Competición Ferrari y McLaren: las promesas incumplidas…

Ferrari y McLaren: las promesas incumplidas…

Alonso y Vettel, "promesas que no valen nada"...

Temporada 2014. Dos equipos antaño grandes llevan varias temporadas sin oler un Campeonato del Mundo. Y para darle la vuelta a la situación acometen dos fichajes estrella, una “estrella” cada uno. Y sí, hablamos de sus pilotos. McLaren ficha a Fenando Alonso, el indiscutible piloto nº 1 de la parrilla. Ferrari, el equipo “traicionado”, maniobra a tiempo y ficha a Sebastian Vettel, todo un Tetracampeón del Mundo. Los dos equipos creen en sus respectivas apuestas. McLaren se hace con los servicios del astuariano tras muchos meses de cortejo. Ferrari ficha al alemán de manera más fulminante, pues el sueño de Vettel de vestir de rojo ayuda a ello…bueno, eso y los 28 millones que le ofrecen según los últimos datos disponibles. Cada uno hace su particular negocio: Alonso se hace con 35 millones por temporada y Vettel con 28. Hambre no pasarán

Sin embargo las promesas deportivas fueron las principales motivaciones de ambos para cambiar de aires. Vettel fue humillado en 2014 por Ricciardo, Alonso vivió una temporada para olvidar en lo que a éxitos se refiere (obviando el hecho de masacrar a Raikkonen, que cuenta y mucho). Ambos querían salir de sus equipos por diferentes motivos. Vettel no podía arriesgarse a que Ricciardo le batiera por segundo año consecutivo, pues su prestigio caería en picado después de 4 años de dominio con una maquina perfecta. ¿Quien iba a creer entonces que sus éxitos no fueron motivados principalmente por su máquina? Si ganaba a Ricciardo, no tendría mérito, pues se vería como lo normal, lo que debería haber ocurrido un año antes. Alonso llevaba 5 años en Ferrari y estaba suficientemente quemado. Los Campeonatos no llegaban y 5 años es el margen suficiente para poner a prueba la paciencia de un piloto gambriento siempre de éxito. Si en 5 años Ferrari había ido cada temporada un poco más cuesta abajo ¿Qué razones tenía para creer que en 2015 iba a ser diferente? Ninguna. Ambos estaban pues destinados a cambiar de equipo. Alonso quería ganar, Vettel vivir el mito. Para los dos era el momento: Vettel llegaba ya con 4 titulos, su lugar en la historia estaba asegurado. Sólo le faltaba vivir el mito Ferrari. Su además ganaba ya un Campeonato con ellos, sería inmortal. A Alonso se le consideraba el mejor piloto de la parrilla, eso ya lo tenía ganado. Le faltaban títulos. En Ferrari no iban a llegar. En McLaren, con Honda teniendo el mismo hambre que el asturiano, al menos cabía la duda. Tocaba cambiar. Ambos, Alonso y Vettel, ganaban.

Sin embargo, la primera temporada de ambos está lejos de dar los resultados que inicialmente se podían esperar. El comienzo de McLaren ha sido desastroso, aunque ahora empiecen a enderezar el rumbo. El de Ferrari, mejor que los de Woking, parace llevar la misma línea que todos los años: comienzan muy fuerte para luego ir desinflándose con el paso de las carreras. Las sonrisas del comienzo se empiezan a corregir hacia gestos algo más serios. Vettel tiene más motivos para la satisfacción por cuanto estar pisando podio y estar por encima de Raikkonen le devuelve el prestigio perdido el año pasado. Sin embargo, el paso de las carreras está dando la razón a Fernando: Ferrari no mejora según avanza el Campeonato y Mercedes sigue bastante por delante de los de Maranello. Fernando no quería ser segundo un año más. Por eso arriesgó sabiendo que McLaren-Honda le podía dar un primer año complicado. Ya lo aprendió de Briatore: da igual ser 3º,4º o 5º en el Campeonato, Renault sólo quería ganar el Campeonato. Y eso no iba a suceder en 2004. Seguro que 10 años después, Alonso recordó esas palabras. Pero aun con eso, ni Vettel ni Alonso esperaban estar como están ahora. Los fuegos artificiales de Maranello han durado lo mismo que cada año. Vettel no ha cambiado le tendencia. McLaren, tras mucho prometer que sus carencias eran sólo de motor, demostró una vez más que las grandes diferencias de tiempo no sólo se deben a una única causa. Y si no, siempre está Mónaco para demostrarlo. Ambos saben, de alguna manera, que las promesas se vuelven vacuas si no hay la asunción de un riesgo enorme transformado en realidad, en un gran salto de realidad. Y eso, este año, está claro que no va a ser el caso. Ni Ferrari parece cambiar su dinámica, ni McLaren tiene sólo un problema de motor. En cierta manera, Alonso y Vettel pueden considerarse engañados. Ninguno de los 2 equipos ha respondido a las expectativas que se tenían para este año. Ni McLaren-Honda a pesar de creerse que tendría el motor más potente, ni Ferrari a pesar de exagerar sus primeros resultados de comienzo de temporada. Ambos han decepcionado.

Lo último quizás a abordar es si creemos que hay esperanzas en Maranello y en Woking de que pueda cambiar su actual situación. Lo más fácil e intuitivo es pensar que sí, que ambos equipos tienen los recursos adecuados y los pilotos necesarios. Sin embargo, lo que ahora sí sabemos es que no va a ser un camino tan fácil como presuponían en ambas escuderías. En McLaren-Honda ya saben que no sólo se necesita ingenio y atrevimiento, sino que además todo funcione a la primera, y si no es el caso, que toda la estructura trabaje a la velocidad, no del nonido, sino de la luz para cambiar la situación. La actual velocidad de crucero de los de Woking no termina de convencer. En Maranello, por el contrario, ya deben saber que no sólo con sonreír y presumir de piloto basta para alcanzar a los que te llevan casi 1 seg. de diferencia. Las sonrisas quedan muy bien en las fotos, pero una vez completado el primer tercio de temporada, las exigencias comienzan a ser otras. Ambos equipos necesitan reinventarse. McLaren apostó todo a la valentía, pero por ahora no es suficiente. Maranello a un cambio de ambiente, y sigue dando los mismos resultados que en los 5 años anteriores: siempre por detrás de alguien. ¿Podrán superar a Mercedes el año que viene?. Si por valentía y riesgos fuese, McLaren partiría como favorito. Si por recortar las distancias dependiese, Ferrari tendría menos recorrido por recortar. Sin embargo, lo mismo parecía el año pasado. El camino de ambos equipos es complicado, sin embargo la fórmula de Maranello sigue dando los mismos resultados sin arriesgarse. ¿Esconderá McLaren-Honda ese éxito futuro en el fracaso actual? El tiempo hablará por ambos equipos…

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta