Categorías Posts tagged con "gti"

gti

0

Volkswagen GTI Roadster, un prototipo creado originalmente para el mundo del Gran Turismo 6 pero que vista la gran expectación, han decidido llevarlo al mundo real y presentarlo en el Wörthersee en Austria para disfrute de los fans de la marca alemana.

Volkswagen GTI Roadster

Volkswagen presenta en el Wörthersee un concept llamado Volkswagen GTI Roadster, Vision Gran Turismo, un vehículo diseñado originalmente para el juego de PlayStation 3, Gran Turismo 6 de Polyphony Digital. Este evento para amantes del Grupo VAG desarrollado en Austria, se celebra del 28 al 31 de mayo.

Este vehículo es un descapotable biplaza movido por un motor V6 3.0 litros biturbo de inyección directa de gasolina, que entrega 503 CV con un par motor máximo de 560 Nm entre las 4000 y 6000 rpm, 500 de ellos disponibles desde las 2000 rpm.

Volkswagen GTI Roadster, unas prestaciones espectaculares

Volkswagen GTI Roadster

La potencia se transmite a las cuatro ruedas de 20 pulgadas (4Motion) a través de una caja de cambios DSG de siete velocidades. Este GTI tiene un peso de solo 1420 Kg lo cual ayuda a que su aceleración hasta 100 km/h sea de solo 3,6 segundos y una velocidad máxima de 309 km/h.

Se trata de una colaboración entre Volkswagen y Sony, la cual el Jefe de Diseño de Volkswagen, Klaus Bischoff dijo: “Cuando Sony nos propuso desarrollar un vehículo Vision GT de forma exclusiva para el juego, con motivo del 15º aniversario de Gran Turismo, no dudamos ni un segundo”.

El diseño final de este coche fue elegido a través de un concurso interno de jóvenes diseñadores, en el cual Klaus y Kazunori (Director de Polyphony) se decantaron por el realizado por Malte Hammerbeck y Domen Rucigaj, siendo Guillermo Mignot el que diseñó el interior, realizando el coche completo en un modelo 3D a ordenador.

Volkswagen GTI Roadster

En principio el concept iba a quedarse exclusivamente en el mundo virtual, pero para sorpresa de los fans tanto del GTI como del GT6, realizaron una versión real totalmente utilizable y presentada en el ya nombrado Wörthersee. Para los jugadores de Gran Turismo, el Volkswagen GTI Roadster estará disponible a partir de mediados de junio, gratuítamente.

Por supuesto su diseño no es para nada convencional, pudiendo saltarse todo tipo de limitaciones de un modelo de producción, como el precio de venta, la practicidad o la anchura entre otros, aportando nuevas ideas a los próximos futuros diseños de la marca.

Os dejamos con el vídeo promocional del GT6

0
Fiesta ST

Las siglas “ST” ya son un habitual en las versiones deportivas de los modelos de la marca del óvalo como el Focus o el Mondeo, en esta ocasión tenemos entre manos al más pequeño de la familia de la marca, el Fiesta ST. Esta variante de la sexta generación del Fiesta comenzó su comercialización a principios del pasado año 2013, siendo uno de los modelos más esperadas dentro de la categoría de los “mini” GTI.

Tal fue el éxito que en Agosto de 2013 Ford aumentó su producción en un 15% en su fabrica de Colonia, ya que en Europa recibieron 10.000 pedidos, el doble de los que la marca tenia previstos. Respecto al modelo de la generación anterior (2005) los cambios son notables, sustituyendo el propulsor 2.0 150 Cv por un 1.6 Turbo de 182 Cv, además del trabajo realizado en el chasis y las suspensiones. Por tanto, este modelo se proclama como uno de los favoritos de esta categoría.

Atractivo

Una de las partes más característica de este Fiesta ST, es la parte delantera. El diseño con la gran boca de aire central recuerda a los súper deportivos Aston Martín, pintada en color negro brillante y con el logo “ST” en la parte izquierda de esta.  Si nos fijamos en el resto del coche, observamos elementos que nos indican que estamos ante la versión más deportiva de la gama, como por ejemplo los paragolpes sobredimensionados, las taloneras, la doble salida de escape ó el alerón con la tercera luz de freno integrada situado encima del portón.

Fiesta ST

La suma de todos estos componentes es el resultado de una imagen atractiva y deportiva.  Los grupos ópticos delanteros tienen un diseño grande y alargado y equipan luces de conducción diurna con tecnología tipo LED. Aunque las llantas de 17 pulgadas calzadas sobre neumáticos 205/40 son de serie, en el paquete opcional “ST Style”, están terminadas en color “Rado Grey”. Como ya es típico en otros modelos de la marca, la cámara trasera de asistencia al aparcamiento se encuentra debajo del logo de Ford.

Bien resuelto

Dentro del coche, observamos un interior muy bien armado cuidando todos los detalles. El volante multifunción de tres radios tiene un tacto muy bueno gracias al grueso aro y deja ver perfectamente los dos relojes del velocímetro, bordeados de un color platino. El botón de encendido se sitúa a la derecha de estos. El aire deportivo también esta presente, ofreciendo en aluminio un pedalier con goma antideslizante y el pomo de la palanca de cambios.

Fiesta ST

El color negro brillo bordea los aireadores de ventilación y la consola central, que esta compuesta por el sistema multimedia “Sync” con control de voz y el equipo de audio firmado por Sony. En una pantalla situada en la parte superior aparece toda la información de audio y navegación, además de la visión de la cámara de asistencia al aparcamiento. En la parte inferior de la consola se encuentra el sistema de climatización, con mandos mediante ruletas muy cómodos de usar.

Pese a no ser  semibacquets, los asientos delanteros firmados por Recaro cuentan con unas orejas tan anchas que hacen que te “embutas” y no te muevas, sintiéndote en un coche “de carreras”. Además son muy cómodos y la postura de conducción es muy deportiva. Entre estos se encuentran un hueco portaobjetos de grandes dimensiones. En la parte trasera entran perfectamente dos ocupantes ya que para tres, el hueco se hace justo y puede ser algo agobiante.

La visibilidad en la parte trasera es algo escasa debido al diseño del alerón del portón, aunque gracias a los sensores de aparcamiento y la cámara de asistencia facilita mucho esta maniobra. La capacidad del maletero está bastante bien para este modelo, que cuenta con un total de 295 litros y aunque tiene una boca de carga generosa peca de ser alta.

Buenas prestaciones

El Fiesta ST monta un propulsor Ecoboost de cuatro cilindros de 1600 centímetros cúbicos, inyección directa y turbocompresor, ofreciendo una prestaciones realmente buenas: 182 Cv, 240 Nm de par,  una aceleración 6,9 segundos de 0 a 100Km/ y una excelente cifra de caballos/litro de 113,7. El funcionamiento de esta mecánica es magnífico, desde bajo-medio régimen sientes la potencia a raudales y la entrega de una manera explosiva pero controlada, aprovechándola en un rango de revoluciones entre las 2500 y 5500.

Fiesta ST

La caja de cambios manual de seis velocidades tiene un tacto preciso, un recorrido corto y  los desarrollos de cambio están muy bien escogidos , obteniendo buenas recuperaciones. Los consumos de este propulsor no se disparan en exceso, obteniendo medias de 7,2 l/100 km en un uso urbano y carretera. En conducción deportiva obviamente la cifra se incrementa, especialmente si nuestro pie derecho se hunde más de la cuenta.

La conducción del Fiesta ST es realmente sensacional

Nos acomodamos en los envolventes asientos, pulsamos el botón situado a la derecha del velocímetro y el sistema de escape emite un particular ronroneo que penetra en el interior. Como en cualquier utilitario, su tamaño es uno de sus puntos fuertes y te permite circular con soltura en su uso por ciudad.  Al salir a la autovía observamos la buena respuesta del motor, donde las incorporaciones y adelantamientos son un “paseo”. Pese a llevar un perfil 40 y aunque la suspensión tiene un tarado duro, las imperfecciones del asfalto no llegan a ser demasiado molestas para los ocupantes.

Fiesta ST

Una vez que nos encontramos en una carretera secundaria donde predominen las curvas,  nos damos cuenta de que estamos ante un chasis muy ágil. La dirección es directa y precisa, colocando el coche por donde lo quieres llevar. El eje delantero está muy logrado y apenas pierde tracción, por el contrario el eje trasero tiende a sobrevirar cuando llega a un cierto límite,  pero de una manera muy predecible y obedeciendo en todo momento nuestras órdenes.

Conclusión

El Ford Fiesta ST es de esos coches que cuando te bajas de él no puedes disimular una sonrisa en tu rostro. Verdaderamente, es un coche para disfrutar debido al estupendo funcionamiento de su mecánica y  la buena puesta a punto del chasis. Sin duda, su hábitat son las carreteras de montaña, donde se muestra eficaz y extremadamente divertido. Pese a tener menos caballos que sus rivales más directos, su peso (1163 Kg)  lo convierte en uno de los más ligeros, obteniendo una relación peso potencia de 6,4 Kg/Cv.

Además su precio es de 21.000€, un factor muy importante en la decisión de compra, siendo el más barato de su categoría por detrás del Skoda Fabia RS. Una cifra  bastante razonable para un coche con una imagen muy lograda, un equipamiento suficientemente completo, una mecánica muy efectiva y unas sensaciones al volante muy deportivas…Y créeme, si te lo compras, no te defraudará.

Álvaro Turiel

0
Clio RS

Con el Clio, la marca del rombo siempre ha sido un referente en el segmento de los GTI “pequeños”. En el año 1992, el Clio 1.8 16v de 137 Cv de primera generación empezó esta saga que se completaría con la mítica edición “Williams” que aumentaría su cilindrada y potencia equipando un motor 2.0 16v de 150 Cv.

Posteriormente, fue evolucionando con la versión Sport de la siguiente generación con 172 y 182 Cv respectivamente y en la tercera generación la potencia se elevó hasta los 200 Cv. En esta cuarta generación Renault ha puesto toda la carne en el asador con el nuevo Clio RS. Las diferencias son notables respecto a su antecesor: exteriormente la carrocería de dos puertas desaparece y únicamente se ofrece con cuatro puertas; mecánicamente estamos ante un motor 1.600 centímetros cúbicos al que le acompaña una caja de cambios automática de doble embrague. Con estos cambios tan radicales nos tuvimos que plantear una pregunta: ¿seguirá siendo el Clio RS uno de los favoritos de este segmento?

Una imagen que no pasa desapercibida

El llamativo aspecto del Clio RS lo convierte en el centro de atención, en el centro de todas las miradas a su paso… vaya por donde vaya no pasará desapercibido. Su característico color amarillo combinado con el negro brillante de sus llantas aporta un toque de originalidad a todo el conjunto. Aunque en lo primero a lo que se dirigirán tus ojos es en las puertas traseras, que si bien están convenientemente escondidas (como en el resto de la gama) es muy llamativo porque es el único modelo con esta configuración en el segmento y es que ninguno con 5 puertas ha decidido ocultarlas como el modelo francés que nos ocupa. 

Clio RS

A pesar de tener cinco puertas, la deportividad que caracteriza a los modelos de Renault Sport no se ha perdido. Los abultados paragolpes, el gran ancho de vías en ambos ejes y las taloneras específicas quedan presentes en su exterior. El gran logotipo de la marca en el centro de la calandra delantera es algo habitual en los nuevos modelos de Renault, que le otorga un aspecto de grandeza. El difusor del paragolpes trasero alberga en ambos extremos la doble salida del sistema de escape, siendo rectangulares en esta generación.

Calidad y bien resuelto

El interior del Clio RS resulta muy acogedor, con ciertas pinceladas deportivas como el pedalier en aluminio, los cinturones en color rojo o el volante de cuero con las costuras en este mismo color, encontrándose detrás de este las levas para manejar el cambio secuencial. En la consola central en color negro brillante se encuentra la pantalla táctil del sistema multimedia, así como el puerto USB y auxiliar. En la parte inferior, el sistema de climatización mediante ruletas hace que su uso sea intuitivo y factible.

Clio RS

La tapicería de los asientos es de tela y en cierto modo da un salto al pasado, ya que recuerdan a la del Renault 5 GT Turbo, combinando el color negro con el rojo. Los asientos delanteros son muy confortables y el cuerpo va sujeto gracias a las orejas exteriores, que aunque a simple vista no parezcan muy grandes, cumplen con su función. En los traseros, el espacio para los ocupantes es suficiente para dos personas, sin embargo aquellas que sean de talla alta tendrán la cabeza muy cerca del techo. El maletero ofrece 300 litros de capacidad y gracias a la boca de carga, cuenta con un espacio grande que facilita mucho a la hora de meter objetos voluminosos, aunque resulte algo elevada.

Motor muy aprovechable

El Clio RS equipa un propulsor turboalimentado de 1.600 centímetros cúbicos con un par máximo de 240 Nm y una potencia de 200 Cv.  Consigue alcanzar los 0 a 100 Km/h en 6,7 segundos y una velocidad máxima de 230 Km/h. El motor destaca por que es muy elástico y su rendimiento a bajo-medio régimen es excelente, lo que hace que aproveches toda su potencia en ese rango de revoluciones, sin necesidad de ir alto de vueltas para sacarle todo su jugo. Para esta mecánica solamente esta disponible una caja de cambios automática secuencial de doble embrague, denominada EDC. Aunque algo brusca, su funcionamiento es bueno y el tiempo entre salto de marchas es correcto. El consumo no se dispara en exceso, consiguiendo medias de 7,5 l/100 Km en trayectos urbanos y por carretera.

Clio RS

El Renault Clio RS es rápido pero sobre todo muy eficaz

El Clio RS resulta muy agradable de conducir en ciudad gracias a la caja de cambios automática, que te permite una gran facilidad de manejo y salir el primero en los semáforos en muchas ocasiones. El comportamiento en autovía es algo más incómodo con la suspensión Cup, por lo que los baches se sienten de una manera más acusada. Sin embargo, este tarado de suspensión viene muy bien en carreteras reviradas donde el Clio RS saca todo su potencial y sorprende por su gran eficacia en la mayoría de circunstancias.

Clio RS

En los cambios de apoyo apenas rechista y en las zonas rápidas va pegado al suelo, cosa que no ocurre en las curvas más cerradas, donde aparecen pequeñas perdidas de tracción.  La dirección tiene un tacto preciso y es muy directa. Esto, conjugado con el equipo de frenos con discos delanteros de 320mm y traseros de 260mm hacen que la conducción deportiva sea aún mas placentera.

Aunque en estos terrenos se echa de menos un cambio manual, el secuencial de doble embrague también transmite sensaciones deportivas. Si apretamos el botón “RS DRIVE” situado al lado del freno de mano, activaremos los diferentes modos de conducción: Normal, Sport y Race. En este último, recomendado para circuito, la respuesta se vuelve más instantánea a golpe de acelerador y el sonido del escape aumenta, haciendo el coche más divertido y radical.

Conclusión

Renault hizo una apuesta muy arriesgada cuando presentó este Clio RS disponible únicamente en carrocería de cuatro puertas y con cambio automático de doble embrague. Esto sorprendió mucho y surgió la duda de duda de la efectividad de este nuevo modelo. Después de probarlo hay que decir que el coche funciona francamente bien y sigue manteniendo el espíritu “de carreras” Renault Sport.

Al tener las cuatro puertas camufladas, la imagen sigue siendo atractiva y a la vez lo convierte en un coche más polivalente, más versátil, sin perder la esencia deportiva característica del modelo. El cambio automático de doble embrague tiene la ventaja de ser secuencial, por lo que tampoco se convierte en una catástrofe para aquellos que quieran ir subiendo y bajando marchas de una forma “manual” según la situación, aunque para los más puristas nunca será lo mismo.

El precio de este Clio RS tiene un precio de 24.900€, una cantidad que eleva el precio en unos 2.000€ aproximadamente respecto a sus competidores. No obstante, ninguno de ellos (excepto el Skoda Fabia RS) ofrece la versión de cuatro puertas  y tenemos que reconocer que es una opción muy inteligente para convertir un coche con unas sensaciones deportivas y un uso más racional.

Álvaro Turiel

 

0
208 Gti

No es la primera vez que las siglas “GTI” acompañan a un modelo de la marca del León, algunos como el 205, 309, 306, o 206 han llevado este apellido y aún son recordados años después. A diferencia del 207 que tuvo una variante “RC”, Peugeot ha querido volver a recuperar estas siglas para denominar la versión deportiva de su modelo 208, haciendo que vuelva de nuevo ese espíritu  que tenían sus antecesores.

Este nuevo 208 se ha comparado mucho con el mítico 205 GTI, ya que en cierto modo son “abuelo” y “nieto” y ambos modelos heredan la esencia deportiva de la marca. No obstante, la diferencia de edad entre uno y otro se hace notar al igual que la evolución mecánica. Para hacernos una idea, el 205 estaba disponible con dos propulsores, un motor 1.6 de 115 Cv y un 1.9 de 130 Cv, mientras que el 208 monta un 1.6 que rinde 200 Cv…¿Logrará dejar el buen sabor de boca que dejó aquel modelo de antaño?

Discreto pero con carácter

208 Gti

Cuando nos ponemos delante de este 208 GTI nos damos cuenta que estamos ante un coche discreto, con ciertos toques deportivos pero lejos de las estridencias Los paragolpes más grandes, el alerón de la luneta trasera, la doble salida de escape y las llantas en 17″ de diseño específico denotan que estamos ante la versión más deportiva hasta la fecha del Peugeot 208. Además, las siglas “GTI” están presentes en el portón y en los extremos de las ventanillas traseras, algo que recuerda al antiguo 205.

208 Gti

En la parte delantera presenta unos faros con un diseño original, con luces diurnas con tecnología tipo LED. Alrededor de la calandra se encuentra una tira en color cromado, también presente en el embellecedor de  los antiniebla y en la carcasa de los retrovisores, dándole un toque muy elegante. Las pinzas de freno están pintadas en color rojo, que aportan deportividad al conjunto y “muerden” unos discos de freno delanteros de 302mm y traseros de 249mm.

Cuidado hasta el más mínimo detalle

Nada más entrar en el 208 GTI, te sientes como si estuvieras sentado en un “playset” frente a cualquier videoconsola. Gracias al pequeño volante multifunción de tres brazos tapizado en cuero y achatado en su parte inferior, el puesto de conducción es realmente deportivo. Hay que señalar que esto puede ser un inconveniente para personas de talla baja-media por que la parte superior del volante hace que el cuadro de mandos se vea  con cierta dificultad, sin embargo para personas de talla media-alta es realmente cómodo y trasmite muchas sensaciones.

208 Gti

El sistema multimedia y de navegación esta integrado en la pantalla táctil situada en el centro del salpicadero, contando con entrada auxiliar y puerto USB. El sistema de climatización digital, se encuentra debajo de esta. El color rojo predomina en el interior, estando presente en los tiradores de las puertas, alrededor del aireador central, en las costuras de la funda del freno de mano y palanca de cambios, así como en los asientos delanteros y en sus orejeras. El pedalier es de aluminio, al igual que el pomo de la palanca, son detalles que marcan la diferencia.

Tanto los asientos delanteros como los traseros están tapizados en cuero. Los delanteros, recogen el cuerpo a la perfección gracias a las grandes sujeciones laterales y son muy confortables. En la parte trasera el espacio para dos ocupantes es perfecto y la capacidad del maletero es más que correcta, contando con 285 litros.

208 Gti

Respuesta progresiva

El 208 GTI esconde bajo el capó un propulsor 1.6 THP con un turbocompresor de doble entrada, inyección directa y distribución variable. Este motor desarrolla 200 Cv y un par máximo de 275 Nm, acelerando de 0 a 100Km/h en 6,8 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 230 Km/h. A pesar de ser turbo, el motor no resulta explosivo, el 208 GTI presenta una respuesta moderada y progresiva haciendo que funcione bien a bajo-medio régimen y no echando de menos falta de potencia en la zona alta del cuentavueltas.

208 Gti

La caja de cambios es manual de seis velocidades, cuenta con unos desarrollos más bien cortos y funciona francamente bien, aunque presenta un tacto algo esponjoso. El consumo no se dispara en exceso haciendo una conducción normal, estamos hablando de una media de 6,5-7 litros/100 km circulando por autovías a velocidades legales. Sin embargo, cuando empleamos una conducción deportiva y nuestro pie derecho se hunde más de la cuenta la media un poco más pero nada exagerado para tratarse de este coche.

El Peugeot 208 GTI se caracteriza por su comportamiento equilibrado

Los primeros metros los recorremos por ciudad, pese a ser un modelo deportivo no es incómodo y debido a su contenido tamaño (3,96 metros) resulta muy fácil desplazarse. En autovía la suspensión absorbe sin problemas las imperfecciones del asfalto y el sonido que emite el sistema de escape, es muy discreto, por lo que  no resulta incómodo ni molesto en un viaje largo .

208 Gti

Gracias a las modificaciones que ha sufrido esta versión como el ensanche de vías (delante 10 mm y detrás 20mm), la suspensión y barras estabilizadoras se convierte en un modelo muy competente. Por carreteras reviradas o puerto de montaña es  noble, transmite buenas sensaciones y en la salida de las curvas apenas existe perdida de tracción. La dirección es precisa y la frenada es efectiva. Si bien, en algunas ocasiones el eje trasero te avisa de su perdida de adherencia, pero controlable en todo momento.

Conclusión

Después de probar el 208 GTI debemos decir que ha cumplido nuestras expectativas, es un coche con espíritu deportivo, ágil, rápido y sobre todo…polivalente. Tal vez no sea el más “rabioso” entre sus competidores directos como el Clio RS o el Fiesta ST pero lo más destacable a su favor es que te permite usarlo para todo: viajar, usarlo a diario por ciudad, irte por un puerto de montaña o meterte en un circuito en un momento dado…

Su precio es de 22.900€, una cantidad que lo convierte en una de las principales opciones de compra de este segmento. Si lo que buscas es un coche pequeño con carácter deportivo pero que te permita usarlo en el día a día, esta es tu mejor opción. Si por el contrario buscas agresividad, y que tu hábitat los fines de semana sea las carreteras de montaña y los circuitos…hay que valorar otras modelos del segmento.

Álvaro Turiel

 

0

El 208 GTi ya está disponible en la red comercial Peugeot. Este nuevo modelo se presenta con la motorización 1.6 THP de 200 Cv, que junto al resto de sus atributos, como por ejemplo su reducido peso apenas superior a 1.160 kg, convierten a este GTi en una de las opciones más atractivas y competitivas de su segmento.

El 208 GTi ofrece un rendimiento óptimo. Prueba de ello son sus registros, como los 6,8 segundos en los que realiza los 100 km/h con salida parada o su velocidad máxima de 230 km/h. Pero todo ello lo lleva a cabo sin renunciar a unos consumos y emisiones moderadas: 5,9 l/100 km y  139 gramos de CO2/km respectivamente.

El 208 GTi proporciona a su conductor un incisivo placer de conducción gracias a un chasis deportivo. La Marca ha trabajado específicamente sobre sus muelles, tarado de amortiguadores, barra estabilizadora, subchasis delantero y trasero más rígidos, y un esquema de suspensión específico. Los reglajes de la dirección han sido trabajados para ganar en agilidad, reactividad y precisión.

Además, el Peugeot 208 GTi también destaca en el plano de las sensaciones, ofreciendo al usuario una experiencia y un placer de conducción únicos, gracias a elementos como su volante más compacto y su chasis, o su comportamiento ágil y reactivo, que lo hacen ideal para la conducción más exigente sin renunciar a la orientación al día a día.

Para celebrar este lanzamiento, Peugeot ofrece una acción especial dedicada a todos sus clientes. Todos los compradores que adquieran una de las unidades del nuevo 208 GTi en stock, obtendrán como obsequio una llave USB 3G de conexión Peugeot Connect Apps así como un año de este servicio gratuito.

El nuevo Peugeot 208 GTi ya está disponible en la red comercial Peugeot con un precio desde 22.900 euros.

 

Por Alejandro Aróstegui

0

En Volkswagen, las siglas “GTI” han identificado siempre un rendimiento dinámico superior a lo largo de más de tres décadas. Como ya ha sido tradición en los modelos previos con el mismo nombre, Volkswagen presenta la versión más nueva del Golf GTI en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que comienza el 7 de marzo. Por primera vez, el legendario vehículo deportivo compacto está disponible con dos niveles de potencia: el estándar de 220 CV o el GTI Performance de 230 CV con bloqueo de diferencial electrónico en el eje delantero.

El nuevo GTI está propulsado por el ya conocido motor turbo de gasolina con inyección directa 2,0 TSI de 220 CV (162 kW). Por primera vez en la historia de este icono deportivo, se ofrecerá una versión especial GTI con Pack Performance. En esta versión, la potencia máxima del motor aumenta a 230 CV (169 kW). Ambas versiones del GTI tienen un par máximo de 350 Nm. El GTI estándar acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 246 km/h, mientras que el GTI con Pack Performance rebaja 1 décima su tiempo hasta 100 y su velocidad máxima es de 250 km/h. Este nivel de prestaciones, apoyado por un peso de solo 1351 kg, hace que este coche sea todo un compacto deportivo de lo mejorcito del mercado.

Además con este Pack los frenos delanteros aumentan su diámetro de 300 a 340mm.

Ambas versiones del GTI están equipadas con el sistema Start-Stop, cumplen con la normativa de emisiones EU-6 que entrará en vigor en 2014 y, con una caja de cambios de seis velocidades, logran los mismos bajos niveles de consumo de combustible de 6,0 l/100 km (18% menos que su predecesor) (CO2: 139 g/km). Con la caja de cambios opcional DSG de seis velocidades, los dos GTI consumen 6,4 y 6,5 litros a los 100 km, respectivamente (equivalentes a 148 y 150 g/km CO2).

El carácter deportivo del Golf GTI se refleja en sus tradicionales pinzas de freno pintadas en rojo, dos tubos de escape cromados y suspensión deportiva. El exterior de este deportivo compacto también luce con las llantas GTI “Brooklyn” de 17 pulgadas y neumáticos 225/45, estribos laterales especiales, un difusor y faros traseros LED tintados (incluyendo iluminación LED para la matrícula).

Los elementos visuales más destacados en el interior son asientos deportivos en estilo “Clark”, la superficie del techo en negro y la iluminación ambiental roja. Los vehículos también ofrecen elementos deportivos GTI como el volante deportivo, el pomo del cambio de marchas y cuadro de instrumentos GTI, franjas decorativas especiales y pedales y reposapiés en acero inoxidable.

Volkswagen asegura una mezcla óptima de confort y seguridad en el Golf GTI. Los colores de serie son “Rojo Tornado” y “Blanco Puro”.

Este nuevo GTI saldrá al mercado español en mayo de este mismo año

Por Alejandro Aróstegui

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies