Competición La F1 se desmelena…¿Por qué?

La F1 se desmelena…¿Por qué?

La F1 se desmelena, no hay duda tras lo visto en las 3 últimas carreras. Gran Bretaña, Alemania y Hungría han sido escenarios de lo que puede llegar a ser este deporte, de lo bonita que pueda llegar a ser una carrera de F1 cuando los pilotos dan rienda suelta a sus instintos. La pregunta, en todo caso, está ahí ¿por qué en estas 3 últimas carreras?¿que les han dado a los pilotos y a los equipos para que nos hayan deleitado con estos 3 carrerones?. Varias pueden ser las respuestas, pero nosotros vamos a intentar dar las nuestras, a ver si conseguimos acercarnos un poquito a la verdad…

Ahora que los equipos conocen los monoplazas, arriesgan más

La primera de las razones que podemos dar es una de la que ya avisamos a principios de temporada: los pilotos y los equipos arriesgarán más cuando mejor conozcan los límites de sus monoplazas. Algo que parece muy obvio se convierte uno de las principales argumentos para lo visto en las 3 últimas carreras. La F1 empezó con los equipos temiendo por la fiabilidad de sus motores, por sus consumos, inéditos en carrera, o por lo que se podría hacer con unos neumáticos que tendrían que aguantar unas fuerzas nuevas, con la degradación como gran incognita. Eso, unido a las evoluciones previstas para la carrera del Gp de España, hacía clave el hecho de comprender el nuevo escenario de esta temporada, sin tomar riesgos innecesarios que dificultaran la comprensión para poder enfocar correctamente las mejoras. Pagamos, de alguna manera, el precio de introducir unos cambios tan grandes en esta nueva temporada. Mucho por comprender, mucho por desarrollar, mucho en juego en las primeras carreras…como para arriesgarse dando a los pilotos rienda suelta para hacer lo que quisieran.

Algunos equipos tienen más libertad al haberse descartado ya de la lucha por el Campeonato

Sin duda, esta es una de las razones que podrían demostrar el porqué la F1 ha mutado tan radicalmente en estas 3 últimas carreras. Pero no son las únicas. Hay más lógicamente. Una de ellas es el hecho de que un único equipo se juegue el mundial con sus 2 pilotos y el resto luchen básicamente por lucirse y sumar los máximos puntos en cada carrera, sabiendo que están fuera de la lucha por el Campeonato. Esto, que a priori parece una contradicción, tiene una explicación: poca presión por alcanzar ya glorias imposibles. De alguna manera, el que se haya declarado tan rápidamente quienes van a luchar por el título hasta final de temporada parece haber quitado presión a algunos equipos que ven como pueden dejar via libre a sus pilotos para luchar de manera libre en pista, una vez conocido el monoplaza en las primeras vueltas. Porque por un momento ¿alguien se imagina las actuaciones de Ricciardo, corriendo con total libertad, si Red Bull hubiera dado con otro monoplaza Campeón y Vettel estuviera ganando, con opciones de pelear el Campeonato? Lo cierto es que esta actitud con Ricciardo obedece a dos factores: uno, el ser de su propia escuela (muy importante) y otra, el hecho de que luchar por pódiums y victorias puntuales es lo máximo que toca este año. En esa situación, Ricciardo, con su simpatía y sus actuaciones, está haciendo mucho por la imagen de Red Bull, y eso cuenta en la pista a la hora de dejarle hacer. Por no hablar de los Williams, que se han encontrado un coche muy competitivo y del que no se terminan de creer a donde les puede llevar. Esto último, de alguna manera, les hace correr sin presión alguna, y luchando pensando más en recopilar puntos y dar espectáculo que en lucharle las victorias a los Mercedes de Hamilton y Rosberg. De Alonso se puede hablar lo mismo. En Ferrari están centrados ya en el coche del año que viene, y con Alonso y Raikkonen hay via libre para que se la jueguen porque este año se da ya por perdido. De alguna manera, a la hora de batallar, se toman más riesgos que si hubiera algo en juego.
Conocen los monoplazas y los pilotos tienen menos presión…

la F1 más apretada que nunca

Todo esto está muy bien, pero ¿Y Rosberg y Hamilton?. En este sentido, en el comienzo de temporada, les han dado manga ancha a la hora de jugarse las posiciones en carrera, no han existido limitaciones dada la superioridad del monoplaza sobre la competencia. Pero es ahora, en la segunda mitad del año, cuando Red Bull se suele recuperar y cuando los puntos importan mucho más para no perder un Campeonato que parece seguro, cuando seguramente la lucha en pista estará más maniatada. Hasta ahora han tenido vía libre porque Mercedes no tiene rival, y eso ha permitido verlos luchar con el cuchillo entre los dientes. Pero hoy mismo ya se ha visto el primer intento de orden de equipo y seguramente se intensificara en las siguientes carreras. Pero como hemos dicho, tanta superioridad les ha permitido dar cierta libertad de lucha a sus pilotos, y por lo tanto el espectáculo ha salido ganando.

Seguramente habrá muchas más razones, pero como primer acercamiento parecen teorías válidas para justificar lo que hemos visto en estas últimas 3 carreras. ¿Cambiará el resto del año?. Difícil saberlo, porque el factor circuito también ejerce su influencia, pero lo que sí podemos adelantar es que la valentía demostrada en pista por aquellos que nos han hecho vibrar estos últimos grande premios permanecerá porque el conocimiento y la ausencia de presión ya se lo permite. Alonso y Ricciardo seguirán ofreciendo actuaciones interesantes, los Williams no tienen nada que perder, Raikkonen querrá dejar brochazos de su clase dadas sus actuaciones de la primera parte del año y sólo la duda de lo que harán los pilotos de Mercedes nos hacen albergar ciertas dudas. Hamilton no se dejará ganar, Rosberg tiene una oportunidad única y el equipo tendrá una difícil tarea si los quiere dirigir con órdenes de equipo. Queda toda la mitad de temporada por delante, con el clásico despertar de Red Bull mediante. Si quereis ver F1 de la buena, con luchas en la pista, podéis tener por seguro que no habeís visto las únicas tres carreras emocionantes de la temporada. Hay más por venir. Seguro.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta