Competición Las mejoras del motor Honda y las palabras de Alonso

Las mejoras del motor Honda y las palabras de Alonso

El motor Honda, la principal debilidad de los monoplazas de Fernando Alonso y Jenson Button, por fin mejora. Tras la introducción de los cambios, con los 4 últimos tokens que les faltaban por emplear, la situación ha experimentado una cierta mejoría. Y lo hace por encima de las expectativas, lo cual es una verdadera novedad esta temporada, acostumbrados en el equipo de Woking a que el motor no respondiera a las altas expectativas que siempre mostraba Yasuhisa Arai, director del proyecto Honda para la F1. En esta ocasión, su rendimiento ha sorprendido tanto que estas han sido las declaraciones de Eric Boullier:

“Fue muy positivo. Batió todas las expectativas sobre los datos, las medidas que dio en el banco de pruebas. Funcionó de acorde al plan previsto, y ha mejorado” declaraba Boullier con respecto al rendimiento del motor japonés. Unas declaraciones que además invitan a un cierto optimismo en las carreras que quedan por disputarse esta temporada. Sobre el porqué no se ha usado más allá de los Libres del viernes en Sochi, el francés declaraba “Introdujimos el motor aquí porque sabemos que es un diseño de pista que no se adapta bien a muestro paquete, así que lo usaremos desde la carrera de Estados Unidos”.

Yasuhisa Arai, por el contrario, olvidaba el optimismo que le había caracterizado esta temporada y aunque se declaraba satisfecho por el rendimiento del motor, admitía que la potencia todavía es el talón de Aquiles del motor japonés: “en este circuito, en lo respectivo al motor en si mismo, ha existido una mejora programada, pero la potencia total, con el despliegue (de la parte híbrida, la que habitualmente falla), es todavía débil”. La unidad de potencia de Honda todavía no está por encima de sus rivales, pero es una buena señal el ver que el optimismo se haya trasladado a Woking y la sensatez a Sakhura. Algo que de no ser por las declaraciones, parecería ciencia ficción.

Sin embargo, a pesar de las mejoras, lo cierto es que la descarga de potencia sigue siendo el talón de Aquiles de la unidad de potencia japonesa, algo que hasta que no se termine la temporada parece que no podrá ser implementado, dado el uso de múltiples tokens que ello requiere. Pero si hay una enseñanza positiva que se puede sacar de estas dos últimas semanas es el hecho de que las quejas públicas de Alonso durante la carrera de Japón no han caído en saco roto. Lo que consideramos entonces como la bomba atómica que el asturiano lanzó “adrede” públicamente para que en Sakhura espabilaran de una vez, parece que han funcionado. En Japón parecen haber espabilado dada la ofensa pública que supusieron para ellos las palabras de Alonso, alguien muy aficionado a estudiar la cultura japonesa. Heridos en su orgullo, los japoneses han reaccionado, como era de esperar por otra parte. Fernando sabía lo que hacía.

En Sakhura parece haber un cambio en el enfoque que parecen tomar, aceptando ayuda externa y dando por fin con unidades de potencia que funcionan mejor en la realidad que en el banco de potencia, lo cual es un gran avance. Hasta Arai se ha vuelto sensato. Han dejado de vender humo y han dado con mejoras que realmente funcionan. En Estados Unidos no les llevará a las primeras líneas de parrilla posiblemente, pero es probable que suponga un gran paso adelante. Y eso, en una McLaren-Honda que hace tiempo que no avanza significativamente, podría ser la primera gran señal. El Sábado, en el Circuito de las Ámericas, tendremos el primer juicio. El Domingo, el veredicto nos dirá si el optimismo de McLaren está justificado.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta