Destacadas MINI COUNTRYMAN COOPER S PHEV

MINI COUNTRYMAN COOPER S PHEV

0

Antes de meternos en materia me gustaría hacer una reflexión sobre la marca que nos ocupa hoy, MINI. Quién no recuerda aquellos pequeños utilitarios que resolvieron los problemas de movilidad de muchos pero, que también, se convirtieron, casi de manera imprevista, en auténticos deportivos capaces de ganar a coches de mayor potencia.

En las fotos, el MINI más “maxi” que se ha fabricado hasta el momento.

Pero todo aquello quedó fagocitado por un mercado que fue demandando otro tipo de automóviles. Todo hasta que el gigante alemán BMW reflotó la compañía para ofrecernos una versión actualizada del viejo MINI. El éxito fue inmediato. Las ventas crecieron y lo que iba a ser el resurgir de un modelo se convirtió en una marca cargada de versiones y variantes para todos los gustos y necesidades.

Lo mires por delante o por detrás enseguida te das cuenta que están ante un MINI.

Variantes como la que traemos hoy hasta Autofm, el MINI Countryman Coope S PHEV. Un MINI de tamaño “maxi” pero que, pese a su envergadura, a primera vista nos damos cuenta que es un modelo del fabricante inglés. Su imagen es clara y diáfana. Sí, es grande, pero es un MINI. Y es que mide 4,3 metros de longitud, es decir, en la línea de cualquier compacto medio. Su altura es de 1,56 metros algo que nos recuerda a la categoría SUV del mercado.

Lo clásico y lo moderno se dan la mano en el Countryman PHEV.

En cuanto a su diseño su frontal con la parrilla estrecha y alargada, y su faros redondos lo identifican como el hermano mayor de la saga MINI. Su carrocería está envuelta por una serie de protecciones de plástico sin pintar –en los pasos de rueda y parachoques- que le dan un toque aventurero. El techo luce con unas barras portaobjetos mientras que su trasera es muy vertical y discreto.

Pero lo que llama la atención son una serie de inscripciones de color verde que se reparten por sus chasis. Detalles que se alojan en lugares como los pasos de rueda delanteros y que incluyen una letra E en ese color. Todo ello nos indica que estamos ante un modelo muy especial. Nada menos que el primer vehículo híbrido enchufable del fabricante inglés.

Escondido y discreto se encuentra el enchufe desde el que recargar nuestro MINI Countryman PHEV.

Dispone de un sistema híbrido que se compone de un motor de combustión de gasolina de 1,5 litros con turbo y tres cilindros. Una mecánica que desarrolla 136 caballos de potencia y que va vinculada a las ruedas delanteras del Countryman. Con él se consiguen cifras de par de 220 Nm.

Su interior es de calidad y busca más el diseño que la funcionalidad. Pese a ello encontrarse a gusto en su interior es fácil.

Pero este modelo lleva una inscripción en sus puertas que reza: All4. Y es que la tracción de este híbrido es total gracias a que su motor eléctrico está colocado para alimentar a las ruedas traseras mientras que el propulsor de combustión se hace cargo del otro eje. La mecánica eléctrica proporciona al modelo una potencia de 65 kilowatios que corresponde a 88 caballos de fuerza. Con todo esto la cifra resultante son unos más que suficientes 224 caballos que hacen que nunca te falte potencia a los mandos del Countryman PHEV.

Inconfundible la pantalla redonda que llena la parte central del salpicadero.

Su comportamiento es absolutamente intachable puesto que consigue “esconder” los 160 kilos más de peso que arrastra con respecto a la versión convencional –pesa 1.735 kilos-. Dispone de un tacto deportivo, algo que siempre uno espera cuando se sube en un MINI, con un tarado de suspensión cómodo pero que trasmite fielmente lo que ocurre bajo sus ruedas. La dirección es suave y precisa y consigue que, por momentos, estás guiando un automóvil más enfocado a la eficiencia que a la deportividad.

El maletero es algo justo para viajar pero suficiente para un uso urbano o de pareja.

A todo esto ayuda una caja de cambios automática de seis relaciones que podemos usar de manera secuencial utilizando la palanca con movimientos de delante hacia atrás. Si bien el cambio es suave y rápido la conducción de este Countryman enseguida nos invita a hacer un uso plenamente automático.

El conductor podrá hacer uso del botón eDrive para la gestión de la energía. Esto es, podrá utilizar sólo el motor de gasolina para viajar, sólo el modo eléctrico para, por ejemplo, circular por ciudad, o dejar que el propio coche gestione ambos de la manera que considere más eficiente. Una eficiencia que le permite tener la homologación cero emisiones –gracias a que homologa 42 km eléctricos que en la práctica no pasan de 30- con las ventajas que esto conlleva a la hora de circular por las grandes ciudades, para aparcar o para utilizar distintos carriles de circulación restringida.

Nuestra versión de pruebas equipaba dos techos de cristal independientes. El delantero se podía abrir.

A la hora de llegar a casa y enchufar nuestro MINI a la red eléctrica tenemos que tener en cuenta los tiempos de recarga. Estos pueden ser de apenas dos horas y cuarto si tenemos un cargador mural o de una hora más si lo hacemos sobre el enchufe doméstico de nuestro domicilio.

Su interior es amplio y cómodo para un coche de sus características aunque está claramente pensado para cuatro ocupantes. Eso sí es algo más angosto que sus hermanos en la zona trasera –según la marca pierde unos 3 centímetros de altura-. Y lo es porque allí es donde se aloja su motor eléctrico –bajo el maletero que se queda en 405 litros de capacidad- y sus baterías de acumulación de energía –bajo la banqueta trasera-. Esto hace también que el depósito de gasolina sea algo más pequeño y se quede en unos 35 litros.

Enchufar nuestro coche….un gesto al que nos tendremos que acostumbrar para el futuro.

Por lo demás es un coche muy bien terminado y que no hace ni mucho menos ascos a la calificación de premium. Su interior es el que la marca nos tiene acostumbrados con una gran pantalla central y los botones tipo interruptor que son mucho más estéticos que prácticos.

Su precio de partida es de 36.600 euros. Una cifra que no me parece descabellada cuando hablamos de un modelo de imagen potente, de acabados premium, de equipamiento alto, de eficiencia demostrada y que, además, como guinda del pastel nos permite disfrutar de la conducción gracias a un chasis ágil y divertido.

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta