Competición

Ya está, lo teníamos anunciado pero ahora tenemos las primeras fotos de Carlos vestido con los colores de Renault, de la Regie, tan esperadas por todos. Y tras esas primeras fotos, como no, llega ahora lo importante. Y porque es importante, también va a ser complicado, muy complicado. Las esperanzas por conseguir logros relevantes se han disparado y hay que gestionarlo, lo cual no es fácil. Estamos ante un nuevo comienzo, con esas referencias a lo que pasó con Alonso mientras estuvo en Enstone, y precisamente, por todo eso, y por las veces que ha pedido Carlos tener un coche mejor, ahora le van a exigir el doble de lo que ya Marko le pedía en la estructura Red Bull. Si Helmut parecía insaciable, lo que viene ahora es todavía más exigente. ¿Sabrá imponerse y triunfar en la aventura Renault? Vamos a analizarlo..

Que Sainz es rápido esta fuera de toda duda, que tiene una cabeza privilegiada también, pero que será importante como enfoque estas primeras carreras para que se hagan un juicio más real sobre él está fuera de toda duda. Va a tener mil ojos encima suya, y aunque se puede decir que hay un punto razonable en darle tiempo para que se amolde al equipo, no nos podemos engañar: se espera que bata a Nico Hulkenberg. No es una cuestión de si Nico es bueno, muy bueno o uno de los grandes. Es cuestión de que cuando compartió equipo con Verstappen ambos estuvieron muy cerca, y si a Max le vemos compitiendo de tu a tú con Ricciardo, y como no, con los Hamilton, Vettel y compañía…de Sainz no se espera menos con una máquina a la altura.

Pongámonos en situación. Cierto profesor, cuando uno todavía estudiaba, nos dio a sus alumnos un consejo: cuando lleguéis a una empresa no penséis en tomaros vuestro tiempo para hacer ver lo que valéis, lo que sois. No, desde la primera semana os estarán observando, juzgando y por tanto, valorando. Y a partir de ahí comenzará la relación del ecosistema de la empresa contigo y de ti mismo con él. Hay que brillar desde el principio, impresionar, si puede ser, desde el minuto uno. Algo así tiene que hacer Sainz, porque estas 4 primeras carreras van a determinar la relación del equipo Renault con él de cara al año que viene. Si machaca a Hulkenberg desde el minuto uno, el equipo le elegirá rápidamente como su primer espada de cara al año siguiente, sino, se arriesga a que Hulkenberg sea señalado como el piloto sobre el que hay que centrarse. Y eso, nunca, nunca, nunca…puede suceder si quieres ser visto como una referencia en la pista. Si quieres emular a Fernando tienes que hacer una cosa que hace muy bien el asturiano: no esperar ni un segundo para machacar a sus compañeros en los entrenamientos, en las sesiones libres, en las Calificaciones y en la carrera. Es más, si puede, también fuera de la pista. Saber que es la única manera de destruir a tu primer rival y lograr que el equipo se centre en ti. Hay que ganárselo. La F1 se come a los pilotos crudos y sin sal. Aquí nadie viene a hacer amigos…

Sainz, para acometer esta aventura, tiene como cualidad muy importante la gestión de su cabeza. No es sólo un piloto rápido, como dice Hulkenberg, sino alguien que sabe manejar la presión de manera muy brillante. Es de momento el único que ha logrado hacer trompear a Verstappen por desesperación al intentar adelantarle. Eso es cabeza. De buena madera están hechas sus astillas, no hay nada más que ver a su padre. Debe usarla en estas 4 carreras que quedan más que nunca para gestionar la situación y comenzar a impresionar al equipo con su gestión de los fines de semana…y como no, de su cesta de resultados. Porque no nos engañemos, Renault espera que sume como Hulkenberg al menos. Para ello se han quitado a Jolyon Palmer de en medio esta misma temporada, antes de que la termine.

Ahora bien ¿podrá hacerlo?. Sí, definitivamente sí. Carlos cuenta con dos puntos a favor sobre Hulkenberg, y ambas son clave en un piloto de carreras: No es sólo bueno durante los sábados, sino que los Domingos suele maximizar sus oportunidades. Es más, va creciendo a lo largo de los tres días que dura el gran premio, siempre de menos a más, no de más a menos. Esto último, además, es lo que le suele pasar a su compañero, que después de todos estos años sigue sin conseguir un podio a pesar de que los compañeros que ha tenido sí lo han hecho. Nico es consistente a lo largo de una temporada, pero no es de destellos espectaculares. Si Carlos, por tanto, hace valer sus fortalezas, no debería tener problemas con Nico. Lo primero para triunfar en F1 es creértelo. Si Carlos llega a Renault creyéndoselo y yendo a por todas desde el principio, marcará la manera en la que le verá su equipo, que desea acertar con él porque lo reúne todo: velocidad, cabeza, trato con los medios y las marcas, cierta aura con el apellido, y como no, ser español, que en Renault puntúa doble porque el mercado español es clave para la marca del rombo.

En definitiva, Carlos debe ir a por todas desde el minuto uno y no tomárselo con calma. Hulkenberg es una buena piedra de toque, y batirle subiría su valoración como piloto. Pero también hay que admitir que desde que le superó Pérez el año pasado ha perdido un poco de lo que Le Mans le dio. Batirle sumará, pero Nico hace un tiempo que dejó de ser visto como una revelación que hizo la pole en el GP de Brasil para empezar a convertirse en otra especie de Nick Heidfield: muy valorado pero nunca fichado por un grande. Por eso el riesgo con Nico es doble. Es un piloto notable, pero al que se espera que logre batir si quiere llamar a la puerta de un equipo grande. Renault quiere construir el equipo alrededor de Sainz, están deseando que triunfe con ellos, pero para ello necesitan ver que se puede convertir claramente en su referencia. Esto no empieza en Marzo del año que viene. Esto ha comenzado ahora y tiene que ir a por todas. Tiene el talento, tiene la cabeza, el entorno y hasta el apoyo de las marcas. El futuro es suyo…si quiere y lo lucha, por supuesto. A por ellos, Carlos.

El circuito del Jarama se llenará este fin de semana con los colosos más grandes de las carreras europeas. Nos estamos refiriendo a las enormes máquinas que forman parte del gran circo del Europeo de Camiones. Se trata de poderosas cabezas tractoras con motores de hasta 12 litros y seis cilindros en línea. Con estos números no nos debe extrañar que se alcancen cifras de potencia de casi 1.200 caballos.

Viendo estos colosos del asfalto no es difícil de preveer el lleno absoluto en el Jarama

El programa de carreras será idéntico para el sábado como para el domingo. Ya que en ambas jornadas podremos disfrutar de entrenamientos libres, cronometrados y una emocionante carrera. Además esta cita, como viene siendo habitual, es la que cierra el campeonato por lo que habrá multitud de batallas en pista.

El tres veces Campeón de Europa de Camiones, Antonio Albacete, nos contó todos los secretos de este tipo de carreras

Por otra parte contaremos también con el aliciente de tener a nuestro tres veces Campeón de Europa de Camiones, Antonio Albacete, entre los inscritos presentes. Una alegría verlo por el paddock puesto que el año pasado no puedo participar al quedarse sin uno de sus principales patrocinadores. Antonio llega a la cita madrileña quinto del campeonato pero con algunas opciones de hacerse con el cuarto puesto. Por eso estamos seguros de que veremos su poderoso MAN en las posiciones de cabeza de un circuito en el que lleva rodando décadas.

Por dentro el camión MAN de Albacete no tiene nada que envidiar a las máquinas más sofisticadas de competición

Para la parroquia española habrá también el aliciente de ver al joven Vila de apenas dieciocho años debutar en este tipo de carreras. Una alegría para todos ver como hay relevo generacional en este campeonato.

Albacete sigue fiel al color rojo que tantos éxitos le ha dado en este campeonato

Sin duda una de las citas del año obligadas este Gran Premio Camión de España que es  el evento automovilístico que más aficionados congrega en nuestro país después del Gran Premio de F1.

Las sensaciones que pudimos vivir dentro del MAN del español Antonio Albacete tardarán en olvidársenos

Aunque muy elevada, la posición de conducción es propia de cualquier vehículo de competición

El Campeonato de España de Rallyes volvía a citarse con el Principado de Asturias para la disputa de su séptima prueba de la temporada.  Y al igual que sucedió en el Rallye Princesa de Asturias la lluvia fue la protagonista de la práctica totalidad de las especiales.  Y por eso la mayoría de los pilotos coincidieron en que los ya de por sí difíciles tramos llaniscos patinaban de manera casi peligrosa.

Además, el campeonato llegaba en un momento clave para su desarrollo final. Y lo decimos porque una nueva victoria de Iván Ares podría dejarlo más que encauzado para el piloto gallego. Pero es que, además, su hasta ahora máximo rival, Cristián García, venía con la intención de rodarse para su inminente cita con el WRC y para, o meterse en la lucha por la victoria, o dejar el CERA definitivamente. Algo que dejó claro en unas declaraciones el propietario de su equipo, Roberto Méndez, días antes de la disputa de la prueba llanisca.

Tercera victoria consecutiva de Ivan Ares que vuela hacia el título

El rallye se disputó en una única jornada y por ello el primer tramo se disputó muy pronto. Tanto fue así que los primeros clasificados lo disputaron completamente de noche y con la dificultad añadida de la lluvia y la niebla. Y en estas condiciones fue Iván Arés el que mejor consiguió desenvolverse completando su particular trío de victorias consecutivas y dejando el título a tiro de piedra en las tres pruebas que aun quedan por disputarse (Santander, Nucía y Madrid).

Pero quizás la mayor sorpresa del rallye fue el segundo puesto de Joan Vinyes con el Suzuki Swift N5. Y no porque Joan nos tenga que demostrar su velocidad, que ya está contrastada en décadas de carreras a sus espaldas. Si no porque apenas hace un año en este mismo rallye salía con un pequeño Swift de la copa para ver si la lesión que se produjo en un desafortunado accidente de esquí le dejaba sentirse cómodo y rápido al volante. Y, además, porque lo hace con un coche inferior al de sus rivales con el que consiguió marcar dos scratch.

Impresionante Rallye de Llanes que se marcó Joan Vinyes

Pernía con el Hyundai i20 R5 fue el tercero en el podium además de adjudicarse la victoria en el TC plus. Burgo fue cuarto y Cristian García quinto en una jornada donde no consiguió una regularidad para estar en la cabeza y que prefirió enfocar a rodarse para el Rallye  RACC.

Dentro del apartado de dos ruedas motrices victoria para el Abarth 124 rallye de Álvaro Muñiz que de esta manera se resarcía del abandono del Princesa de Asturias por la rotura de un palier.

Tercer cajón del podium para Pernía que lleva una temporada de menos a más

En la Copa Suzuki victoria sin contemplaciones para Alfredo Tamés que hizo valer su conocimiento del terreno y, de esta manera, se coloca como máximo favorito para el triunfo final. Dentro de la Copa Dacia nueva victoria de Antón Pérez Fojón.

Había expectación por ver a los jóvenes valores que se jugaban la BKR2 en su primera cita con el asfalto. Y finalmente el más rápido fue Jan Solans  seguido de Javier Pardo y Roberto Blach. Uno de los favoritos, Efrén Llanera, acabó cuarto tras doblar el puente en uno de los primeros tramos del día.

El Principado de Asturias nos recibió con los brazos abiertos pero dejándonos claro que el verano está llegando a su fin. Y es que si a los estrechos y revirados tramos asturianos sumamos los fuertes aguaceros que cayeron durante toda la jornada nos da como resultado unas especiales muy complicadas llenas de trampas y con un grip practicamente nulo.

Ares encadenó su segunda victoria consecutiva en Oviedo y se destaca en la cabeza del Campeonato de España de Rallyes

Por eso no es de extrañar que ya en el primer tramo llegara el abandono del actual Campeón de España, Cristian García. Un piloto que nos tiene acostumbrados a darlo todo desde el primer metro. Esto produjo un efecto rebote sobre el resto de participantes que vieron como uno de los máximos aspirantes a la victoria se quedaba en la cuneta.

Eso sí, lo que parecía que se iba a convertir en un monólogo del actual líder del campeonato, Ivan Ares, paso a ser una pelea encarniza entre este y el lucense Pedro Burgo que consiguió liderar el rallye con su Skoda Fabia R5 durante el  primer bucle de tres tramos.

Los hermanos Burgo fueron los que más hicieron correr al piloto de Cambre. Sin duda ya tienen el Skoda Fabia R5 por la mano.

Una primera etapa en la que también pudimos ver el primer scratch en el campeonato del Suzuki Swift N5 y del bravo piloto vasco Gorka Antxustegui. Así como a un Surhayen Pernía que trataba de colarse en el podium mientras el Clio N5 de Fuster no paraba de arrastrar problemas mecánicos que le llevarían finalmente al abandono.

En el segundo bucle no cesaron los chaparrones que hicieron de la monta de neumáticos una auténtica lotería. Y lo decimos porque si bien llovía a mares durante minutos en ocasiones saía el sol y los tramos parecían querer secarse. Y en este contexto el piloto de Cambre Ivan Ares fue el más listo y consiguió acabar el día como líder. Segundo se colocó Burgo completando el podium Pernía todos ellos en menos de un minuto.

Surhayen Pernía y Carlos del Barrio ya rodaron cerca del nivel que nos tienen acostumbrados. De hecho se llevaron el scratch del TC plus.

En la segunda etapa que se disputó durante la jornada del sábado el estado de los tramos no mejoró lo más mínimo. Por lo que estaba claro que el que quisiera estar en la cabeza de la carrera tendría que conseguir un set up en mojado adecuado.

Pero no fue sólo el tiempo el que continuó en la misma línea. El dominio de Ivan Ares siguió siendo la tónica habitual en esta jornada. Su estrategia estaba más orientada a administrar su renta de cara a sumár el máximo de puntos para el campeonato aunque no por ello dejó de marcar hasta dos scratch.

Pudimos ver el primer scratch de un coche de la categoría N5 que fue a parar a manos del Suzuki Swift de Gorka Antxustegui

El segundo puesto fue a manos del lucense Pedro Burgo que se mostró tremendamente competitivo a bordo de su Skoda Fabia R5. Sin duda el gallego ha acabado por coger el camino más competitivo a la hora de pilotar la máquina checa.

Hasta el cajón más bajo del podium escaló el cántabro Pernía. Y es que Surhayen parece que ha dejado las dudas atrás y ya lo vimos hasta marcar algún mejor tiempo como fue en el caso de la especial de Siero que estaba bonificada con los puntos extras del TC Plus. Además tuvo que contener al bravo piloto asturiano Óscar Palacio que se apuntó al nacional con su Ford Fiesta R5 y dejó bien claro que no desentona lo más mínimo. De hecho firmó el scratch en la primera pasada por Villaviciosa.

Fran Cima no dio opciones a sus rivales en el Trofeo Clilo R3T adjudicándose de esta manera también el campeonato de manera matemática.

Dentro de la categoría N5 se produjo una gran debacle que provocó que el único equipo en llegar a la meta fuera el del Suzuki Swift de Gorka Antxustegui. Eso sí no por ello careció de mérito porque llegó a marchar un scratch. El primer scratch de un vehículo de estas características en el Campeonato de España. Una pena el abandono tanto de Joan Vinyes con el otro Suzuki Swift como de Miguel Fuster al que diversos problemas con el acelerador y el turbo dejaron en la cuneta antes de tiempo.

Miguel Fuster rodó demasiado lejos de los puestos de cabeza hasta su abandono por problemas de turbo y con el pedal del acelerador.

Dentro de las dos ruedas motrices dominio absoluto de Jose Manuel Mora con el Peugeot 208 R2 del equipo Ares Racing con el que consiguió un estratosférico quinto de la general. Y es que resultó espectacular de ver la conducción tan agresiva como efectiva del piloto asturiano que dejó a su más inmediato perseguidor, Javier Pardo, a dos minutos y medio.

Entre los dos ruedas motrices también se produjeron diversos abandonos entre las monturas más potentes. Entre ellos destaca la de Álvaro Muñiz con el Abarth 124 rally cuando peleaba por los puestos de honor. Una pena pues el precioso GT del piloto coruñés experimentó una espectacular progresión a lo largo del día y más si cabe pues era la primera vez que tenía que lidiar con un firme mojado.

Rosa Caniego, Directora de Comunicación del grupo FCA, nos puso al día sobre el equipo de rallyes de Abarth. Una pena el abandono de Álvaro Muñiz cuando rodaba cerca de la cabeza de los 2RM.

En la Copa Suzuki se libró la pelea más espectacular de la jornada entre el llanisco Fredy Tamés y el madrileño Alberto Monarri. No hay mucho más que añadir si decimos que el asturiano consiguió el liderato por apenas medio segundo. Todo lo contrario pasó en el Trofeo Ibérico Renault Clio R3T donde Fran Cima distanció al segundo en más de seis minutos. En cuanto a la Dacia Sandero Cup trabajada victoria de Antón Pérez Fojón.

Este pinchazo en la primera pasada por Morcín dejaba fuera de juego al bueno de Esteban Vallín.

Impresionante la lucha en la Copa Suzuki que se acabó llevando Fredy Tamés por apenas medio segundo sobre Alberto Monarri.

Máquinas como el Peugeot 306 Maxi de Manuel Senra rodaron en la categoría Legend.

La quinta prueba del Campeonato de España de Rallyes que marcaba el ecuador de este certamen se disputó en la comarca coruñesa de Ferrolterra. Una prueba que perdía algo de su esencia más pura debido a unos tramos más rápidos de lo que allí es habitual. Aunque en lo que no perdió ni un ápice fue en su dificultad debido a una climatología casi invernal.

Complicado se presentaba el primer bucle debido a una mañana gris y húmeda que dejaba el asfalto gallego en unas mas que complicadas condiciones de carrera. Unos tramos sucios y “de valor” que a más de un piloto se le atragantaron. No en vano el primero de ellos se tuvo que neutralizar por la salida de pista del Clio N5 de Miguel Fuster que impactaba sobre un espectador y hacía necesaria la intervención de los servicios médicos.

El viernes se realizo una protocolaria ceremonia de salida desde el centro de la localidad de Ferrol

De esta manera se llegaba a la primera asistencia del día con el gallego Ivan Ares (Hyundai i20 R5) como líder. La segunda plaza era para Víctor Senra que, en esta prueba, heredaba el Citroen DS3 R5 de Sergio Vallejo pero ya a 45 segundos de la cabeza. Por detrás Pedro Burgo (Skoda Fabia R5) trataba de mantener a raya a Cristian García (Ford Fiesta R5) muy retrasado por un doble pinchazo.

A la primera asistencia de la mañana pocos fueron los coches que llegaron sin algún rasguño

El rallye continuaba con una nueva pasada por cada uno de las dos mismas especiales. Y en ellas se repartían los scratch entre Ivan Ares y el aragonés Cristian García. Aunque el gallego sabedor de su ventaja confesaba estar corriendo tratando de no arriesgar en exceso. Algo difícil de asimilar a la vista de los tiempos que estaba realizando.

A las dos bucles vespertinos se partía con la idea de ver si Ares aguantaba la presión de poder estrenar el casillero del CERA para la marca coreana Hyundai. Pero además también con la atención puesta en el segundo escalón del podium que Senra tenía que defender sobre García, por apenas 16 segundos. Por otra parte saltaba la sorpresa del abandono de Pernía, que con una unidad a estrenar del Hyundai, no conseguía ni acercarse a los tiempos de cabeza. Un abandono causado por un pinzamiento lumbar por el golpe en la recepción de un rasante.

Una mala caída en un rasante hizo abandonar al cántabro Surhayen Pernía por un problema lumbar

La Copa Suzuki llegaba al ecuador del rallye con las mismas apreturas de siempre. Estaba encabezada por Alberto Monarri pero estando los cuatro primeros en apenas 19 segundos. Mientras que en la Dacia Sandero Cup Pérez Fojón dominaba con más de dos minutos de ventaja sobre Ángel Paniceres.

Pero la tarde no hizo más que confirmar lo que ya venía apuntando toda la jornada. Un Ares intratable seguía apretando como si sus perseguidores estuvieran más cerca llegando incluso a marcar tres scratch de cuatro tramos. Incluido el marcado como TC PLUS que le reportaba tres puntos extras de cara al campeonato.

Pese a un error en la elección de neumáticos en los húmedos tramos matinales los hermanos Burgo lograron subirse al podium

Aunque fue por detrás donde saltó la sopresa con fuerte salida de pista del equipo García/Liso felizmente sin consecuencias personales. Un error que parece confirmar la “mala relación” de los aragoneses con el rallye ferrolano. No olvidemos que el año pasado sufrían un doble pinchazo cuando iban líderes destacados.

Todo ello hizo que el Citroen DS3 R5 de Sergio Vallejo pilotado por Víctor Senra se aupara a la segunda posición de un rallye que ya ganara el año pasado. Unas prestaciones las del joven de Dumbría que lo señalan como uno de los pilotos más en forma de España (lleva tres victorias de tres en el campeonato gallego). Una pena que, al menos de momento, no tenga presupuesto para seguir el campeonato. El tercer escalón del podium fue para el lucense Pedro Burgo que supo mantener una buena regularidad a bordo de su Skoda Fabia R5 y esperar a que fueran cayendo sus rivales. Una carrera muy inteligente la del equipo Café Candelas que sabe siempre coger su ritmo más competitivo y a los que es difícil ver cometer un error.

La mala suerte persigue a Cristian García y Rebeca Liso en Ferrol

La cuarta posción fue para el incombustible Joan Vinyes que de esta manera consiguió la victoria en la categoría N5 con el Suzki Swift por delante de su compañero Gorka Antxustegui y del todavía muy verde Clio del alicantino Miguel Fuster.

En Ferrol vimos el debut del Renault Clio N5, un producto aun muy poco rodado pero que seguro acabará rodando en puestos de cabeza

No podemos olvidarnos tampoco de destacar el carrerón que se marcaron Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano con el Abarth 124 rallye N-GT . Un vehículo con el que apenas llevan cinco rallyes y que colocaron en la sexta posición y como primer dos ruedas motrices.

Indiscutible victoria en dos ruedas motrices del Abart 124 rallye de Muñiz y Solórzano

En la Copa Suzuki Swift victoria para Alberto Monarri por apenas un segundo sobre el gallego Fernando Rico. Dos pilotos que mantuvieron en vilo a la afición hasta el último metro de carrera. La tercera posición fue para el asturiano Alfredo Tamés.

Poca historia tuvo la Copa Dacia Sandero pues fue dominada de principio a fin por el gallego Antón Pérez Fojón muy beneficiado por los problemas que desde el comienzo del rallye tuvo uno de los pilotos más rápidos de esta monomarca, “Piru” Castro que finalmente consiguió ser segundo por delante del extremeño Reyes.

Una pena que Víctor Senra no consiga reunir el presupuesto necesario para seguir todo el campeonato

Con todo esto llegamos al parón veraniego del campeonato que retornará el próximo 16 de septiembre con motivo del Rallye Princesa de Asturias. Una prueba en la que Ares tendrá que defender su posición como líder provisional, Cristián tendrá que resarcirse del cero de Ferrol, Vallejo decidir si vuelve al volante de su DS3, Senra si consigue presupuesto para continuar en el nacional, Burgo no dormirse y apretar a los de arriba y Pernía resetear coche y mente y volver a las posiciones de cabeza.

Sin duda uno de los campeonatos más interesantes de la última década.

Así llegaban las dos ruedas que pinchó Cristian en el bucle matinal

Con esta victoria Iván Ares se coloca como líder del Campeonato de España de rallyes de asfalto

Pernía no tuvo su rallye y su rival Cristian García no dudó en acercarse a interesarse por él

Como siempre ocurre en las pruebas gallegas el público abarrotó los tramos

Red Bull es la mejor cantera que tiene la F1 para nutrirse de pilotos con talento. Una frase, una realidad, una certeza. No debería haber nadie que a estas alturas dudara de semejante afirmación. Es además la mejor manera de formarse sin invertir mucho dinero si quieres llegar a la F1. También podría ser otra de esas verdades indiscutibles. Pero si ambas podrían considerarse ciertas, también podría decirse que el precio a pagar cuando se llega al Gran Circo es demasiado alto. No eres ya un piloto, eres una inversión. Se ha pagado demasiado por ti como para pensar que tienes algún tipo de derecho. De repente, eres algo parecido a un prisionero que no tiene las llaves para salir de esa cárcel, a una mercancía con un único dueño, que además no suele tener muchas ganas de venderla. Así es Red Bull.

Entrar en Red Bull es prácticamente lo único que decides, ya que a partir de que entras dirigen tu carrera de la manera que ellos creen y entienden que puede beneficiar mejor a sus objetivos. No es terriblemente injusto si se mira desde el punto de vista de todo lo que han pagado hasta entonces, algo más de 2 millones de eur si has pasado por la GP2, GP3, World Series, F3, Karting…pero los intereses son leoninos. Lo estamos viendo con Carlos Sáinz y lo vimos en el pasado con otros pilotos como Jaime Alguersuari, Sebastian Buemi, Antonio Felix Da Costa, Antonio García, Vitantonio Liuzzi, Jean-Eric Vergne…son tanto los damnificados y tan mala su salida de la estructura que la reflexión acerca de lo que se da a cambio de pertenecer a ellos te deja con la sensación de que quien firma con ellos en realidad está pactando con el diablo. Sólo ellos deciden, tu opinión no vale nada.

Carreras prometedoras que se truncan porque ellos no ven más futuro contigo en su estructura. Es razonable, nadie les obliga a pagar por aquello en lo que ya no creen, pero ¿es por ello lógico y justo que te bloqueen a la hora de encontrar un hueco en otra escudería? Quien sale de Red Bull no lo hace para continuar de piloto titular en otro equipo. A bote pronto la única excepción es Liuzzi, que a fecha de hoy es el único que pudo escaparse sin por ello dejar de correr en la F1 (Force India y HRT para ser más concretos). El resto se han visto forzados a salir a otras categorías, como Antonio Felix Da Costa o Antonio García, que en la antesala de la F1 vieron como les mostraban la puerta de salida antes de tiempo, pero bajo contrato con Red Bull todavía, con lo que intervenían en la alternativa. Y cuando no, a abandonar la disciplina, como ese Jaime Aguersuari al que le ofrecían un contrato con Renault y al ejercer desde Red Bull la opción de renovación, se veía obligado a renovar para que un par de meses después le echaran de una patada en el trasero como a su compañero Buemi.

Entrar en Red Bull es entrar en una especie de prisión en el que si la cosas salen bien deciden cuando y como usarte en su proyecto de F1…y si salen mal, te puedes ir olvidando de seguir en el Gran Circo si has llegado, o de acceder por otro camino si estás a las puertas. Nadie les obliga a firmar por el equipo austriaco, podría decir más de uno, pero en una relación en la que está claro quién es la parte dominante, quien tiene el mayor peso en la balanza, hay cosas que no deberían estar permitidas. Sus contratos de permanencia no se han visto ni siquiera entre las operadoras de telefonía en España. Hay pilotos que, con mejor o peor criterio, optaron por no seguir en la estructura, saliéndose cuando pudieron porque tuvieron ese resquicio. Pero de los que lo hicieron, ninguno ha logrado luego acceder al Gran Circo como pilotos titulares. Las canteras de McLaren, Mercedes, Ferrari y Renault, en cambio, no atan a sus pilotos “de por vida” como si de vender tu alma se trataran estos contratos. Podremos encontrar a un Checo Pérez pasando por McLaren, a un Grosjean aterrizando en Haas, a un Hamilton fichando por Mercedes, a un Magnussen aterrizando en Renault y luego en Haas…o a un Fernando Alonso fichando por McLaren y Ferrari, los dos archienemigos de Renault. Pero el único movimiento similar que veríamos en Red Bull sería a Vettel fichando por Ferrari…cuando ya había conseguido 4 títulos para ellos y tenían el sustituto garantizado en un Daniel Ricciardo que le masacró cuando llegó al equipo de Milton Keynes. Los demás, el ostracismo.

Por todo ello, meterse en Red Bull es meterse en la boca del lobo: sabes que entras pero no si vas a salir y si de conseguir hacerlo, en qué condiciones lo harás. Si tienes un mecenas o dinero suficiente para progresar basándote en tu talento, Red Bull debe ser la última opción que elijas si quieres no tener que arrepentirte cuando llegues a la meta de aterrizar en el Gran Circo. Sáinz lo está sufriendo ahora, viendo como su equipo, sin darle opción a subir en la estructura hacia el equipo mayor (vista la demostración de talento realizada hasta ahora) no negocia su salida hacia otra escudería que sí le permita seguir creciendo. Si no puedes hacerle hueco, no tiene sentido seguir reteniéndole a sabiendas de que en su equipo actual se corta su progresión. Y en esas se encuentra Red Bull, cuyo jefe de equipo Christian Horner se atrevía a decir que sin ellos no estaría en F1. Si y no Christian. Os debe una cierta lealtad, pero tampoco de manera eterna. Si con Verstappen quedó claro que cuando amenazó con irse rápidamente se le ofreció la salida de degradar a Kvyat para subirle a él, con Carlos, si no hay opción, debes dejarle ir. Pero antes de hacer algo así, en Red Bull queman su casa. Eso antes que regalar a uno de sus pilotos a un equipo rival. Con Red Bull es lo que hay…

Carrera finalizada y el Gp de Singapur ya forma parte de la historia. Como sus resultados, como sus actuaciones…como los protagonistas de esta carrera nocturna que siempre promete tanto y que de vez en cuando deja lo mejor para el final. Pero sobre todo, con cada carrera , y Singapur no iba a ser menos, deja en el olvido rápidamente las oportunidades perdidas de aquellos que estaban llamados a hacer algo grande y que por el motivo que sea no han terminado de concretar el resultado ansiado. La F1 es cruel con ellos, porque del terreno de los “y si” no se escriben grandes crónicas ni se suman puntos que queden en el recuerdo.

Escribo esto porque como en cualquier otra carrera, hemos tenido protagonistas por derecho propio…y otros que iban para ello y se quedaron en el camino. Quizás se rediman en el siguiente gran premio, pero ello también dependerá de los medios que cuenten para lograr que la suerte les dé una nueva oportunidad. Hoy era terreno propicio para que pilotos como Ricciardo, Hulkenberg, Sainz, Kvyat o Raikkonen aprovecharan la oportunidad que tenían delante, cada uno dentro del objetivo que se podían marcar, por supuesto.

Empecemos por el que mejor lo tenía: Daniel Ricciardo. El australiano tenía una ocasión de oro para conseguir esa victoria que tanto se le resiste desde que aterrizó en este equipo austriaco tetracampeón del mundo que ahora parece remontar el vuelo. Salía en primera línea, con la estrategia adecuada, y con la única duda de los SC que podían salir en esta carrera. Y ha estado cerca, muy cerca…a falta de unas vueltas más para alcanzar y superar a Rosberg. Sin embargo, las carreras duran lo que duran, y si bien se acercó mucho, quizás demasiado tarde para intentar nada. La estrategia puede que fuera la correcta, pero pecaron de ajustarla demasiado en el tiempo y no dejar margen para pasar a un piloto que manco no es y que tiene el mejor coche de la parrilla. Si en Red Bull querían ganar con Ricciardo, tenían que haber hecho algo más. Más cerca no lo van a volver a tener este año, no con un circuito tan bueno para Red Bull y tan perjudicial para los Mercedes. Puede que otro día le llegue la victoria a Daniel, pero nadie lo puede asegurar, ni siquiera para el año que viene. Y en F1 se suele decir que hay dos clases de pilotos: los que han ganado un GP y los que no. Cuando viene el tren, hay que correr y saltar bien fuerte para cogerlo, porque quien sabe cuando volverá a pasar…

Si bien Ricciardo ha terminado segundo, y se puede catalogar de buen fin de semana en general su actuación, hay otros pilotos que aunque aspiraban a algo menor, no es menos cierto que dentro de su liga podía decirse que era tan o más importante si cabe su actuación en el día de hoy. De los mencionados en el segundo párrafo me voy a detener en dos: Kimi Raikkonen y Carlos Sainz. El primero porque salía 5º, con su compañero 22º y por tanto, con opciones reales de pisar el cajón y sacarle a Vettel una buena diferencia de puntos. Era, de alguna manera, una de sus más claras oportunidades de brillar con luz propia. Sin embargo, el miedo escénico de Ferrari apagó esa luz para devolverle al papel de comparsa. Algo aventajado esta vez, pero si nos atenemos a los resultados finales (que es lo que termina quedando), el finlandés salio 5º para terminar 4º mientras su compañero salió 22º para terminar 5º. Ahora nos quedamos con Vettel, por su espectacular remontada. Pero sólo un puesto más arriba el finlandés hubiera tenido un más que merecido podio y no hay remontada que haga sombra a un lugar en el cajón, así de claro. Un podio es un podio. Pero pasemos a Sainz…

CASO SAINZ

Carlos, Carletes, Carlitos, Carlos Jr…que mal me sabe la carrera de hoy. Y no es porque no haya hecho todo lo que ha podido, que seguro que así ha sido, sino porque la oportunidad que hoy tenía era inmejorable. Como en Mónaco de este año, como en tantas otras ocasiones. Salir 6º era una llamada de atención a todo el paddock, que prestaba especial atención a la oportunidad inigualable que tenía para decir “estoy yo aquí” a todo el paddock de la F1, en un momento clave de la temporada, cuando se negocian muchos fichajes de cara al año que viene. Y no ha podido salir peor. Primero con el toque con Hulkemberg en la salida, que aunque no parecía perjudicarle significativamente en el tiempo por vuelta, sí ha servido para que Charlie Whiting le sacara la bandera negra y naranja (cuantas veces se ha sacado en los 2-3 últimos años?) y le obligara a entrar en boxes. Lejos de recomponerse, no ha podido nunca recuperarse realmente de tal varapalo. El MGU-K no funcionó desde la vuelta 20, según parece. Y puede que sea cierto, no lo sé….pero da la impresión de ser otra de esas veces que cuando más promete el GP, siempre pasa algo. Hay una frase de Marko que le dijo cuando competía en GP3 o World Series (no recuerdo exactamente el momento) que era algo así como que Carlos debía hacerse dueño de su destino, contrareplicando a la mala suerte que tenía a veces durante las carreras, para no depender de la suerte durante los Domingos. Y algo así le pasa ahora, que por “h” o por “b” no termina de concretar las grandes oportunidades cuando estas se presentan.

Carlos, como ya lo dije en algún otro artículo: necesita centrarse en si mismo, sacar el animal competitivo que lleva dentro, y ser tan agresivo o más que sus rivales, recomponerse con la rabia, y usarla para ser más veloz y luchador durante las carreras. Este año es más importante de lo que se pueda pensar. Sólo uno se quedará en Toro Rosso, y puede que incluso quedarse sea malo para su futuro. Necesita subir un escalón, fichar por Renault y construir su futuro sólo con su desempeño y el desarrollo de un equipo oficial. Quedarse en Toro Rosso es pan para hoy y hambre para mañana. Si no aprovecha las ocasiones que le quedan, los de Enstone pueden mirar hacia otro lado…y entonces sí que estará complicado su futuro el año que viene. Si las salidas se bloquean, el futuro se vuelve gris oscuro casi negro…

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies