tan importantes como el que se ha ignorado continuamente: Sí, en una F1 que siempre ha sido prestacional por excelencia, hablar de consumos parece un sacrilegio, pero es hacia donde la han encaminado con las nuevas normas. Motores turbo, cilindrada 1.6, tecnología híbrida…y consumo máximo de 100kg. Todo encaminado a la eficiencia energética. Y decimos que son clave porque los consumos podrían marcar el tiempo durante el cual un motor desarrolla su máximo potencial. O también, visto de otra manera, la forma en la que se puede usar el motor turbo durante todo un gran premio. No es sólo el hecho de que como afectará a los neumáticos la forma de transmitir la potencia por parte del motor, sino el hecho de que cantidad de potencia puede usar el motor durante cada vuelta para no comprometer el consumo.

Si antaño no había límite y el mayor perjuicio era el peso adicional que ocasionaba el añadir más combustible en los depósitos, ahora al existir la cantidad máxima a cargar, muchas carreras pueden terminar siendo procesiones de taxistas en modo “eco” (cuan coche híbrido actual). Eso implica que quien consuma menos, tendrá ganada la posibilidad de usar su motor al máximo de sus prestaciones. O lo que es lo mismo, ganar incluso hasta segundos enteros por vuelta que pueden ser determinantes. Pero ¿por qué exageramos este hecho? porque los datos de reducción de consumo van a ser de hasta un 60%, un valor drástico de un año para otro. Para una idea, nada mejor que ver este estudio realizado por Fanatic.co.uk

EL TIEMPO QUE SE PUEDE EXPRIMIR EL MOTOR AL MÁXIMO

En Monza, donde más se consumió el año pasado (datos del equipo Williams, con motor Renault), se estuvo en unos 165 litros por carrera. En esta ocasión la reducción de consumo llegaría hasta consumir un 60% de lo que se hacía en 2013 para poder conseguir el objetivo de acabar la carrera con la cantidad de combustible actual. Obviamente no en todos los circuitos hay el mismo consumo. Por ejemplo, en Malasia se pasaría de 134 litros de consumo en 2013 a los 81,5 que se darían con esta reducción, lo que entra dentro de ese 60%. O lo que es lo mismo, tendrían la posibilidad de un margen para cargar mucha menos gasolina…o tener un mayor margen de aprovechamiento del motor para llevarlo al máximo de su potencial. Quien haya hecho una mayor reducción de sus consumos, más posibilidades tendrá de emplear el motor a su máximo rendimiento durante una carrera.

Podríamos ver, por ejemplo, monoplazas que se despegan en las primeras vueltas haciendo unos tiempos de infarto…para luego caer drásticamente sus tiempos por vuelta porque de otra manera no llegarían con la gasolina cargada en su deposito. O al revés, monoplazas que fueran en modo “eco” al inicio de la carrera para luego dispararse en sus prestaciones a partir de mitad de la misma. Quien más margen tenga gracias a sus consumos, durante mayor tiempo podrá aprovechar el que pueda tener su motor al máximo rendimiento. Y es más, habrá en circuitos donde ese margen sea mayor (en los que menos se consume), como Mónaco, donde podrían llegar a tener un margen de hasta el doble de lo gastado aplicando esa reducción de consumos “obligada” por normativa…y otros donde ese margen será muy pequeño, como en Monza, donde estarían todos más cerca de su límite.  O visto de otra manera, carreras donde podría haber mucha diferencia entre como se empieza y como se acaba, y otras que sean auténticas procesiones de taxistas.

QUIEN SERÁ EL BENEFICIADO

¿Será Renault, será Ferrari, será Mercedes?…históricamente el motor Renault ha sido el que menos ha consumido de entre los que hay en la F1, pero también sabemos que parecen ir con retraso. Mercedes y Ferrari suelen ser muy gastones, pero los italianos dicen tener un motor muy ligero y si Mercedes ha conseguido tanta potencia, también pueden optar por usar menos de la que tiene el motor, ir menos forzado y consumir menos. Quien sabe, pero algo nos dice que mientras hay quien puede seguir hablando de los morros de los monoplazas, puede que la clave esté en los consumos, así que ¿seguimos hablando de los morros?… La F1 de 2014 no ha hecho más que comenzar.

Por Juan Ávila

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.