Destacadas McLaren exige a Honda la destitución de Arai

McLaren exige a Honda la destitución de Arai

Si ayer saltaba la noticia de que la prensa japonésa pedía la dimisión de Yasuhisa Arai como máximo responsable de Honda, es ahora el Daily Mail el que filtra que es el mismo equipo McLaren el que la ha solicitado al Presidente de Honda, Takahiro Hachigo, la inmediata dimisión de Yasuhisa Arai como consecuencia de las continuas promesas incumplidas relativas al rendimiento del motor. En Woking ha molestado especialmente el hecho de que Arai juegue el partido en solitario, no aceptando los consejos que le ofrecen para acelerar el procesos de desarrollo de su unidad de potencia tales como contratar personal experimentado de equipos como Mercedes o Ferrari o aceptar los consejos de los ingenieros de McLaren. Pero hay mas detalles.

El motor de Honda no tiene ni la fiabilidad ni la potencia suficiente para competir con sus rivales. En Monza McLaren tenía que utilizar el noveno motor en una disciplina que tiene un límite de cinco para completar todo el año. Las frases optimistas de Arai no han hecho otra cosa que empeorar además la relación con los de Woking, habida cuenta de que ha echado la culpa del rendimiento a la resistencia que ofrece el monoplaza al avance (el famoso “drag”) optando en cambio por alabar el progreso realizado en cada carrera con el motor. Spa y Monza han puesto las cosas en su sitio y Alonso lo ha puntualizado por si quedaban dudas. Todo un ataque directo a la unidad de potencia de Honda. La prensa inglesa además ha hecho campaña conjunta para atacar a Arai, preguntándole en rueda de prensa si se había disculpado con sus pilotos por arruinar un año de sus carreras deportivas. Arai no sabía que responder “¿Por qué?, ¿por qué?” se preguntaba.

McLaren perderá el año que viene 20 millones de Libras a causa de la huida de Johnie Walker y Santander (15 y 5 respectivamente). La primera de ellas, además, pidió hace unos años ser patrocinador principal por algo más de 40 millones de libras. Ron Dennis lo denegó creyendo que era poco dinero. Ahora se van. McLaren no se puede permitir otro año como este, y eso a pesar de que Arai comentaba recientemente, en unas declaraciones recogidas por SkySports, que ya saben cuál es la clave de todos los problemas del propulsor, el MGU-K (la parte “híbrida” de la unidad de potencia). Este, por lo que parece, no despliega toda la potencia que debería y por eso el coche no corre en las rectas tanto como tendría que hacerlo. La parte térmica de la unidad de potencia, el “motor convencional”, no estaría tan lejos de la que tienen los rivales. Un problema estructural que sólo esperan solucionar para el año que viene.

Sin embargo en McLaren no creen en su metodología de trabajo, demasiado lenta para lo que exige la F1. Muchos de los ingenieros de Honda son inexpertos en la categoría reina y sus continuas comprobaciones ralentizan los tiempos de mejora. En McLaren quieren que Honda cambie su filosofía de trabajo, y eso comienza con su director, un Yasuhisa Arai que es reacio a cambiar la forma de trabajo porque es parte de la cultura japonesa. Una cultura que no funciona en la F1 tal como la entiende Arai. McLaren exige su cabeza, no se pueden permitir repetir un año como este. El rendimiento del equipo de F1 y el prestigio y el dinero de todo el grupo están en juego. El presidente de Honda tiene la pelota en su campo ahora. Le toca decidir.

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta