Destacadas MITSUBISHI OUTLANDER PHEV 2019

MITSUBISHI OUTLANDER PHEV 2019

0

Esta semana probamos un superventas. Se trata del vehículo híbrido enchufable más vendido del momento. De echo hace escasos días la marca anunciaba que ya se han matriculado en el mundo 200.000 unidades de este modelo. Quizás las primeras al albur de conseguir la preciada pegatina cero emisiones pero no sólo de eso vive el Outlander PHEV. Vamos entonces a desgranar los argumentos que tiene esta máquina para conseguir convencer a tantos clientes.

Su configuración está basada en un motor de gasolina con cuatro cilindros de ciclo Atkinson de 2.400 centímetros cúbicos. Una mecánica que llega al modelo 2019 sustituyendo al anterior bloque de dos litros. De esta manera consigue pasar en potencia en su parte térmica de 120 a 135 caballos. También suma más caballos en lo que respecta a la variante eléctrica que incorpora. Y es que los dos motores eléctricos que tiene, uno sobre cada eje motriz, pasan ahora a disponer 95 caballos (asociados a una batería de 13,8 kwh de capacidad) ganando trece con respecto a su antecesor. Motivo por el cual su energía combinada está ahora en 230 caballos, casi tres decenas por encima del modelo anterior. Como decimos se trata de un suv de tracción total. Una tracción de la que se encargan los dos motores eléctricos, como os podéis imaginar, dispuestos uno por cada eje. Un sistema 4×4 que además nos ofrece varias posibilidades de manejo gracias a los modos Normal, Snow y Lock.

Pero no debemos olvidar que este vehículo se ha pensando para aquel público que necesita circular por grandes ciudades. Es decir, pese a su imagen y capacidades para circular por caminos de tierra, tiene que convencer entre el tráfico urbano que es donde se va a beneficiar de su pegatina cero emisiones. Y aquí lo que hace es tirar de una autonomía cien por cien eléctrica que, si bien está homologada en 50 kilómetros, es cierto que cuidando la conducción la podemos superar sin problemas.

En cuanto a los modos de conducción ahora incorpora dos nuevos, Snow para superficies con poco grip y una denominada Sport que no es muy recomendable ni será muy utilizada por los usuarios por su leve carácter deportivo, eso sí, sigue incluyendo las opciones Normal, Eco y Eléctrico. Su caja de cambios es de tipo variador continuo con una sola relación de cambio. Bueno, dos, hacia delante o hacia atrás. Pese a ello nos regala unas hermosas levas tras el volante que nos servirán para gestionar el tipo de freno motor que queremos en caso de circular en modo manual.

Por lo que respecta a prestaciones puras el Outlander PHEV 2019 ofrece una aceleración de cero a cien kilómetros por hora de 10,5 segundos. También ha mejorado en lo relativo a la capacidad que ahora tiene para circular en modo eléctrico hasta una velocidad de 135 km/h (antes era de 120 km/h). A nivel dinámico también ha dado un paso hacia delante. Y lo hace apoyándose en tres mejoras importantes: una mayor rigidez de su carrocería, unos frenos más grandes (sus discos delanteros pasan de 294 a 320mm) y una insonorización más eficiente. Todo ello conjugado con una suspensión firme pero no dura y que busca más el confort que la deportividad.

Donde encontramos menos cambios es en su interior. Aquí sigue demostrando la calidad a la que nos tiene acostumbrados la marca. Los materiales se ven lujosos y ofrecen un tacto más que agradable y ahora incorpora nuevas molduras. Nos ha gustado mucho sus nuevos asientos de piel con un diseño atractivo y lujoso que, además, ofrecen una comodidad de  primer nivel.

No podemos poner pegas tampoco a su generoso espacio interior. Desde un maletero con un espacio de carga plano y cómodo con casi quinientos litros de capacidad hasta unas amplias plazas traseras que, como novedad, incorporan nuevas salidas de aire para la climatización. También ofrece una toma de corriente de 1.500w para poder utilizar como un enchufe convencional de nuestra casa.

La unidad que veis en las fotos corresponde al acabado más alto de la gama, el Kaiteki. Un formato lujoso donde no falta ningún detalle en cuanto a equipamiento de confort y de ayudas a la conducción (luces automáticas, sensor de lluvia, control de crucero adaptativo…). Pero ahora la marca, con gran acierto, ha sumado a la oferta un acabado más discreto denominado Motion que reduce la tarifa final y acerca el Outlander PHEV a más clientes potenciales. Y es que el acceso a la gama se establece en 33.295 euros sin tener que echar en falta elementos como la climatización, las llantas de 18 pulgadas, la cámara de visión trasera, el arranque sin llave, la pantalla de siete pulgadas… Pero si os ha gustado el modelo de las fotos os tendréis que ir hasta los 38.120 euros.

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.