Destacadas Prueba del Peugeot 208 GTI, una fiera amaestrada

Prueba del Peugeot 208 GTI, una fiera amaestrada

0
208 Gti

No es la primera vez que las siglas “GTI” acompañan a un modelo de la marca del León, algunos como el 205, 309, 306, o 206 han llevado este apellido y aún son recordados años después. A diferencia del 207 que tuvo una variante “RC”, Peugeot ha querido volver a recuperar estas siglas para denominar la versión deportiva de su modelo 208, haciendo que vuelva de nuevo ese espíritu  que tenían sus antecesores.

Este nuevo 208 se ha comparado mucho con el mítico 205 GTI, ya que en cierto modo son “abuelo” y “nieto” y ambos modelos heredan la esencia deportiva de la marca. No obstante, la diferencia de edad entre uno y otro se hace notar al igual que la evolución mecánica. Para hacernos una idea, el 205 estaba disponible con dos propulsores, un motor 1.6 de 115 Cv y un 1.9 de 130 Cv, mientras que el 208 monta un 1.6 que rinde 200 Cv…¿Logrará dejar el buen sabor de boca que dejó aquel modelo de antaño?

Discreto pero con carácter

208 Gti

Cuando nos ponemos delante de este 208 GTI nos damos cuenta que estamos ante un coche discreto, con ciertos toques deportivos pero lejos de las estridencias Los paragolpes más grandes, el alerón de la luneta trasera, la doble salida de escape y las llantas en 17″ de diseño específico denotan que estamos ante la versión más deportiva hasta la fecha del Peugeot 208. Además, las siglas “GTI” están presentes en el portón y en los extremos de las ventanillas traseras, algo que recuerda al antiguo 205.

208 Gti

En la parte delantera presenta unos faros con un diseño original, con luces diurnas con tecnología tipo LED. Alrededor de la calandra se encuentra una tira en color cromado, también presente en el embellecedor de  los antiniebla y en la carcasa de los retrovisores, dándole un toque muy elegante. Las pinzas de freno están pintadas en color rojo, que aportan deportividad al conjunto y “muerden” unos discos de freno delanteros de 302mm y traseros de 249mm.

Cuidado hasta el más mínimo detalle

Nada más entrar en el 208 GTI, te sientes como si estuvieras sentado en un “playset” frente a cualquier videoconsola. Gracias al pequeño volante multifunción de tres brazos tapizado en cuero y achatado en su parte inferior, el puesto de conducción es realmente deportivo. Hay que señalar que esto puede ser un inconveniente para personas de talla baja-media por que la parte superior del volante hace que el cuadro de mandos se vea  con cierta dificultad, sin embargo para personas de talla media-alta es realmente cómodo y trasmite muchas sensaciones.

208 Gti

El sistema multimedia y de navegación esta integrado en la pantalla táctil situada en el centro del salpicadero, contando con entrada auxiliar y puerto USB. El sistema de climatización digital, se encuentra debajo de esta. El color rojo predomina en el interior, estando presente en los tiradores de las puertas, alrededor del aireador central, en las costuras de la funda del freno de mano y palanca de cambios, así como en los asientos delanteros y en sus orejeras. El pedalier es de aluminio, al igual que el pomo de la palanca, son detalles que marcan la diferencia.

Tanto los asientos delanteros como los traseros están tapizados en cuero. Los delanteros, recogen el cuerpo a la perfección gracias a las grandes sujeciones laterales y son muy confortables. En la parte trasera el espacio para dos ocupantes es perfecto y la capacidad del maletero es más que correcta, contando con 285 litros.

208 Gti

Respuesta progresiva

El 208 GTI esconde bajo el capó un propulsor 1.6 THP con un turbocompresor de doble entrada, inyección directa y distribución variable. Este motor desarrolla 200 Cv y un par máximo de 275 Nm, acelerando de 0 a 100Km/h en 6,8 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 230 Km/h. A pesar de ser turbo, el motor no resulta explosivo, el 208 GTI presenta una respuesta moderada y progresiva haciendo que funcione bien a bajo-medio régimen y no echando de menos falta de potencia en la zona alta del cuentavueltas.

208 Gti

La caja de cambios es manual de seis velocidades, cuenta con unos desarrollos más bien cortos y funciona francamente bien, aunque presenta un tacto algo esponjoso. El consumo no se dispara en exceso haciendo una conducción normal, estamos hablando de una media de 6,5-7 litros/100 km circulando por autovías a velocidades legales. Sin embargo, cuando empleamos una conducción deportiva y nuestro pie derecho se hunde más de la cuenta la media un poco más pero nada exagerado para tratarse de este coche.

El Peugeot 208 GTI se caracteriza por su comportamiento equilibrado

Los primeros metros los recorremos por ciudad, pese a ser un modelo deportivo no es incómodo y debido a su contenido tamaño (3,96 metros) resulta muy fácil desplazarse. En autovía la suspensión absorbe sin problemas las imperfecciones del asfalto y el sonido que emite el sistema de escape, es muy discreto, por lo que  no resulta incómodo ni molesto en un viaje largo .

208 Gti

Gracias a las modificaciones que ha sufrido esta versión como el ensanche de vías (delante 10 mm y detrás 20mm), la suspensión y barras estabilizadoras se convierte en un modelo muy competente. Por carreteras reviradas o puerto de montaña es  noble, transmite buenas sensaciones y en la salida de las curvas apenas existe perdida de tracción. La dirección es precisa y la frenada es efectiva. Si bien, en algunas ocasiones el eje trasero te avisa de su perdida de adherencia, pero controlable en todo momento.

Conclusión

Después de probar el 208 GTI debemos decir que ha cumplido nuestras expectativas, es un coche con espíritu deportivo, ágil, rápido y sobre todo…polivalente. Tal vez no sea el más “rabioso” entre sus competidores directos como el Clio RS o el Fiesta ST pero lo más destacable a su favor es que te permite usarlo para todo: viajar, usarlo a diario por ciudad, irte por un puerto de montaña o meterte en un circuito en un momento dado…

Su precio es de 22.900€, una cantidad que lo convierte en una de las principales opciones de compra de este segmento. Si lo que buscas es un coche pequeño con carácter deportivo pero que te permita usarlo en el día a día, esta es tu mejor opción. Si por el contrario buscas agresividad, y que tu hábitat los fines de semana sea las carreteras de montaña y los circuitos…hay que valorar otras modelos del segmento.

Álvaro Turiel

 

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta