Competición Ahora llega lo complicado, Carlos

Ahora llega lo complicado, Carlos

Ya está, lo teníamos anunciado pero ahora tenemos las primeras fotos de Carlos vestido con los colores de Renault, de la Regie, tan esperadas por todos. Y tras esas primeras fotos, como no, llega ahora lo importante. Y porque es importante, también va a ser complicado, muy complicado. Las esperanzas por conseguir logros relevantes se han disparado y hay que gestionarlo, lo cual no es fácil. Estamos ante un nuevo comienzo, con esas referencias a lo que pasó con Alonso mientras estuvo en Enstone, y precisamente, por todo eso, y por las veces que ha pedido Carlos tener un coche mejor, ahora le van a exigir el doble de lo que ya Marko le pedía en la estructura Red Bull. Si Helmut parecía insaciable, lo que viene ahora es todavía más exigente. ¿Sabrá imponerse y triunfar en la aventura Renault? Vamos a analizarlo..

Que Sainz es rápido esta fuera de toda duda, que tiene una cabeza privilegiada también, pero que será importante como enfoque estas primeras carreras para que se hagan un juicio más real sobre él está fuera de toda duda. Va a tener mil ojos encima suya, y aunque se puede decir que hay un punto razonable en darle tiempo para que se amolde al equipo, no nos podemos engañar: se espera que bata a Nico Hulkenberg. No es una cuestión de si Nico es bueno, muy bueno o uno de los grandes. Es cuestión de que cuando compartió equipo con Verstappen ambos estuvieron muy cerca, y si a Max le vemos compitiendo de tu a tú con Ricciardo, y como no, con los Hamilton, Vettel y compañía…de Sainz no se espera menos con una máquina a la altura.

Pongámonos en situación. Cierto profesor, cuando uno todavía estudiaba, nos dio a sus alumnos un consejo: cuando lleguéis a una empresa no penséis en tomaros vuestro tiempo para hacer ver lo que valéis, lo que sois. No, desde la primera semana os estarán observando, juzgando y por tanto, valorando. Y a partir de ahí comenzará la relación del ecosistema de la empresa contigo y de ti mismo con él. Hay que brillar desde el principio, impresionar, si puede ser, desde el minuto uno. Algo así tiene que hacer Sainz, porque estas 4 primeras carreras van a determinar la relación del equipo Renault con él de cara al año que viene. Si machaca a Hulkenberg desde el minuto uno, el equipo le elegirá rápidamente como su primer espada de cara al año siguiente, sino, se arriesga a que Hulkenberg sea señalado como el piloto sobre el que hay que centrarse. Y eso, nunca, nunca, nunca…puede suceder si quieres ser visto como una referencia en la pista. Si quieres emular a Fernando tienes que hacer una cosa que hace muy bien el asturiano: no esperar ni un segundo para machacar a sus compañeros en los entrenamientos, en las sesiones libres, en las Calificaciones y en la carrera. Es más, si puede, también fuera de la pista. Saber que es la única manera de destruir a tu primer rival y lograr que el equipo se centre en ti. Hay que ganárselo. La F1 se come a los pilotos crudos y sin sal. Aquí nadie viene a hacer amigos…

Sainz, para acometer esta aventura, tiene como cualidad muy importante la gestión de su cabeza. No es sólo un piloto rápido, como dice Hulkenberg, sino alguien que sabe manejar la presión de manera muy brillante. Es de momento el único que ha logrado hacer trompear a Verstappen por desesperación al intentar adelantarle. Eso es cabeza. De buena madera están hechas sus astillas, no hay nada más que ver a su padre. Debe usarla en estas 4 carreras que quedan más que nunca para gestionar la situación y comenzar a impresionar al equipo con su gestión de los fines de semana…y como no, de su cesta de resultados. Porque no nos engañemos, Renault espera que sume como Hulkenberg al menos. Para ello se han quitado a Jolyon Palmer de en medio esta misma temporada, antes de que la termine.

Ahora bien ¿podrá hacerlo?. Sí, definitivamente sí. Carlos cuenta con dos puntos a favor sobre Hulkenberg, y ambas son clave en un piloto de carreras: No es sólo bueno durante los sábados, sino que los Domingos suele maximizar sus oportunidades. Es más, va creciendo a lo largo de los tres días que dura el gran premio, siempre de menos a más, no de más a menos. Esto último, además, es lo que le suele pasar a su compañero, que después de todos estos años sigue sin conseguir un podio a pesar de que los compañeros que ha tenido sí lo han hecho. Nico es consistente a lo largo de una temporada, pero no es de destellos espectaculares. Si Carlos, por tanto, hace valer sus fortalezas, no debería tener problemas con Nico. Lo primero para triunfar en F1 es creértelo. Si Carlos llega a Renault creyéndoselo y yendo a por todas desde el principio, marcará la manera en la que le verá su equipo, que desea acertar con él porque lo reúne todo: velocidad, cabeza, trato con los medios y las marcas, cierta aura con el apellido, y como no, ser español, que en Renault puntúa doble porque el mercado español es clave para la marca del rombo.

En definitiva, Carlos debe ir a por todas desde el minuto uno y no tomárselo con calma. Hulkenberg es una buena piedra de toque, y batirle subiría su valoración como piloto. Pero también hay que admitir que desde que le superó Pérez el año pasado ha perdido un poco de lo que Le Mans le dio. Batirle sumará, pero Nico hace un tiempo que dejó de ser visto como una revelación que hizo la pole en el GP de Brasil para empezar a convertirse en otra especie de Nick Heidfield: muy valorado pero nunca fichado por un grande. Por eso el riesgo con Nico es doble. Es un piloto notable, pero al que se espera que logre batir si quiere llamar a la puerta de un equipo grande. Renault quiere construir el equipo alrededor de Sainz, están deseando que triunfe con ellos, pero para ello necesitan ver que se puede convertir claramente en su referencia. Esto no empieza en Marzo del año que viene. Esto ha comenzado ahora y tiene que ir a por todas. Tiene el talento, tiene la cabeza, el entorno y hasta el apoyo de las marcas. El futuro es suyo…si quiere y lo lucha, por supuesto. A por ellos, Carlos.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta