Destacadas Prueba Lexus GS300h, tecnología japonesa para luchar contra el poderío alemán

Prueba Lexus GS300h, tecnología japonesa para luchar contra el poderío alemán

0

El Lexus GS300h que nos acompañó durante la pasada semana es una de las berlinas híbridas más interesantes del segmento E Premium. Sus cualidades: bajo consumo, mantenimiento asequible y una estética diferente de las clásicas berlinas alemanas son sus señas de identidad. Pero, ¿es tan buena como parece?

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Lexus es uno de esos fabricantes que me gustan, que me tienen enamorado por su determinación a la hora de tomar ciertas decisiones. La primera de ellas fue apostar por los vehículos híbridos, por creer que el paso hacia el coche totalmente eléctrico debe pasar por ahí. Y la segunda fue el comunicado con el que confirmaban que abandonaban el diesel como combustible para centrarse en la gasolina y en las configuraciones híbridas. Esto es ser consecuente con los principios de una marca y lo demás es solo palabrería.

Hemos sido bastante afortunados al poder ponernos al volante de un Lexus GS300h por tercera ocasión. La primera de ellas fue en la presentación internacional y la segunda una pequeña toma de contacto en las instalaciones del INTA donde pude comprobar de todo lo que es capaz una berlina como esta. Pero en AutoFM nos gusta probar los coches desde un punto de vista cercano y por ello tuvimos durante siete (cortos) días un Lexus GS300h casi de serie, con el acabado Hybrid que aglutinará un mayor número de ventas, sin paquetes FSport, sin añadidos. Es la mejor manera de comprobar lo que ofrece un fabricante de lujo: un vehículo sensacional sin necesidad de caros extras.

 El Lexus GS300h es ante todo una gran berlina

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Echar un vistazo al Lexus GS300h lleva unos cuantos minutos. Es grande, muy grande, y buena muestra de ello son sus dimensiones: 4,850 metros de largo, 1,840 de ancho y 1,455 de altura. Pero lo más llamativo es que su coeficiente de penetración aerodinámico es de solo 0,26, un dato que sitúa a muchos de sus rivales a la altura del betún.

El diseño del GS300h no se ahoga en excentricidades.

Lo más llamativo de este vehículo es la elegancia que desprende por todos sus poros, pese a ser tan grande, pese a no tener ADN alemán. Sus líneas básicas son muy sencillas, no se ahoga en grandes recursos complicados de entender, en Lexus tienen con el GS una berlina clásica, pero que rezuma calidad por los cuatro costados. Y algo más, rezuma elegancia y un aire diferente a lo que estamos acostumbrados si echamos un vistazo a la lista de berlinas más vendidas.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Pero el frontal sí que es diferente. La parrilla tiene una forma trapezoidal, un elemento ya clásico en Lexus y que consigue dar ese toque de unificación en la gama pero con tintes diferenciadores en cada modelo. Este elemento es, quizá, lo más deportivo que tenga el Lexus GS300h.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

En este espacio destacan los faros bi-xenon, de serie en toda la gama, y con la iluminación diurna de tipo LED, quizá menos llamativa que lo visto en el IS, pero tampoco es el mismo cliente al que van destinados estos vehículos.

Las baterías son las causantes de que no se puedan abatir los asientos posteriores.

Si decidimos alejarnos un poco y contemplar el lateral del Lexus GS300h seguro que te darás cuenta de que la línea de cintura está un poco más elevada de lo que acostumbramos, es un simple toque de diseño para que podamos diferenciar esta berlina de otra de su categoría desde cualquier ángulo. Además, y debo destacarlo, las llantas de serie son de 17 pulgadas, algo lógico en una berlina de 1.730 kilogramos y con más de 220 caballos de potencia. Nos hemos acostumbrado a que pequeños compactos equipen llantas mucho mayores, pero en este Lexus se impone la razón.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

En la zona posterior llaman la atención los faros LED y la línea cromada que los une. Estamos ante una boca de carga clásica en el segmento de las berlinas que da acceso a un maletero con 468 litros de capacidad. Y eso que tenemos que matizar que las baterías se sitúan tras los asientos traseros por lo que restan algo de capacidad y condenan su abatimiento, pero en Lexus han sabido cómo ingeniárselas para que no robe mucho espacio.

Si el exterior es elegante, qué decir del interior

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Uno de los objetivos de Lexus con esta berlina era ofrecer, desde el inicio de la gama, un habitáculo confortable, de calidad y muy espacioso. Si el GS300h básico no era capaz de mostrar estas tres cualidades no tenía sentido para la marca japonesa. Por ello quisimos probar el acabado Hybrid, que tiene un precio de partida de 52.100 euros. Por este precio Lexus incluye:

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Pantalla de 12,3 pulgadas con navegador y cámara de visión trasera
  • Sistema de sonido con 12 altavoces
  • Asientos eléctricos
  • Sensor de luces y de lluvia
  • Retrovisores eléctricos y retráctiles
  • Sistema de control de la presión de los neumáticos

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

El salpicadero tiene un diseño muy horizontal, simple, pero porque han querido que la enorme pantalla de 12,3 pulgadas sea el centro de todas las miradas. Es enorme, y en gran medida se nota desaprovechada porque podría usarse para mostrar algo más de información o ser compatible con aplicaciones como Spotify o Coyote, por citar un par. Y quizá el tamaño hace que el sistema se vea en ocasiones lento, puede que porque el manejo del ratón no es tan sencillo como parece y requiere de un pequeño proceso de aprendizaje, o porque estamos acostumbrados a manejar smartphones y tablets que van muy rápido y el Lexus GS300h no. Sea como sea, la pantalla es enorme y se agradece porque la información se ve muy grande. Algo que para conducir es muy importante.

Es una pena que la pantalla se sienta algo “desaprovechada”.

El cuadro de instrumentos presenta una configuración clásica de esferas mezcladas con los indicadores típicos de los modelos híbridos. La pequeña pantalla central situada entre las dos grandes esferas se encarga de mostrar de una manera muy rápida la información básica como el uso del sistema híbrido en tiempo real.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

La consola central presume de tener un diseño sobrio, de líneas muy rectas y clásicas y tan solo vemos dos toques que nos avisan que no estamos en un coche aburrido. El primero es el selector de los modos de conducción: Eco, Normal y Sport, así como un modo EV y otro denominado *Snow. A este selector hay que añadir el ratón con tecnología háptica que sirve para manejar la pantalla central.

Por calidad, qué decir de un Lexus. Todos los ocupantes estarán rodeados de plásticos blandos, una buena seña de identidad. La madera, el cuero y el aluminio son los otros dos elementos que terminan de perfilar este espacio.

Materiales de lujo para el interior del Lexus Gs300h.

Nuestra unidad, por tener el acabado casi básico, no equipaba el exquisito sistema de sonido Mark Levinson que pudimos escuchar con motivo de su presentación internacional. No obstante, y salvo que seas un gran amante de la calidad sonora, con el equipo de serie es más que suficiente. Suena limpio, claro y con una gran riqueza sonora.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

La habitabilidad de las plazas posteriores es muy elevada gracias a una altura libre suficiente para que viaje una persona de 1,95 metros de altura con comodidad, una característica que debe ser bastante clara para determinar el importante espacio que existe para las piernas. Lo malo, el túnel de la transmisión (recordemos que estamos ante un tracción trasera) y que hace que la plaza central sea algo incómoda por no poder situar las piernas como se merece en un vehículo de esta categoría.

Un coche cómodo, ecológico y con dosis de deportividad

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Montarse en el Lexus GS300h, cerrar la puerta, dar al botón de arranque, acercarte al volante y a los pedales gracias a su asiento móvil y no escuchar nada. Esa es la sensación. Salir del parking en modo 100% eléctrico para no despertar a los vecinos y enfilar las temidas carreteras de la periferia de Madrid rodeadas de atascos tratando de no contaminar.

Los asientos son verdaderamente cómodos, y el hecho de que tengan regulación eléctrica para todos los ajustes, igual sucede con el volante, facilita mucho encontrar esa posición perfecta. Como casi todos los vehículos híbridos, la transmisión es automática, de tipo E-CVT con control secuencial simulado gracias a unas levas situadas detrás del volante, y hace que los 223 caballos que emanan de la combinación de sus dos motores, uno térmico con 2.5 litros de cubicaje y 181 caballos y otro eléctrico síncrono de imanes permanentes con una potencia de 143 caballos, se queden algo desiertos.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Según la ficha técnica, el Lexus GS300h pasa de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos alcanzando una velocidad máxima de 190 km/h y con unas emisiones de CO2 de solo 109 g/km, un dato que hace que esté exento del impuesto de matriculación.

El consumo medio oficial es inferior a los cinco litros.

Entre las peculiaridades tecnológicas del Lexus GS300h se encuentra la inclusión de un segundo motor eléctrico encargado de realizar, entre otras funciones, la tarea de parar y arrancar el motor térmico cuando detenemos el coche por un tiempo determinado, así se realiza de una manera muy suave, casi imperceptible para el conductor.

Pero, ¿por qué digo que la transmisión E-CVT mata un poco a este coche? Pues porque está diseñada para hacer girar al motor térmico a su régimen máximo de par y una simulación orquestada por la caja de cambios permite que podamos tener un modo secuencial, que a mi juicio tan solo es útil si seleccionamos el modo Sport y ponemos la palanca de cambios en la posición S. Y además, tan solo le veo utilidad a la hora de suavizar las frenadas.

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Hablar de deportividad en un vehículo híbrido, en una berlina híbrida, es de locos, pero el GS300h no ofrece ciertos tintes deportivos por su configuración mecánica sino por la disposición de la tracción, todo atrás. Algo similar le ocurre, por ejemplo, al BMW Serie 5 dos litros diésel, no es deportivo, pero la tracción atrás le da ese toque diferente y que lo hace un poco deportivo. Y como dije anteriormente, esta sensación, que podría ser maravillosa, se ve mermada por la caja de cambios, que exige un periodo de adaptación para el conductor, que no debe esperar las bondades de una caja de doble embrague, es simplemente, otro tipo de transmisión.

Tracción trasera y reparto de pesos casi perfecto.

El reparto de pesos es casi perfecto con un 51/49, algo que hace de este modelo un coche con un mantenimiento relativamente asequible, con unas inercias bastante controladas que permiten apurar curvas cerradas sin mucho problema. Teniendo en cuenta, eso sí, que estamos ante un modelo que es ecológico, híbrido, y cuyo fin no es llegar el primero sino con el mejor dato de consumo.

Hablemos de consumos, el punto fuerte del Lexus GS300h

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Si alguien se interesa por comprar una berlina híbrida es por el consumo. Y aquí el Lexus GS300h gana por goleada. Uno de los objetivos de probar el Lexus GS300h era comprobar si lo que notamos en su presentación internacional era real. Y para ello nada mejor que rodar muchos kilómetros con él.

Según la ficha técnica el GS300h presenta un consumo medio de 4,7 litros cada 100 kilómetros, algo que aviso es muy complicado de alcanzar, diría que casi imposible. Durante el trayecto que uso para medir el consumo, que tiene, en función del día, un 70% de autovía y un 30% de ciudad, en modo Eco pude lograr un consumo de 5,6 litros, según el ordenador de abordo. Y esto realizando una conducción muy, muy eficiente, extremadamente lenta y que consigue ser aburrida.

El consumo medio real se sitúa entre los 5,6 y 6,2 litros a los 100.

Si cambiamos el chip y queremos conducir de una manera más relajada, sin estar obsesionados con el consumo, la media sube hasta los 6,2 litros. Y ese para mí es el consumo lógico para un modelo con 223 caballos. Es un grandísimo dato, a la altura de los diésel actuales y que da que pensar, y mucho.

Como nota curiosa, el Lexus GS300h se desenvuelve a la perfección por la ciudad y los atascos gracias a su motor eléctrico. En esas situaciones es dónde el consumo es muy reducido, rozando los 5 litros.

La importancia de contar con un mantenimiento asequible

Prueba-Lexus-GS300h-AutoFM

Lexus ha querido priorizar un dato, el del ahorro a largo plazo, no solo a la hora de echar gasolina. Y ese aspecto es el del mantenimiento. Según la marca este ahorro puede llegar hasta los 1.700 euros en cinco años gracias a que los frenos sufren mucho menos desgaste gracias a la acción del sistema híbrido y la frenada regenerativa.

Desde la propia marca han realizado diferentes simulacros obteniendo los siguientes datos:

  • Los discos de freno pueden durar hasta 90.000 kilómetros.
  • La batería tiene una garantía de 15 años.
  • No tiene ni correas, ni filtro de partículas, ni embrague.
  • El sistema híbrido carece de mantenimiento y su vida útil es la del coche.
  • Un juego de neumáticos puede durar 90.000 kilómetros.
Prueba
Diseño exterior - 8,5
Diseño interior - 8
Habitabilidad - 8
Seguridad - 7,5
Tecnología - 9
Motor - 8,5
Comportamiento - 7
Precio - 8,5
Amante del motor que siempre ha podido cumplir sueños. He trabajado en televisión, radio e Internet escribiendo sobre casi todo. Experto en redes sociales y en gestión de equipos humanos y de contenidos.

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta