Destacadas Presentación y toma de contacto del Mitsubishi Outlander PHEV

Presentación y toma de contacto del Mitsubishi Outlander PHEV

0

Te presentamos la toma de contacto del Mitsubishi Outlander PHEV, un vehículo revolucionario desde la concepción hasta ser el primer SUV hibrido enchufable en fabricarse a gran escala. ¿Sera una alternativa real a los SUV que equipan motores diésel?

Mitsubishi fue de las pioneras en apostar por un coche eléctrico “real”, si damos algunos pasos atrás hasta 2006 nos acordaremos del Mitsubishi i-MiEV, un urbano eléctrico enchufable que nos adentró a muchos de los usuarios del mundo de las cuatro ruedas a la tecnología eléctrica para moverse por las ciudad.
Pues bien, han pasado ya muchos años desde esa aventura tecnológica de la marca del triple diamante, después de su experiencia en el terreno eléctrico con unos de los coches hasta la fecha que más ha popularizado este tipo de vehículos en las ciudades ahora nos vuelve a sorprender con el “primer SUV hibrido enchufable” lleno de soluciones tecnológicas tan innovadoras como el i-MiEV antes mencionado.

Un hibrido eléctrico enchufable “muy real”

El Mitsubishi Outlander PHEV además de estrenar la tecnología hibrida enchufable en su segmento, es el primer SUV de su categoría donde también integra la tracción total permanente gracias a dos motores eléctricos de 60kW que actúan en los dos ejes. Una experiencia ir por el campo en modo eléctrico.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-17

No es un SUV más.

No se puede negar que los SUV, los todocaminos están de moda, cada vez más son los que eligen este tipo de vehículos para renovar su antiguo coche o comprar su primer automóvil. Los motivos, ya lo hemos mencionado muchas veces, la altura superior en el puesto de conducción, una sensación ficticia de seguridad en comparación con una berlina tradicional, más espacio que una berlina….etc.
Pero tenía un “pero” muy grande,los consumos, que se incrementaban en comparación con una berlina tradicional, pues bien, Mitsubishi ha encontrado la clave para eliminar este pero, gracias a la hibridación enchufable.

Esta versión del Outlander viene muy bien equipada, es muy confortable, lujoso y se mueve bien por ciudad, gracias a su modo eléctrico, consiguiendo cifras de aceleración que supera a sus hermanos con motores gasolina o diésel, a pesar de tener 300kg mas.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-14

El Mitsubishi Outlander PHEV, tecnología muy útil.

Este nuevo Mitsubishi Outlander híbrido enchufable dispone de tres motores, dos eléctricos y uno de combustión interna de gasolina, que se coordinan a la perfección mediante tres modos de conducción de manera automática, dado que este modelo no dispone de caja de cambios.

El motor tradicional es un propulsor de gasolina DOHC MIVEC, de 2.0 litros, que alcanza los 121 CV de potencia con 190 Nm de par, pero que solamente envía su fuerza al eje delantero en uno de las tres modos de conducción. También sobre las ruedas delanteras actúa uno de los dos motores eléctricos, alojado bajo el capó a la izquierda y que rinde 60 kW/82 CV con 137 Nm de par.
En el eje posterior descubrimos un segundo motor eléctrico de 60 kW/82 con 195 Nm, que va justo debajo del maletero.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-12

El paquete de baterías de iones de litio tiene 12 kWh de capacidad, se sitúa bajo el suelo del habitáculo y está compuesto por 80 celdas refrigeradas por aire. La pila ofrece en conjunto 300 V y solamente quita unos 45 mm de altura libre al suelo en el interior. El depósito de combustible tiene 45 litros (15 menos que en el Mitsubishi Outlander normal) y está situado bajo los asientos posteriores. Como podemos leer todo el conjunto se ha pensado para tener este “extra de peso y de conjuntos tecnológicos” lo más abajo posible para que no penalice la conducción, y lo han conseguido por que al moverte con el Outlander hibrido enchufable por carreteras reviradas no te da la sensación de llevar un vehículo de 1800kg, es ágil y no penaliza su comportamiento. El centro de gravedad se baja unos milímetros consiguiendo que el conjunto reaccione magníficamente.

Tenemos la posibilidad de conservar o recargar las baterías durante la marcha, una propuesta genial y que nos ha gustado mucho. Encontramos al lado de la palanca de marchas automáticas dos botones, una donde podemos escoger la opción SAVE o CHARGE. Dependiendo del uso que le vamos a dar al Outlander PHEV, el Save es para aprovechar al máximo las baterías y conseguirla optimizarlas aún más, y el Charge para ir recargándola mientras funciona en modo eléctrico, es como un generador externo de gasolina para ir cargando las baterías.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-5

3 motores, 2 electricos y uno gasolina convencional

Como ya te hemos presentado anteriormente el Mitsubishi Outlander PHEV es un hibrido enchufable el cual ofrece dos modos de carga eléctrica por medio de la red eléctrica para sus baterías, mediante dos tipos de enchufes que se sitúan en el lado opuesto a la boca de llenado del carburante, es una tapa extra al otro lado donde disponemos de la tapa tradicional para echar gasolina.
Encontramos dos enchufes, el doméstico convencional a 230 V y 10 amperios, con el que cargamos las “pilas” en 5 horas y puede gestionarse de manera remota gracias a una aplicación de Smartphone o Tablet, y también encontramos una toma de enchufe trifásico para la recarga ultrarrápida “Chademo” a 300v que puede conseguir el 80% de las baterías en tan solo 30 minutos.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-11

El futuro ya está aquí

Llega el momento que muchos esperabais, donde nos adentramos a nuestra experiencia al volante de este novedoso Mitsubishi.
Abrimos la puerta y lo primero que nos llama la atención el toque refinado de su interior, como se diría coloquialmente “lo tiene todo” cámara trasera, asientos calefactables, gps, sensor de lluvia, luces…. Un largo etc…
Nos sentamos y ya no solo valoramos las grandes proporciones de este SUV si no por dentro también es muy amplio, con una gran cota de habitabilidad y muy bien aprovechado el espacio. Un punto muy importante a la hora de adquirir este tipo de vehículos, pero este no es un “todocamino” más, estamos sentados en el primer SUV hibrido enchufable que se fabrica en serie, además de ser también el primer 4×4 de este tipo.
Insertamos la llave en un hueco habilitado para este menester y arrancamos, bueno si se puede decir arrancar, digo esto porque el silencio adorna a nuestros oídos, lo idóneo sería que encendemos este Mitsubishi, sorprende que un coche tan grande en proporciones tenga la cualidad de ser eléctrico.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-25

Al ser una de las características principales de este coche, viene con los mencionados 3 modos de conducción el ‘EV puro’ (eléctrico puro), ‘Híbrido serie’ (el motor de combustión se activa automáticamente y exclusivamente para funcionar como generador) e ‘Híbrido paralelo’ (asume la función de motor principal el motor de combustión interna). Nos acostumbramos, nos vamos acomodando a estas tres funciones, modos de conducción y salimos del garaje, eso sí, en modo EV puro, es una experiencia ir por la ciudad de Madrid con un automóvil de 1800kg con la sensación de llevar un vehículo mucho más ligero. Su comportamiento es excepcional, y por la ciudad el consumo de eléctrico es moderado, tenemos una autonomía media de 50km, de los cuales tenemos que decir que llevándolo con una conducción moderada se puede cumplir.

50 kilometros de autonomia en modo electrico

Ahora nos aborda las dudas, ¿se moverá tan bien por la carretera?, abandonamos la gran urbe de Madrid y nos adentramos a la autopista, hasta los 100km/h nos sigue acompañando el modo “EV puro”. Nos echamos al carril derecho y verificamos que se mueve perfectamente en modo eléctrico hasta los 100 km/h, eso sí en un riguroso silencio que a veces interrumpe algún silbido aerodinámico leve. En esta ocasión el consumo eléctrico se dispara, y comienza a mermar la capacidad de la “pila” y la autonomía para viajar exclusivamente en modo eléctrico. Con lo que comienza nuestro “modo ecológico” es decir, este Outlader detrás del volante dispone de dos levas, una para subir y otra para bajar un curioso sistema de frenos-kers o frenada regenerativa, que aprovecha la inercia del automóvil para generar electricidad e ir cargando las baterías.
Con la leva izquierda aumentamos la intensidad del freno-kers y con la leva derecha debilitamos la intensidad del freno-kers. Una vez acostumbrado pudimos sacar en una conducción normal en carretera casi 8 km más de autonomía. Esta frenada regenerativa también se activa cuando levantamos el pie del acelerador o frenamos con el pedal del pie.
Ya pudimos ver que en modo eléctrico sin sobrepasar los 100km/h este tecnológico Mitsubishi se comporta correctamente, vamos a ver si lo hace igual de bien en “Hibrido Paralelo” o lo que es lo mismo con el motor de combustión interna de gasolina, como casi todos los híbridos, no dispone de caja de cambios, con lo en un momento dado pisamos al máximo el acelerador y un sonido ronco pero leve se instala en el habitáculo, y sube la velocidad rápidamente, no es un deportivo, pero se defiende bien para tener un adelantamiento en cualquiera carretera comarcal de nuestra red viaria.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-2

En el cuadro de instrumentación podremos encontrar en el reloj de la izquierda el tipo de conducción que llevamos, se divide en Charge (se carga la batería) Eco (gasta kwh o gasolina pero de manera correcta para conseguir un consumo bajo) y Power (cuando necesitamos una potencia extra y pisamos el acelerador con intensidad se sitúa en este régimen), en el centro el ordenador de abordo donde nos informa de medias, consumos, trip…etc, y el reloj de la derecha un velocímetro clásico.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-7

Conducción Off Road con un 4×4 eléctrico hibrido enchufable

Otra de las cualidades de este Mitsubishi Outlander PHEV es que es un 4×4 constante, con lo que siempre tendremos las cualidades de tener una tracción total, y no nos íbamos a quedar sin probarlo, nos metimos en unas pistas de tierra, otro de los territorios que se mueve a la perfección. No le pidamos que cruce un gran un rio o le exijamos una excursión a campo a través cruzando valles, para eso está el Montero, este Outlander PHEV es perfecto para salir los fin de semanas con la familia al campo. La tracción total funciona muy bien, es rápida y precisa y no tiene muchas pérdidas de tracción a pesar de su peso y de su tamaño.
Y ahora viene lo mejor de todo combinando un trayecto urbano, autopista, carreteras comarcales y pistas de tierra, conseguimos la maravillosa cifra de 4 litros de consumo de gasolina cada 100 kilómetros. Una cifra imposible para cualquier motor diésel para el tamaño de este Outlander, con lo que el objetivo de Mitsubishi se ha cumplido a la perfección, conseguir un SUV del segmento del Outlander perfecto para el día a día.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-24

Diseño moderno y no estridente.

Algunos fabricantes están apostando por diseños modernos y llamativos para sus variantes eléctricas o hibridas, otros como en el caso del Outlander PHEV han elegido un diseño moderno pero sin ninguna extravagancia, muchos de los usuarios que se crucen con él por la vía se darán cuenta que es un hibrido enchufable por la ausencia de ruido en el modo eléctrico, o por tener dos tapas en cada lado del coche, pero por el resto es un automóvil “convencional”.
El interior también es convencional, aprovecha la** gran pantalla para el gps** para dar información complementaria de los modos de conducción, carga de la pila, gasto de combustible o de las baterías, también lo hace en el ordenador de abordo en el cuadro de relojes, y lo que cambia de un Outlander tradicional es la inserción de dos botones al lado del pomo de selección de la marcha automática los anteriormente mencionados “Charge y Save”
En esta versión eléctrica del Outlander no tiene la opción de 7 plazas, ya que equipa en el eje posterior un motor eléctrico y esto hace que se reduzca 14 litros de capacidad, pero no por ello este PHEV del Outlander es parco en maletero, ya que firma 463 litros de capacidad.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-20

Un eléctrico para la ciudad, carretera y campo

Tengo que declarar que este Mitsubishi Outlander PHEV me ha gustado, la casa japonesa ha hecho un gran trabajo.
Se ha notado un gran trabajo de ingeniera para conseguir casi un perfecto silencio en modo eléctrico dentro del habitáculo, unas transiciones entre los 3 modos de conducción casi inapreciables, tienes que mirar la pantalla del ordenador de a bordo para asegurarte en que modo de conducción estas, una potencia adecuada para mover perfectamente este gran SUV, tener tracción total permanente, unos consumos bajos y contenidos, teniendo la opción de transportarnos en modo eléctrico durante 50 kilómetros tanto por la ciudad como por la carretera. Y un equipamiento muy completo
Todo este conjunto por 42.000€, que poco no es, pero tampoco mucho si valoramos y hacemos cuenta de lo que estamos contemplando. Un gran SUV con un consumo muy bajo, muy equipado, con gran calidad de rodadura y ágil. Si a los 42.000€ le descontamos 3000€ de la campaña de lanzamiento y a la espera de confirmar el Plan Movele de gobierno que también será un gran descuento y aliciente para comprar este vehículo, nos encontraremos posiblemente con este Mitsubishi por poco más de 35.000€ un precio muy bueno.

mitsubishi_outlander_phev_autofm-21

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta