Noticias HYUNDAI I40 CW 1.7 CRDI 115CV TECNO

HYUNDAI I40 CW 1.7 CRDI 115CV TECNO

0

Probamos uno de los modelos con más éxito de la marca coreana Hyundai, el i40. Además, lo hacemos en su variante familiar y con una configuración llena de equipamiento y a un precio muy competitivo.

El Hyundai i40 familiar nos ofrece calidad a un precio contenido

La suave caída de su techo le confiere una imagen posterior muy dinámica y atractiva

Nos encontramos a las puertas del verano aunque, si es por las temperaturas que estamos viviendo, podríamos decir que nos encontramos inmersos completamente en él. Y cuando llega este tiempo es el momento de preparar esa escapada a la playa que llevamos todo el año esperando.

Instantes en los que disponer de un coche grande, cómodo, seguro, bien equipado y comedido en su consumo es vital. En esta prueba vamos a tratar de descubrir si el Hyundai i40 1.7 CRDI CW cumple con todas esas premisas.

Su enorme parrilla frontal y sus faros rasgados nos hablan de un coche con personalidad propia

Por fuera nadie le puede negar una imagen imponente. No olvidemos que llega a un segmento repleto de modelos de imagen sobria y seria. Pero el i40 se presenta con una estampa deportiva y dinámica que llamará la atención de muchos clientes.

Por delante unos faros rasgados y una enorme parrilla hexagonal le dan un toque fiero a la vez que distinguido. Mientras que su vista lateral con dos nervios que la recorren de aleta a aleta se presenta vigorosa y deportiva. La zona trasera destaca por la sutil y pronta caída del portón lo que le da una imagen suave y delicada.

En el interior encontramos lo que se espera de un coche de su categoría. Aunque hay algún plástico duro y de textura mejorable la impresión general es satisfactoria dando sensación de coche robusto y de buen envejecimiento. Por otra parte dispone de multitud de huecos para dejar las llaves, la cartera o el móvil. Unos espacios que también albergan tomas de 12 voltios, adaptador USB o toma auxiliar.

Es fácil encontrar una postura cómoda en su excelente puesto de conducción

En la consola central, como es habitual, tenemos los mandos para el manejo del navegador, la radio o la climatización. Pese a que dispone de una pantalla táctil de 8 pulgadas la entrada en los distintos sistemas se hace mediante botones. Esto es algo que a nosotros nos gusta pues una vez que memorizas su ubicación el manejo se hace sin prácticamente levantar la vista de la carretera. Además los menús son tremendamente intuitivos y sencillos.

La posición de conducción es cómoda gracias a un asiento muy ergonómico y que permite su reglaje de manera eléctrica. A ello contribuye también el poder mover el volante tanto en profundidad como arriba y abajo. Resulta muy acertada también la posición del apoyabrazos central y del de la puerta.

Dispone además de un generoso maletero que hará las delicias de aquellos que les guste viajar siempre con la casa a cuestas. Con una capacidad de 553 litros ha conseguido crecer casi 50 litros con respecto a la versión anterior. Un espacio que podemos modular a nuestro gusto si bajamos los asientos traseros.

En cuanto a la mecánica, nuestra unidad de pruebas equipaba el bloque 1.7 CRDI con 115 caballos. Como os podéis imaginar se trata de un motor que no te pega al asiento en las aceleraciones pero que cumple en velocidades legales. Eso sí, el que quiera llevar a la familia, la mascota, el maletero hasta arriba, la climatización a tope y que sobre potencia para circular con alegría… esta no es su mecánica. Pero para ellos la marca coreana ofrece un diesel de 141 caballos que a buen seguro cumplirá las expectativas de los más exigentes.

Las plazas traseras cuenta con un buen espacio para las piernas

La caja de cambios que hemos probado es una manual de seis relaciones. Un cambio más enfocado a buscar un buen consumo que a sacarle el máximo partido a su mecánica. El escalonamiento del mismo nos invita a una conducción relajada que mantenga el propulsor en torno a las 2.000 revoluciones por minuto. Y es de esta manera como hemos conseguido que apurando con los límites legales de velocidad el consumo se quede en torno a los 6 litros cada cien kilómetros.

Una vez puestos en marcha nos damos cuenta de que se trata de un automóvil fácil de conducir y de reacciones predecibles. Aunque si lo que queremos es buscarle las cosquillas se las encontraremos porque al chasis le cuesta aguantar los cambios de apoyo demasiado bruscos. Si bien hay que aclarar que esto sucede sólo a ritmos que nunca deberíamos ni plantearnos.

El maletero cumplirá con las expectativas de los más exigentes con su 553 litros de capacidad

Además dispone de un modo de conducción sport que se activa pulsando un botón en la consola centra. Un gadget al que no conseguimos sacarle demasiado partido. Sin olvidarnos que dispone de una buena suspensión, más cómoda que deportiva. Por otra parte su aislamiento acústico es aceptable aunque no llega a niveles de rivales como, por ejemplo, el Volkswagen Passat.

El nivel de equipamiento de la versión que probamos, la Tecno, incluía luces automáticas bixenon, lunas traseras tintadas, sistema “auto hold” mediante el cual el vehículo queda frenado cuando se encuentra parado, sensores de aparcamiento delanteros y cámara de marcha atrás en color, sistema de navegación mediante pantalla táctil, bluetooth para teléfono móvil, control de velocidad de crucero y botón de arranque sin necesidad de utilizar la llave.

Su mecánica de 115 caballos resulta suficiente para el día a día aunque algo escasa si queremos circular a ritmos poco aconsejables

No podemos olvidarnos de señalar que aunque Hyundai es una de las marcas con mayor proyección de los últimos años y que cada vez más público la elige por calidad, imagen o servicio, el precio es un factor muy importante en la elección final.

Y por todo lo señalado anteriormente creemos que es un acierto que podamos disfrutar de un automóvil como el de las fotos por unos 24.000 euros una vez aplicada la campaña promocional.

El navegador es de serie en este acabado

Dispone de un cuadro de instrumentos de fácil y rápida lectura

Freno de mano eléctrico, packtronic desconectable y sistema de frenado automático en parado

No necesitarás usar la llave para entrar y arrancar un Hyundai i40 CW

Tendrás un sistema de conducción más dinámica aunque nosotrso no vimos excesivo cambio al usarlo

Pedalier cómodo y deportivo

Una consola central sobria y funcional donde apreciamos la excelente cámara de marcha atrás a todo color

Cada vez más gente quiere tener en la puerta de su casa un Hyundai

Las lunas tintadas resaltan el color blanco de su carrocería

Los últimos años han sido testigos del avance de Hyundai en materia de calidad, servicio e imagen

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta