Categorías Posts tagged con "civic"

civic

0

Esta semana hemos probado el compacto de tracción delantera más llamativo y excitante del momento. Un coche distinto por diseño y por arquitectura que no deja indiferente a nadie a su paso. Desde luego no es tu coche si lo que te gusta es pasar desapercibido. Os puedo decir que en más de una ocasión lo he dejado en la calle y al volver estaba alguien tirándole fotos.

Se trata de la quinta generación del Honda Civic Type R. Un automóvil capaz de rodar en 7:43 en el trazado más complicado y duro del mundo, Nurburgring. Imagino que a muchos esto ya os pondrá sobre aviso de la maquina ante la que estamos. No olvidemos que su apellido R –de racing como no podía ser de otra manera- es ya toda una institución en la marca japonesa desde aquel mítico Honda NSX Type R que conocimos allá por 1992.

En lo que respecta al apartado estético es complicado utilizar un solo adjetivo. Llamativo, provocativo, excitante… y si me lo permitís, hasta me atrevería a llamarlo macarra. En el mejor de los sentidos, pero macarra.

Su imagen delantera se basa en unos paragolpes específicos con tomas de aire muy prominentes junto con unas láminas negras que nacen en su parrilla y envuelven sus faros y que le aportan una mirada tremendamente agresiva. Además de en un llamativo splitter en fibra de carbono y la espectacular toma de aire del capó.

En su vista lateral destacan las taloneras, también en fibra de carbono, y unos pasos de rueda gigantescos con entradas de aire y que sirven para recoger sus tremendas llantas de veinte pulgadas. Su trasera luce imponente gracias a una triple salida de escape colocada en posición central y a un enorme alerón que corona el portón del maletero.

MOTOR

Sin lugar a dudas debajo del capó se esconde parte de la magia de este Type R. Eso si, sólo parte, porque este Civic tiene mucho y bueno que contar. Para que me entendáis estamos hablando de un bloque tetracilíndrico 2.0 VTEC apoyado en la sobrealimentación. Con todo ello este compacto japonés sube su cifra de potencia hasta los 320 caballos. Lo que son diez caballos más que la variante anterior de este mismo coche. Con todo esto es capaz de lanzar los 1.380 kilos de su carrocería a una velocidad de 272 kilómetros por hora y completar el cero a cien en apenas 5,7 segundos.

Pero lo que más llama la atención es la entrega que hace de esa energía. Porque si bien sus bajos tampoco son una excelencia, si podemos hablar de un medio régimen excepcional y una zona alta del cuentavueltas que podemos calificar de bestial. Y es que cuando llegamos a las 5.000 rpm experimentamos un empuje feroz que no se acaba hasta bien pasadas las 7.000.

Pero para movernos con agilidad por todos estos regímenes necesitamos una caja de cambios que esté a la altura. Y en el Type R la tenemos. Se trata de una transmisión manual de seis relaciones perfectamente estudiadas para sacarle todo el jugo a semejante aparato. Además cuenta con una pomo de excelente tacto y ubicación así como con unos recorridos cortos y digno de un coche de carreras.

Quizás una de las ventajas de este motor que no nos esperábamos es la capacidad que tiene para, corriendo mucho, gastar poco. Debo de decir que a un ritmo ligero de autovía y carretera nacional, junto con alguna aceleración realmente fuerte entre curvas, no conseguimos ver el indicador de consumo por encima de los 9 litros. De hecho si hacemos una conducción responsable y ajustada a las normas de tráfico es fácil que nos quedemos sobre los 7,8 litros cada cien kilómetros.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

En este apartado es donde el Civic Type R que nos ocupa ha dado un salto diferenciador de mayor envergadura. Y esto lo digo porque, sin duda, a dulcificado bastante su carácter. Y es que el modelo anterior era demasiado rabioso y duro para un conducción “de calle” aunque era una auténtica bestia en circuito. Un cambio que a mí me parece positivo –el modelo anterior apenas ha estado año y medio en venta- pues con las condiciones del nuevo Type R podemos disfrutar en circuito si así lo queremos pero podremos convivir con él de manera relajada cuando de lo que se trate sea de, por ejemplo, llevar los niños al colegio o irnos de vacaciones a la playa.

Para empezar a glosar su comportamiento dinámico debemos comentar que nuestro protagonista integra un fantástico diferencial autoblocante mecánico que va combinado con un sistema para el reparto selectivo del par motor. Y esto es algo que se nota desde el mismo momento que decidimos estrujar nuestro pie derecho sobre el acelerador del Type R. En ese momento nos damos cuenta de una de las mayores cualidades de esta nueva generación del compacto japonés, su capacidad de tracción. No olvidemos que no es fácil trasmitir al suelo –y a un solo eje- 320 caballos de potencia y 400 Nm de par.

Por otra parte apuntar también que el sistema de frenos está a la altura del conjunto. En un uso intensivo de carretera de montaña y a un ritmo fuerte no demostraron signos de fatiga. Habría que probarlos en circuito para ver si siguen con un tacto tan firme después de un uso mucho más exigente.

Por otra parte si aceleramos con el coche girando nuestro autoblocante nos empujará hacia el interior de la curva no dejando que nos salgamos de la trazada. Esto es algo que me recuerda sobremanera a la conducción de los coches de rallyes y que, si nunca lo has probado, te gustará pero necesitarás un tiempo para acostumbrarte.

Su suspensión es dura –incluso en el modo más liviano denominado Comfort- pero no tanto como para hacerse incómoda en largas tiradas, siempre y cuando tengamos claro en el coche que estamos subidos. Sin embargo si seleccionamos el modo +R tendremos un chasis muy muy firme –además de una dirección más directa y una respuesta del motor más que inmediata- y no percibiremos apenas balanceos de la carrocería que seguirá nuestro guiado de manera precisa.

Pero además también cuenta con múltiples ayudas a la conducción como son el sistema de alerta de ángulo muerto con aviso de tráfico cruzado, el reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de aviso por colisión con accionamiento automático de los frenos o el control de crucero adaptativo con interacción sobre el volante si tratamos de abandonar el carril por el que circulamos sin señalizar la maniobra.

INTERIOR

Por dentro no nos sorprende. Quiero decir que después de ver la increíble estampa de su carrocería, el habitáculo sigue estando al mismo nivel de deportividad y calidad. Por supuesto destaca por unos enormes baquets en el mismo color rojo de la carrocería y que recogen el cuerpo perfectamente si bien son algo duros para viajes largos.

Por otra parte la posición al volante es buenísima y todos los mandos se encuentran muy a mano. Especialmente la palanca de cambios sobre la que cae nuestra mano derecha con total naturalidad.

La calidad interior es buena pero no excelente pues quizás la marca japonesa a abusado algo de la utilización de plásticos duros. Por el contrario la utilización de algunas piezas en símil carbono le dan un toque interesante al habitáculo del nuevo Type R.

Todas las unidades del Type R están numeradas.

Para ser un compacto de aspiraciones deportivas no nos podemos quejar de las dimensiones de su maletero, 420 litros.

La pantalla multimedia es de un tamaño aceptable pero con unos gráficos que se ven algo anticuados.

El cuadro de instrumentos es de tintes deportivos y muy claro de leer. Además ofrece información relacionada con la conducción deportiva como las fuerzas G que provoca sus reacciones.

Los materiales de su interior son de calidad y, obviamente, con elementos tan deportivos como la fibra de carbono.

Lee, lee… este menu volverá locos a los auténticos petrolhead.

El volante tiene un tamaño lógico y un tacto muy agradable. Además está rematado en tonos bicolor.

Los menús y el teléfono lo manejaremos con la parte izquierda del volante.

Con la mano derecha podremos utilizar el control de velocidad.

Aquí, los botones con los que anular o aceptar las distintas ayudas a la conducción.

Entre los dos asientos tenemos estos botones. El más llamativo, a la derecha de la placa nominativa, para seleccionar los distintos modos de conducción.

Delante de la palanca de cambios está el hueco en el que cargar sin cables nuestro móvil de última generación.

Botones para manejar los elevalunas y los retrovisores eléctricos.

PRECIO

A la hora de valorar su compra hemos de saber que está únicamente homologado para cuatro personas. La versión que veis en las fotos es la tope de gama denominada GT y que incorpora, por ejemplo,  navegador y cargador inalámbrico para los smartphone y que supone un desembolso de 41.600 euros. A esto habría que añadir la opción de la pintura metaliza que supone 550 euros extra.

 

 

0

Falta poco más de un mes para que se celebre el Salón Internacional de Frankurt, que tendrá lugar del día 10 al 22 de Septiembre. Muchas son las marcas que aprovechan este evento para presentar sus nuevos modelos y prototipos. La firma japonesa no iba a ser menos, y ya ha anunciado que estará presente en el Salón con un stand donde se podrá conocer sus próximas novedades y ver por primera vez el Civic Tourer.

autofm_honda_civic_tourer_2

Este nuevo modelo en el que la elegancia predomina en su exterior y un gran espacio en el interior, se ha diseñado y desarrollado en Europa y se fabricará en la planta de Swindon, situada en Reino Unido. Su comercialización está prevista para principios del año 2014.

Por otra parte, Honda aprovechará esta ocasión para presentar el Nsx Concept II, (el primero lo hizo en Ginebra) un prototipo que deja entrever el diseño interior de la próxima generación del superdeportivo de la marca nipona. Incorpora la tecnología Earth Dreams que conjuga  un alto rendimiento con un bajo impacto ambiental.

autofm_honda_civic_wtcc_1

Además, el stand contará con un espacio destinado a la competición exponiendo la motocicleta RC 213 V del mundial de MotoG y el Civic WTCC equipado con el motor HR412E  con el que los pilotos Gabriele Tarquini y Tiago Monteiro  compiten este año en el Campeonato Mundial de Turismos.

Álvaro Turiel

 

0

En esta ocasión nos ponemos a los mandos del Honda Civic 1.6 I-DTEC, una opción dentro del modelo de la marca japonesa que resulta muy interesante. Desarrolla una potencia de 120 Cv, un par máximo de 300 Nm, consigue una velocidad máxima de 207 km/h y según el fabricante un consumo medio de 3,7 litros. El peso declarado es de 1303 Kg.

El motor, dotado de inyección directa common rail, ha sido desarrollado para Europa partiendo desde 0. Gracias a esta nueva motorización ya no encontramos el salto tan desproporcionado que había en sus mecánicas, que hasta ahora sólo se podía elegir entre gasolina (100 y 142 Cv respectivamente)  y diesel (150cv). ¿Será esta versión la más recomendable?

prueba_honda_civic_2

Un exterior original

Antes de montarnos en el coche nos encontramos con una imagen moderna, con cierto aire “futurista” que ya es característico de este modelo y de su anterior generación. Tenemos que destacar que a diferencia de su antecesor,  la versión de tres puertas no esta disponible, si bien la ausencia de la maneta en la puerta y la colocación de esta en la esquina de la ventanilla trasera no desentona en absoluto y en marcha puede pasar desapercibido.

prueba_honda_civic_3

Nuestra unidad de pruebas esta equipada con el acabado Sport, rápidamente nos fijamos en las enormes llantas de 17” (de serie) calzados sobre neumáticos 225/45, tal vez una medida un poco excesiva para este coche, sin embargo, en conjunto le hace atractivo. En la parte delantera, la forma de los faros y el acabado gris antracita de la parte central del paragolpes, combinado con las luces diurnas de tipo Led le da un toque de distinción elegante pero a la vez agresiva. La tecnología tipo Led también esta presente en las luces traseras, que, aunque algo expuestas sobre la línea del coche, destacan “fundiéndose” con el alerón situado sobre la luneta posterior.

Interior compacto

Una vez dentro del coche observamos un interior bien resuelto, desde el puesto de conducción todo resulta muy cercano. El campo de visión es bueno y se observa todo lo que tenemos de frente por el parabrisas delantero. El volante multifunción de tres radios presenta un buen tacto gracias al grueso aro y deja ver perfectamente los tres relojes del cuadro iluminados por un color azul.

prueba_honda_civic_4

En el salpicadero se integran dos pantallas, una que marca la velocidad máxima y otra multifunción que muestra consumo medio, emisora de la radio, kilómetros recorridos…así como las imágenes de la cámara trasera al poner la marcha atrás, muy útil a la hora de estacionar. La consola central, compuesta por el equipo de audio y el climatizador bizona, esta orientada ligeramente hacia la izquierda que junto con la palanca de cambios en una posición elevada hacen que el conductor tenga todo a mano. El pedalier acabado en aluminio le da un aire deportivo.

prueba_honda_civic_5

En líneas generales el habitáculo es bastante generoso, los asientos delanteros recogen bien el cuerpo y en los traseros el espacio para las piernas es suficiente, sin embargo la altura es algo escasa para personas de talla alta. Cabe destacar el sistema “Honda Magic Seats” que permite plegar la banqueta ó tumbar el respaldo haciendo que el amplio maletero (complementado con doble fondo) pase de 477 litros a 1210, algo a tener en cuenta si queremos meter bultos grandes.

prueba_honda civic_6

Comportamiento

Llego la hora de girar la llave y arrancar, metemos la primera y nos ponemos en marcha, en los primeros kilómetros con él apreciamos que su motor de 1,6 litros es bastante silencioso y no trasmite vibraciones. A medida que avanzamos nos damos cuenta que es un motor muy elástico, tiene la fuerza necesaria al pisar el acelerador en las incorporaciones ó adelantamientos y recupera con agilidad. Gracias a la caja manual de 6 velocidades, que por cierto tiene un tacto muy preciso, los consumos son bastante moderados. Además si nos fijamos en la parte izquierda de los relojes encontramos un botón de color verde que lleva grabado “ECON”, que presionándolo modifica la respuesta del acelerador que permite una conducción más eficiente.

prueba_honda_civic_7

En la parte dinámica sentimos que la suspensión absorbe bien los baches de la carretera y la sonoridad en las ruedas al pasar por estos no es molesta a pesar de llevar un perfil 45. Adentrándonos en carreteras más reviradas observamos que estamos ante un chasis muy acertado, que entra y sale de las curvas sin hacer ningún “extraño” cuando no se le exige demasiado, obviamente, no estamos ante un deportivo, pero se defiende bastante bien. La dirección directa y el buen tacto del pedal de freno constituyen una buena armonía entre todos los elementos.  

 prueba_honda_civic_8

Conclusión

Si tuviésemos que definir a este Civic con un adjetivo, el primero que se nos viene a la cabeza seria este: Equilibrado. El buen rendimiento del motor, sus acertados consumos, su equipamiento y espacio interior lo convierten en uno de los compactos más atractivos del momento por un precio base de 23.000€.  Este precio no tiene los descuento del plan PIVE ni de la propia promoción de Honda, que se nos quedaría alrededor de 18.000€, un precio más que razonable para este vehículo .Estamos seguros de que esta nueva motorización se convertirá en una opción muy tentadora frente a los rivales de su segmento.

Tenemos que reconocer que nos ha gustado, un chasis muy noble hace del conjunto un firme aspirante a ser un devora kilómetros, un motor muy equilibrado donde los 120cv no se nos quedan cortos y hasta podemos tener alguna aspiración deportiva. El par que tiene este pequeño gran motor hace que se mueva con soltura tanto en autopista y autovía, como en carretera comarcal ó ciudad, pudiendo optar a adelantamientos con seguridad de que la respuesta del acelerador va ser la correcta.

Para finalizar nos gustaría reseñar un aspecto muy importante, el consumo. Hemos podido conseguir los datos homologados por el fabricante (3,6 litros a los 100km recorridos) sin tener que hacer virguerías, con una conducción normal en autopista, a una velocidad legal y adaptada a la vía que recorríamos. Siempre hay una lucha entre el consumo homologado y el que puedes conseguir en la realidad con condiciones normales, en esta ocasión no hay discusión porque hemos podido conseguir el mismo consumo que anuncia Honda.

pruebas_honda_civic

Es verdad que el boton “ECON” ayuda mucho, ó mejor dicho la función que realiza al presionarlo. En la consola de instrumentación nos aparecerán tonos de color que irán variando dependiendo del consumo que vayamos teniendo, es decir, si realizamos una conducción con muy bajo consumo la tonalidad será verde, si aumentamos ese consumo irá variando esta escala de color hasta el azul. Al principio parece que esto no es importante, sin embargo a medida que te vas acostumbrando siempre buscas de manera inconsciente el color verde. Es más, hasta te sientes relajado cuando ves que vas a una velocidad correcta y en dicho color, pues dentro de ti sabes que estas ahorrando combustible, dinero y estas siendo un pelín más ecológico.

Como hemos dicho anteriormente, tenemos delante de nosotros el “Compacto más equilibrado del mercado” y posiblemente uno de los más desconocidos, pero sin duda todo aquel que lo pruebe coincidira en gran parte con lo que aquí relatamos. Si estás pensando en un vehículo de esta categoría incluye el Civic dentro de tu lista de posibles, acércate a un concesionario de la red Honda y pruébalo, estamos seguros de que te gustará.

prueba_honda_civic_9

Álvaro Turiel

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies