AutoFM BMW M140i

BMW M140i

0

Llevar los niños al colegio, ir la trabajo, hacer la compra… tareas diarias para las que un compacto de tamaño medio puede ser un fenomenal compañero. Un vehículo lo suficientemente grande para tener un espacio razonable pero que no nos incomode por un volumen desmesurado.

Tan discreto como potente. Así es el M140i

Pero en el compacto que hoy nos ocupa las dimensiones serán valoradas en otro sentido.  El bajo peso lo valoraremos para que en las frenadas más fuertes la inercia sea menor y un tamaño contenido nos hará movernos con agilidad por nuestro tramo favorito de curvas.

Por fuera algunos lo podrán confundir con cualquier serie 1 con paquete M

Y es que hoy traemos un coche muy especial. Un compacto discreto que esconde una enorme sorpresa en su parte mecánica y ciclo. Y es que es difícil hasta para los más entendidos descifrar el corazón que esconde este BMW M140i.

Cada vez es más difícil cruzarse en nuestras carreteras con compactos deportivos de más de 300 caballos

Se trata del escalón superior de la Serie 1 de la marca bávara. Un tope de gama puesto que el fabricante de Munich ha decidido que no haya un M1. Aunque después de pasar por sus mandos os puedo asegurar que sería digno portador de semejante nomenclatura.

La parte baja de su paragolpes trasero recibe dos salidas de escape y una pieza en negro mate que simula a un difusor de aire.

Seguramente en lo que menos está a la altura el BMW M140i es en el plano estético. Excepto si eres de aquellos que quieren pasar completamente desapercibido. Y lo digo porque sus líneas son las de cualquier Serie 1 equipado con paquete deportivo M. Nada nos hace ver que estamos ante una máquina de más de 300 caballos. Eso sí, los más avispados se darán cuenta que algo pasa al ver entre los radios de sus llantas unas enormes pinzas de freno pintadas en azul sport.

Si quieres distinguir un M140i de cualquiera de sus hermanos puedes fijarte en sus enormes pinzas de freno.

Hablamos de un equipo de frenada de alto rendimiento que, en nuestra prueba, jamás dio muestras de fatiga. Y hemos de decir que atacamos nuestro tramos más revirado de pruebas con toda la energía que nuestro valor nos dejó.

Pocas pegas se le pueden poner a su puesto de conducción

Y hablamos de valor porque eso es lo que hay que tener para dejar el pie derecho pegado al suelo. Para que nos entendáis estamos antes un motor de tres litros con seis cilindro en linea y, por si esto fuera poco, con la ayuda del turbo. Con todo esto el BMW M140i llega a los 340 caballos. Veinte más que el modelo al que sustituye.

¿Te atreves a llevar a los niños al colegio con un coche de 340 caballos?

No es difícil de entender ahora si decimos que la aceleración es absolutamente brutal. El empuje es lineal y progresivo y se asemeja más al de una mecánica atmosférica que al de una sobrealimentada. Estamos ante un atleta capaz de parar el crono en el cero a cien por debajo de los cinco segundos.

Llevar en el vano motor el anagrama M Performance es garantía de diversión.

Aunque lo podemos pedir con cambio manual (por 2.600 euros menos) nuestra unidad de pruebas disponía del cambio automático de 8 velocidades con levas en el volante. Una auténtica delicia en cuanto a tacto deportivo y rapidez tanto subiendo como bajando relaciones.

No querrás bajarte de él y desearás seguir sobre el asfalto más y más tiempo

Por otra parte a la hora de iniciar la marcha debemos decidir que sensaciones queremos que nos transmita nuestro BMW M140i. Y en función de ello tendremos que decidir entre los modos de conducción ECO PRO, NORMAL, SPORT o SPORT +. En todos ellos la electrónica actuará sobre el tacto de las suspensiones y el tipo de respuesta del motor.

Podrás decidir si quieres que el modo de conducción Sport afecte sólo al motor o también lo haga con sus suspensiones.

Los modos de conducción de los que hablamos en el párrafo anterior están muy marcados y se notan enseguida sus virtudes. Debemos huir de la opción más deportiva (Sport +) en carretera abierta pues desconecta los controles y hace que el chasis se vuelva realmente exigente.

Dispone de un maletero suficiente para el tipo de coche que es.

Se trata de un coche que por sus prestaciones nos obligará a ir realmente concentrados si lo que queremos es ir deprisa de verdad. Sobretodo a la hora de abrir gas con el tren trasero apoyado por lo brutal de su empuje. Máxime cuando hablamos de un modelo que carece de autoblocante. Un elemento que le ayudaría a salir con más tracción en los giros más cerrados.

Seis cilindros, tres litros y turbo esa es la cartilla de presentación del M140i

Y aun más en la versión que probé pues disponía sólo tracción en el eje trasero. Puesto que por 1.700 euros extra podemos armarnos con la tracción xDrive que nos restará la misma diversión que seguridad nos aportará.

En lo que respecta a su interior tengo que decir que ocurre lo mismo que con su parte estética. Echamos en falta una imagen más deportiva que haga gala del potencial que atesora el BMW M140i. Esto no quiere decir que no tenga un excelente acabado plagado de buenos materiales y estupendos ajustes. Además se ve ya la necesidad de modernizar el diseño de un modelo que queda algo por detrás de las últimas novedades del mercado.

El cuadro de instrumentos es algo clásico para lo que ya podemos encontrar en el mercado.

Más de lo mismo para sus asientos de cuero. Sujetan bien y nos ofrecen una buena comodidad pero el coche pide a gritos unos semibaquets de nivel como los que nos podemos encontrar en un Ford Focus RS.

Tecnológicamente dispone sistemas de ayuda a la conducción como el avisador de cambio involuntario de carril o el avisador de tráfico cruzado. Así como de un equipo multimedia que se maneja con un joystick situado entre los asientos y que es compatible con Apple Car Play.

Increíble como suben estas agujas cuando aprietas el pie derecho contra el suelo.

Su precio ronda los 40.000 euros. Una cantidad que está en la línea de otros compactos de su segmento como el Seat Leon Cupra R o el Honda Civic Type R. Eso sí con un ambiente algo más clásico y una imagen muchísimo más discreta.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta