Destacadas JEEP GRAND CHEROKEE 3.0 CRD V6 250 CV SUMMIT

JEEP GRAND CHEROKEE 3.0 CRD V6 250 CV SUMMIT

0

Hoy vamos a probar un todoterreno. Sí, sí, un todoterreno. Nada de SUV, todocamino o crossover. Porque eso es lo que es el nuevo Jeep Grand Cherokee. Un enorme y llamativo 4×4 que te llevará tan cómodo por autopista como lejos por el campo.

Imponente la estampa el Grand Cherokee en su acabado más alto de gama

No es fácil ya encontrar automóviles de este tipo. La tecnología, y los gustos de los conductores,  evoluciona hacia coches donde prima su uso asfáltico dejando en segundo plano las aptitudes off road.

Por detrás su diseño es serio y formal pero igualmente poderoso

Y esto es algo que se ha acrecentado gracias a gadgets como los controles de tracción, los controles de descensos, los sistemas electrónicos que mandan el par a la rueda que más lo necesite o los neumáticos mixtos capaces de cumplir increíblemente tanto en un terreno como en otro. De esta manera vemos todocaminos, ahora si prometo que será la última vez que emplee este término, que con tracción a un solo eje cumplen sobradamente fuera del asfalto.

A pocos sitio no podrás llegar con un Jeep Grand Cherokee

Pero Jeep no podía permitir que su mítico Grand Cherokee, que lleva en el mercado desde 1992, careciera de unas impresionantes dotes para superar obstáculos fuera del mundo civilizado. El fabricante americano quiere seguir siendo una referencia en las experiencias fuera de carretera pero sin descuidar el confort y las prestaciones a la hora de viajar.

Si ves esto por tu retrovisor quizás es mejor que te eches a un lado…

Aunque lo primero que sorprende de este todoterreno es su tamaño. Es grande. Muy grande. Y esto es algo que no sólo ocurre por que mide 4,82 metros de largo, 1,94 de ancho y 1,79 de alto. También lo es porque tiene un frontal muy elevado junto con una gigantesca parrilla que integra sus características siete barras verticales, algo más estilizadas en este acabado denominado Summit.

Devorar kilómetros por pista es sencillo con nuestro protagonista

Su extraordinaria pericia en el campo es el resultado de contar con tracción total permanentemente. Un sistema que el fabricante americano denomina Quadra Drive II que incorpora una efectiva y cada vez menos habitual reductora.

Asientos de cuero, eléctricos, con reglaje lumbar, ventilado y calefactados.

Sin duda nuestro mejor aliado será el sistema de control de tracción Select Terrain. Una tecnología mejorada con respecto a la generación anterior y que simplemente girando una ruleta nos ofrecerá cinco diferentes programas de conducción: auto, tierra, nieve, barro y piedras.

Espacio es lo que sobra en su banqueta trasera cuyos asientos son calefactados. Además dispone de climatizador independiente.

No obstante este Jeep Grand Cherokee dispone también de elementos como la suspensión neumática Quadra Lift que nos permite modificar la altura de la carrocería hasta en tres niveles diferentes. Además incorpora el Select Speed Control para poder circular a muy muy baja velocidad en zonas como un barrizal. Sin olvidarnos de un perfecto control de descenso y ascenso que siempre consigue que todas las ruedas giren a la misma velocidad. Por último queda la guinda de un diferencial electrónico en el eje trasero… ¡menudo arsenal!

El volante tiene un tacto y grosor perfecto pero quizás está demasiado lleno de botones.

En carretera es una auténtica bestia de devorar kilómetros. Su suspensión neumática nos cuidará con mimo en esa autopista tan aburrida o nos dará el tarado firme necesario para atacar con alegría nuestro tramo de curvas favorito. Eso sí, aunque llevamos un espectacular equipo de frenos no debemos olvidarnos que hay que parar una mole de algo más de dos toneladas y media de peso.

La pantalla multimedia de 8 pulgadas nos habilita para navegar por sus múltiples menús.

Mecánicamente equipa un motor de tres litros y seis cilindros dispuestos en V. Un propulsor con 250 caballos que se muestra solvente en prácticamente cualquier situación. Además cuenta con la ayuda de una caja de cambios automática por convertidor de par de 8 marchas. Un cambio suave que prácticamente no nos deja apreciar cuando hace el paso de relación. Con la ventaja de que dispone de accionamiento incluso por levas tras el volante. Aunque la posición de las mismas es francamente mejorable.

El equipo de música es de alta fidelidad y está firmado por uno de los mejores fabricantes del sector.

Por dentro puedes encontrar todo el lujo que te esperas de un coche de 83.000 euros. En su habitáculo abunda el cuero que recubre asientos, puertas, salpicadero y volante. Todo ello en un elegante negro sólo roto por plásticos de calidad que imitan inserciones en aluminio.

La consola central está presidida por una pantalla táctil de 8,4 pulgadas desde la que manejar todo el sistema multimedia y de navegación. Debajo de esta y junto con los mandos de la climatización tenemos un equipo de audio firmado por Harman Kardon con una calidad sonora increíble.

La leyenda de la foto nos recibirá en el acabado tope de gama del Jeep Grand Cherokee

Sin duda estamos ante toda una máquina que nos dejará sorprendidos en casi cualquier terreno. Pero eso, como en todos los órdenes de la vida, hay que pagarlo. Y esto aquí supone una factura importante. Una cuenta que comienza en los 58.000 euros de la versión diesel de 190 caballos.

Llantas de veinte pulgadas

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta