Noticias Un cara cara, entre el Lamborghini Aventador y el Tesla Model S

Un cara cara, entre el Lamborghini Aventador y el Tesla Model S

0

Casualmente el Tesla Model S P85D tiene la misma potencia que el Lamborghini Aventador. Curiosamente todavía no se había producido ningún cara a cara entre estos dos coches de ensueño.

Uno por su tecnología y su decisión radical de apostar por la electricidad como única forma de “combustible” y el otro… el otro es uno de los Lamborghinis que nos han vuelto hacer suspirar y amar a esa marca italiana.

En el siguiente vídeo que podréis ver debajo de este artículo, podrás ver una cara carrera de velocidad o lo que es conocido como Drag. Veremos a estos dos superdeportivos aprovechando al máximo su “musculo”. En el tesla los motores eléctricos y en el Lamborghini el motor de gasolina V12 atmosférico.

Si tiramos de datos oficiales, el Lamborghini marca un 0 a 100 kilómetros horas en tan solo 2.9 segundos, mientras que el Tesla se queda en 3.2 segundos. Viendo la diferencia entre ambos, adelantamos que la carrera debe estar muy “competida”.

El tesla padece la lacra de los coches eléctricos, tener que llevar encima las pesadas baterías. Si lo comparamos con el Aventador pesa más de 386 kg. Pero también es cierto, que para este tipo de carreras los motores eléctricos salen más beneficiados, ya que desde el primer segundo entregan el par máximo a las ruedas.

Lo mejor será que veamos el vídeo y descubramos quien es el vencedor de este lance entre el Lamborghini Aventador y el Tesla Model S.

[Fuente: Rego Apps]

Ingeniero técnico en Diseño Industrial, especializado en diseño del automóvil. Es el director del programa y de la web, un loco del mundo del motor y en especial de los coches clásicos y de su historia. Comenzó en otros medios reseñables de cuyo nombre no se quiere acordar por no dar publicidad y acabo dirigiendo un programa de automóviles llamado AutoFM. No le apasionan los electrodomésticos con cuatro ruedas aunque entiende que existan, es de la vieja escuela acelerar y rezar.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta