Competición Red Bull confirma que seguirá en 2016

Red Bull confirma que seguirá en 2016

Red Bull seguirá como equipo de F1 en 2016. Y lo hará porque tendrá motores con los que correr. Así de sencillo. Horner lo ha confirmado. Y la BBC, a través de Andrew Benson, uno de los más reconocidos periodistas británicos de F1, se ha hecho eco de ello. La solución, por lo que parece, podría venir de la mano del que hasta ahora era su suministrador oficial de motores, Renault, algo que ya se comentó la semana pasada. La marca gala les proveerá de las unidades necesarias para seguir corriendo. Eso sí, con una particularidad: no lo harán la parte híbrida correrá por cuenta de Red Bull. Esa es la alternativa más viable dadas las negativas de Ferrari y Mercedes.

Christian Horner declaraba lo siguiente: “Estamos comprometidos con estar en la F1 el año que viene y en el futuro. Estamos trabajando duro para poner encima una propuesta lo más competitiva posible”. Unas palabras que tranquilizan a todos aquellos que dudaban de la presencia de la escudería austriaca en el Gran Circo. Para remarcarlo, Horner destaca: “Espero que para el final de la temporada estaremos en posición de anunciar cuales son nuestros planes”

Las declaraciones de Horner ponen de esta manera fin a la incertidumbre que existe con el equipo austriaco, que vería en esta posible solución, motores Renault de “marca blanca”, su salida a una situación que se empezaba a complicar dados los plazos para diseñar, construir y probar el monoplaza en el túnel del viento. Renault dejaría de ser asociada a Red Bull, que tendría que renombrar sus unidades de potencia con otra marca. Ejemplos hay en el pasado, y más con la marca francesa, que vio como sus motores se emplearon con la denominación Supertech o Mechacrome. Otros, como Cosworth, vieron sus motores renombrados en Minardi bajo la denominación European, con los que corrió Fernando Alonso en 2001.

El poco tiempo transcurrido hasta ahora y el hecho de que Red Bull vaya a montar la nueva especificación del motor Renault subrayan más las palabras de Horner. El motor empleado, por lo que ya se leyó en diversas webs la semana pasada, sin embargo, no será el que diseñe Renault para 2016, sino la última especificación de esta temporada, que usarán finalmente en el equipo austriaco en las dos carreras que quedan. Este será el motor que sirva de base para la nueva unidad de potencia de Red Bull, que con sus propios recursos y la experiencia ya comentada de Illmor (de Mario Illien) y ALS, creará la parte híbrida de la que ya será su propia unidad de potencia. Un Mario Illien que ya trabajó en el motor Renault esta temporada pero cuyas ideas se descartaron en beneficio de la del propio departamento de competición de Renault.

Sin embargo, si Illmor no estuviera involucrada, como Mario Illien aseguraba estos días, otras opciones podrían estar sobre la mesa para trabajar con dicha base. Bruno Michel, que ya estuvo detrás de Supertech y Mechachrome, podría ser una de ellas. Por no hablar de la opción de fichar personal de otros fabricantes para crear su propio departamento de motores con la base de Renault. En Cosworth, por ejemplo, llegaron a diseñar y construir su propio motor V6. Ahí tendrían otra oportunidad para comprar una unidad de potencia entera o simplemente el know how de la parte híbrida. El caso es que la opción más probable sigue siendo usar como base la parte térmica (ICE) de la unidad de potencia de Renault. Carlos Ghosn podría haber llegado a este acuerdo a cambio de otros favores, como son los emolumentos que tendría que percibir la marca gala por continuar en la F1. Esto explicaría la cercanía en el tiempo de la declaración de la continuidad de Red Bull y la de la compra por parte de Renault del equipo Lotus (que ya les perteneció en su momento), para el que ya se han asegurado la vuelta de Bob Bell. En F1 muchas decisiones están interconectadas y estas dos podrían ser perfectamente un ejemplo de ello.

La cuestión, en todo caso, que permanece como una incógnita, es si toda esta base será o no suficiente para desarrollar un motor competitivo de cara a la próxima temporada. Algo que a estas alturas de temporada está todavía por ver. Las experiencias anteriores de casos parecidos no fueron ganadoras, pero sortear la próxima temporada es de momento la única manera de optar a un nuevo motor en 2017 vistos los planes de la FIA para que ingrese un nuevo suministrador de motores. Como dijo Ecclestone, todo parece encaminado ya con Red Bull. Y si Bernie lo dice, es que el plato ya está cocinado. A falta de presentación ante el ansioso cliente, claro está…

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta