Destacadas SUBARU LEVORG 1.6 GT 170CV

SUBARU LEVORG 1.6 GT 170CV

0

Una opción que sólo llegará al garaje de los conductores más entendidos

Sólo para especialistas. Así será el perfil del futuro propietario del Subaru Levorg que hoy os quiero mostrar. Un especialista que sepa ver más allá de enormes campañas de marketing, de grandes y tentadores descuentos, de fiarse de lo bien que va el coche de su cuñado y apueste por una marca como Subaru.

Se trata del Subaru Levorg que viene a ocupar el espacio dejado por el ya extinto Legacy. Un familiar bien construido, muy equipado y que costará bastante menos, y ofrecerá bastante más, que algunos de sus rivales alemanes.

Una estampa imponente la de este Subaru Levorg tanto por delante como por detrás

No cabe la menor duda de lo que ha querido mostrar la marca japonesa con el diseño del Subaru Levorg. Sin lugar a dudas nos ha querido enseñar con claridad que un vehículo familiar puede ser tremendamente deportivo. Algo que se agradece en un fabricante que ha firmado máquinas tan sugerentes como el Impreza WRX.

La entrada de aire del capó nos recuerda a su hermano el Impreza

Y es que precisamente con el Impreza comparte plataforma. Algo que queda patente sobretodo en esa prominente entrada de aire para refrigerar el intercooler en el centro de su capó. Aunque hay que decir que toda su carrocería está plagada de nervios que lo hacen musculado y enérgico.

El sustituto del Legacy llega con argumentos suficientes para hacerse un hueco en el mercado

Elementos como las llantas de dieciocho pulgadas, sus taloneras laterales o su difusor trasero con doble salida de escape no hacen si no remarcar el ADN de una marca que ha sido tres veces campeona del Mundo de rallyes.

Estos asientos de cuero con el pespunte en azul corresponden al acabo má alto denominado Executive Plus

La suspensión del Subaru Levorg tiene un tarado más deportivo que burgués pero nunca incómodo. Quizás algo dura para afrontar los insufribles resaltos que pueblan nuestras ciudades. Eso sí en autopista cuida a sus ocupantes con mimo y cuando se retuerce la carretera nos deja hacer apoyos fuertes sin excesivos balanceos de carrocería.

La amplitud preside la parte trasera del Levorg

Mecánicamente monta un bloque de 1.600 centímetros cúbicos turboalimentado que desarrolla 170 caballos. Un propulsor suficientemente potente para mover esta generosa ranchera con soltura. De hecho podríamos decir que corre algo más de lo que te esperas. Pero lo hace de una manera suave en la que la “patada” del compresor queda dulcificada por una caja de cambios automática de una suavidad encomiable.

Es fácil sentirse cómodo a los mandos del Levorg

Y es que la caja de cambios de variador continuo es una de las cosas que más dudas me ofrecía. No olvidemos que estamos ante un coche de cierto carácter deportivo y que incluye hasta levas tras su volante. Es decir pensado para disfrutar a sus mandos. Por ello este tipo de tecnología en la que el ruido motor no corresponde con la aceleración que vamos ganando a veces se muestra como un impedimento. Quizás no en un scooter pero sí en un coche de estas características.

El volante tiene un tacto y un grosor realmente perfecto aunque quizás peque de integrar demasiados botones

Pero nada más lejos de la realidad. Es más, pienso que el cambio CVT del que estamos hablando es el  responsable de la suavidad que ofrece el Levorg cuando presionas el acelerador con una forma de subir de vueltas que nos recuerda más a un vehículo atmosférico que a uno turboalimentado. Algo que se consigue incluso cuando usas las levas para ir engranando todas y cada uno de sus seis marchas.

El sistema multimedia con navegador es de serie en todos los Levorg

Por cierto, que no se nos olvide comentar que Subaru ha seguido fiel con este motor a su filosofía de 4 cilindros boxer. Un diseño más que probado en multitud de vehículos de su catálogo. Y será por eso que este motor ofrece una increíble baja rumorosidad y una total ausencia de vibraciones.

Una doble salida de escape y un difusor trasero consiguen que la deportividad no falte en la parte trasera

Otra de las características que valorarán muy positivamente los futuros compradores de un Levorg será su magnífica tracción permanente a ambos ejes. Un sistema denominado Symmetrical All Wheel Drive que la marca lleva mejorando desde 1972. Todo ello para lograr que la potencia se reparta de manera uniforme entre las cuatro ruedas motrices.

Subaru ha seguido fiel a su confianza en la tecnología boxer con el motor 1.6 de 170 caballos del Levorg

En el nivel de equipamiento está uno de los puntos que más nos ha cautivado del Subaru Levorg. Y es que desde la variante de acceso a la gama incluye elementos que en la práctica totalidad de sus rivales son opcionales. Hablamos de gadgets como los faros leds, el arranque sin llave, el sistema de navegación, la cámara de marcha atrás o las llantas de 17 pulgadas.

Una pena que la características del mercado español hagan que seguramente veamos pocos Levorg por las carreteras de la piel de toro

Además, como añadido la marca japonesa incorpora de serie un “Pack de Seguridad” de ayuda a la conducción con un sistema de alerta por cambio involuntario de carril, avisador de tráfico cruzado en las maniobras de marcha atrás y detector de de vehículos en ángulo muerto.

Un maletero de 522 litros hace que el Levorg se convierta en una buena opción para familias de varios miembros

Como decíamos al principio de esta prueba estamos ante un modelo que no se verá demasiado por nuestras carreteras puesto que el nivel de conocimiento de Subaru en el mercado español es más bajo de lo que se debería. Una pena pues los algo menos de 30.000 euros que cuesta están más que justificados en todo lo que nos ofrece.

No faltan las levas detrás del volante para hacer de la conducción una auténtica diversión

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta