Competición Vuelven los Pirelli “explosivos”

Vuelven los Pirelli “explosivos”

0

Pirelli y Spa: vuelven los reventones

Sí, vuelven las gomas explosivas de Pirelli. Ese podría ser uno de los titulares del GP de Bélgica tras lo visto durante el fin de semana. Y todo ello por lo sucedido con los neumáticos de Sebastian Vettel y Nico Rosberg durante los entrenamientos libres y la carrera del GP de Bélgica. Y no ha pasado desapercibido dado el último año y medio de Pirelli, en los que la marca italiana se había alejado de las polémicas y la primera línea mediática. Fruto todo ello además de un enfoque mucho más conservador que durante las temporadas 2011-2013, en las que la exposición negativa de la marca con la duración de sus gomas puso en duda el que quisieran prolongar su presencia en el Gran Circo. Vettel y Rosberg se han quejado, pero ¿tenían razones para hacerlo?

Pirelli, para contrarrestar las críticas, emitió ayer un comunicado en el que declaraba que ya en 2013 propuso la idea de marcar la duración máxima de vueltas seguidas que debería tener cada neumático, con vistas a que ningún equipo sobrepasara la vida útil de las gomas. En esa ocasión, los equipos se negaron a adoptarla. Sin embargo, hace unas semanas, su director de competición, Paul Hembery, declaraba que estaban pensando en cambiar la naturaleza de sus gomas para propiciar un mayor número de paradas e incrementar el espectáculo. Si en esa ocasión hablaba pensando en la temporada que viene, sobre la mesa parecía estar la opción de adelantar la idea vista la caída de audiencias generalizada y las críticas que había recibido la F1 por la falta de espectáculo. Por todo ello, la marca comienza de nuevo a estar bajo sospecha y no quedan lejos los cambios que ejercieron ya en 2012 y 2013 a mitad de temporada.

Por eso esta situación no es nueva. Cambiar la naturaleza de sus neumáticos, o en su defecto las elecciones para los diferentes grandes premios durante la segunda parte de la temporada, ya se dio en los años 2012 y 2013, en los que Pirelli recibió además las mayores críticas de los aficionados a la F1. Entonces muchos pensaron que se estaba adulterando la competición, favoreciendo a unos equipos en detrimento de otros (en 2012 a Red Bull, en 2013 a Mercedes). En esta ocasión, sin embargo, no habría la idea de favorecer a una escudería en concreto, sino la de dar mayor variedad estratégica a las carreras, favoreciendo la imprevisibilidad en el resultado de los grandes premios. Si Pirelli ha adelantado o no su idea de cambiar los compuestos de sus neumáticos es algo que sólo Paul Hembery sabe, pero ya se conoce como actúa Pirelli en estos casos.

Polémicas al margen, Pirelli vuelve al primer plano de la actualidad tras 2 años fuera de él. Los reventones, sin embargo, vuelven a poner en tela de juicio cual es la apuesta más adecuada, si el espectáculo o la seguridad de la especialidad. Como dijo Vettel, de haber sucedido 200 metros antes, el suceso podría haber tenido consecuencias fatales. Parece, por tanto, que el término medio sigue siendo la gran asignatura de la F1 pendiente en lo que a los neumáticos se refiere. Pirelli, la FIA y la FOM siguen sin dar con la tecla adecuada.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta