Destacadas BMW R NINE T URBAN G/S

BMW R NINE T URBAN G/S

0

La llegada a la gama Heritage de BMW de la R nineT URBAN G/S supone una nueva opción de obtener un producto diferente. Un modelo al que cuesta encontrarle rival. Hablamos de una moto moderna, pero con estilo clásico y con ese toque campero  que tanto gusta actualmente.

Es complicado lograr más con menos. Un estilo campero vestido con los colores de guerra de la marca.

Su imagen y sus colores nos trasladan a otro tiempo. Una afirmación que quizás deba explicársela a los más jóvenes. Y es que se trata de un diseño absolutamente enfocado a recordarnos una moto mítica, la BMW R 80 GS. Una moto polivalente que nació en la década de los ochenta del siglo pasado.

La BMW R 80 GS es la auténtica inspiradora de la nueva URBAN G/S. Una moto mítica que se forjó una leyenda en la mítica carrera París Dakar.

Una máquina trail que nos dejó imágenes imborrables en la retina de sus exitosas participaciones en el reconocido Rallye Paris-Dakar. Un guiño a una época gloriosa en la que máquinas y pilotos ascendían a la condición de héroes por el sólo hecho de participar en la, otrora, competición automovilística más dura del mundo.

Eso sí, que nadie se confunda y trate de ver condiciones off road en esta R nineT URBAN GS. Ya se que algunas de las fotos de este reportaje no ayudan mucho pero ¡no pudimos vencer la tentación de pisar el campo con ella! Pero tanto la geometría de la moto, como sus suspensiones, la posición de su escape o la postura a sus mandos, complicado manejarla de pie, nos lo desaconsejan.

Mecánicamente utiliza el mismo motor que la R nineT Scrambler. O lo que es lo mismo, un gingantesco bicilíndrico de 1.170 centímetros cúbicos. Una mecánica que desarrolla 110 caballos y que está refrigerado por aire y aceite. Sin duda un propulsor que le sienta como anillo al dedo.

Su magnífica posición de conducción no permite sentir todo bajo control cuando estamos a sus mandos.

De lo que no tengo la menor duda es de que no vas a echar en falta potencia. De lo contrario te has equivocado de compra o no has sabido entender el significado de la R por la que comienza su nombre…

Me ha gustado mucho además la forma en la que entrega toda su caballería. Y lo digo porque tendrás siempre en el puño derecho la energía suficiente para salir de situaciones apuradas. Y es que aunque oigas a su motor, puesto que no podrás guiarte de un cuentarevoluciones que no tiene, con un suave ronquido podrás aprovechar su interesante cifra de par para alcanzar el objetivo que buscas.

En ciudad se mueve con una soltura que te hará llegar puntual a todas tus citas. De hecho su manillar pasa perfectamente por encima de los  retrovisores de los coches y podrás colarte para situarte en la zona delantera en los semáforos. Lugar donde te aseguro que serás el centro de todas las miradas

Su diseño está basado en formas muy clásicas como el faro redondo o un cuadro de instrumentos totalmente minimalista.

En autopista sufrirás la dureza de su suspensión y la poca protección aerodinámica. Aunque su pequeña cúpula cumple hasta el límite que la velocidad legal nos aconseja. No obstante esto es algo que olvidarás en cuanto llegues a tu tramo favorito de curvas. Allí te encontrarás con una moto más ágil de lo que sus 221 kilos indican. Una moto que permite unos cambios de apoyo firmes y precisos sólo entorpecidos por una rueda delantera quizás demasiado grande.

Su posición de conducción es cómoda gracias a unas estriberas bajas y una posición elevada del manillar en el que caen las manos con naturalidad. A todo ello también ayuda una altura al suelo razonable (850mm) y el que su asiento se estrecha a la altura del depósito.

Quizás el único que no se sentirá a gusto en ella será el pasajero. Y es que su asiento plano y sin asideros no es el mejor lugar para disfrutar de la potencia de su motor.

Su equipamiento es mínimo. Quizás lo que más echamos en falta sea la posibilidad de desconectar el ABS si queremos hacer alguna incursión fuera del asfalto. Además tampoco haríamos ascos a un simple cuenta vueltas. Más si cabe cuando estamos hablando de una moto de casi 14.000 euros.

La R nineT Urban G/S está más que sobrada de frenos y dispone de un escape que es una auténtica obra de arte.

Estoy seguro que a más de uno se le pasará por la cabeza coger su Urban G/S y marcharse a recorrer el mundo.

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.