Competición McLaren-Honda…una continua incertidumbre

McLaren-Honda…una continua incertidumbre

McLaren, el equipo de Woking, no ha comenzado la pretemporada como hubieran deseado. Tras los tests de Jerez y esta primera tanda de días en Barcelona, lejos de despejar las incertidumbres, las han ido oncrementando. La escudería de Ron Dennis se enfrenta al hecho de ver poner a punto un monoplaza completamente nuevo en su concepto, con un propulsor que nace y se enfrenta a sus primeros kilómetros en pista reales. El diseño promete, el motor también, pero el conjunto, la unión de ambos, no termina de funcionar. ¿Qué pasa en McLaren-Honda?¿Llegarán a Australia con los deberes hechos o no podrán completar ni la Calificación ni la carrera?

Hay dos formas de abordarlo todo: viendo la botella medio llena o medio vacía. Y aquí podemos explicar las dos. La primera, la teoría de la botella medio llena nos dice que Renault se enfrentó a peores problemas el año pasado, en la que no conseguían dar demasiadas vueltas seguidas, con el motor sufriendo cada pocas vueltas. Nadie apostaba a que los monoplazas motorizados por la firma francesa fueran a dar más de 10 vueltas seguidas e Australia. Y luego con Red Bull se hicieron con un pódium en Australia y con tres victorias en el cómputo del año. La diferencia, quizás, es que en esa situación tenían 4 equipos con los que estudiar los datos, con los que acumular vueltas. En esta ocasión, para bien y para mal, Honda se ha centrado en un único equipo. Y eso implica ventajas e inconvenientes. Desde la botella medio vacía se puede optar por decir, en cambio, que al ser el único equipo motorizado por Honda, apenas tienen datos que recopilar cada día más allá de los aportados por el coche que ruede cada día. 1 vehículo al día por 4 que tenía Renault el año pasado. Es en este aspecto donde las palabras de Boullier adquieren mayor sentido: “estamos al 50% de donde deberíaos estar”. Bajo ese prisma, la situación de McLaren-Honda preocupa ya dentro del seno del mismo equipo.

Pero si esos problemas mecánicos de motor no parecieran poco, en el día de hoy se ha dado una nueva circunstancia. Alonso, pilotando en el último día de la 2ª tanda de tests, ha tenido un accidente contra el muro que ha disparado las elucubraciones. Que si Alonso no respondía al principio durante 10 minutos tras el accidente, que si el accidente fue por un mareo, por una descarga eléctrica, por una rotura de suspensión, o por una ráfaga de viento. El hecho es que algo ha sucedido para que McLaren diera por concluida la jornada de tests y no permitiera a Jenson Button continuar con el programa. En una escudería en la que cada vuelta dada es oro puro, ha extrañado la decisión teniendo en cuenta que la versión oficial descartaba problemas en el coche o en el piloto. Partiendo de la teoría de que el coche no hubiera tenido ningún problema, carece de sentido no intentar reparar lo que parecían reparaciones menores, de chapa y pintura, que una vez hechas, podrían haber significado dar unas valiosísimas vueltas por parte de Jenson Button y McLaren. Veinte vueltas en el día de hoy eran muy poca cosa como para no intentar dar algunas vueltas más. Retirarse antes de tiempo parecía confirmar que el coche tenía algún tipo de problema que querían revisar antes de arrojar a la pista a otro piloto de la escudería, fuera eléctrico o de suspensiones.

Y en esta situación estamos, con un equipo que a falta de un mes, cada día que avanza genera más incertidumbre que certezas. Honda tiene el compromiso de no venir de paseo a la F1. Quieren ganar, a toda costa. Y su inversión e intenciones van en ese sentido. Igual que en McLaren. Pero la duda que planea estos días es si la habitual burocracia japonesa jugará en contra de esos deseos. La distancia y la logística a sortear es un inconveniente que sólo con una forma de ser muy concretar se puede sortear. La rapidez de reacción por encima de todo. Y ahora falta saber si los japoneses aprendieron la lección. Los tiempos han cambiado y necesitas ahora de un plan A, un plan B y un plan C antes de ir a unos tests o un gran premio. La logística no permite dejarlo todo a la improvisación, y como hemos visto durante estos tests, el tiempo es oro y de nada sirve recibir una pieza 24 horas más tarde de lo previsto si con eso se pierde un día de los 12 contados que tiene la pretemporada. Ni uno más, ni uno menos. Honda y McLaren han asumido riesgos, como todos los diseños de Prodromou siempre conllevan. Aun está en la retina ese MP4-18 que nunca llegó a debutar y que puso a Newey y su equipo en el disparadero por entonces. Ahora no está Newey, pero sí su discípulo de por entonces, Prodromou. Alonso se quejaba de que en Ferrari pecaban de conservadurismo. Esperemos que en McLaren-Honda no se tenga que quejar de lo contrario. Es pronto y lo normal sería que llegaran a Australia con los deberes hechos…para competir al menos. La temporada es larga y la aventura es a 3 años. Desde ese punto de vista, esto no ha hecho más que comenzar. Tiempo al tiempo…

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta