Competición VIII Rallye Comunidad de Madrid. “Triunfó Suzuki”

VIII Rallye Comunidad de Madrid. “Triunfó Suzuki”

Se acabó. Game Over. El Campeonato de España de Rallyes de asfalto en su edición de 2017 llegó a su ocaso con la celebración de la octava edición del Rallye Comunidad de Madrid. Una prueba que siempre llega con la polémica de su itinerario tan disperso.

Terminó el CERA con una histórica victoria de la firma japonesa Suzuki

El campeonato ya llegaba decidido pues el equipo gallego formado por Iván Ares y José Pintor lo consiguieron matemáticamente un par de pruebas antes. Pese a ello aun quedaba la incertidumbre por ver quién sería el vencedor en el apartado de dos ruedas motrices. Galardón para el que había hasta tres candidatos con opciones.

Además la plaza madrileña siempre es apetitosa para alzarse con la victoria. Pese a que nuestro deporte no tenga la repercusión que todos quisiéramos en los medios de la capital. Para las marcas es momento de traer a sus “jefazos” hasta el centro neurálgico de la prueba en el circuito del Jarama y tratar de dedicarles “in situ” una victoria.

Felicidad absoluta tanto en Suzuki como en el preparador AR Vidal.

La prueba comenzó en la mediodía del viernes con una primera etapa que se repartiría entre el trazado madrileño y las especiales de Canencia y El Berrueco. En esta primera sección no despejamos las dudas de quien ganaría la prueba. Pero lo que si pudimos comprobar es quien no lo haría. Y entre ellos destacaba el bravo piloto andorrano Joan Vinyes que sufría una salida de pista, afortunadamente sin consecuencias físicas, que obligaba a neutralizar la primera especial. También sufría sobremanera Iván Ares que se equivocaba en la monta de neumáticos y perdía un minuto y medio con respecto a la cabeza del rallye.

El Director de Comunicación de Hyundai España, Santiago de la Rocha, nos contó lo bien que se siente la marca por el título conseguido y los planes para 2018

Ya el sábado tocaba madrugón. Y es que la segunda etapa como ya es habitual pasa a disputarse en la provincia de Ávila, a más de cien kilómetros del circuito del Jarama. Los tramos a disputarse eran Arrebatacapas, La Lancha y El Herradón con un colofón final en el Jarama.

Los favoritos en la salida eran el líder provisional Gorka Antxustegui con el Suzuki Swift N5 y el sorprendente Álvaro Lobera que, como el año pasado, alquilaba un Porsche 997 GT3 para disfrutar la prueba de casa y que estaba rodando realmente rápido.

Finalmente, y tras el abandono de Lobera por un trompo con un ligero toque en el radiador era Antxustegi quien se hacía con una sorprendente victoria. De hecho la primera de un N5 dentro del Nacional y, también, la primera victoria del piloto vasco en una prueba de este nivel.

Eran emocionantes las imágenes en la asistencia de la marca japonesa con su presidente , Juan López Frade, al frente. Y no es de extrañar pues se trata de un hito histórico que un vehículo inferior a los todopoderosos R5 consiga estar al frente de la clasificación.

Efren Llarena y Sara Fernández una de las parejas con más proyección de los rallyes españoles

La segunda plaza fue para el piloto madrileño Peláez que tuvo premio a la constancia que ha mostrado durante todo el campeonato. El podium lo cerró un impresionante Iván Ares que hizo una remontada espectacular tras el tiempo perdido en el primer tramo.

En dos ruedas motrices se proclamó campeón el joven gallego Javier Pardo con el Peugeot 208 R2 después de librar una dura batalla con Adrían Díaz (Suzuki Swift S1600) y Álvaro Muñiz (Abarth 124 Rallye). Mientras también pudimos ver por el podium al vencedor de la BKR2, Efren Llarena, que como premio disputará en 2018 varias pruebas del europeo.

Bellezas como este Porsche 912 también se pudieron ver en el Rallye de Madrid de 2017

Mención especial merecen los guerreros de la Copa Suzuki Swift. Jóvenes pilotos en su mayoría que nos han deleitado durante todo el año con carreras espectaculares peleadas a la décima. Y en este apartado fue el experimentado madrileño Alberto Monarri el que consiguió la victoria del rallye y del campeonato. Algo que fue de todo menos fácil debido a rivales como Fredy Tamés o David Cortés.

Ya no queda más que esperar la llegada de la temporada 2018 en la que a los competitivos vehículos mundialistas de la categoría R5 se unirán una, esperemos, pléyade de modelos N5.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta