Categorías Posts tagged con "premium"

premium

0

Esta semana probamos un producto realmente interesante. Un coche de esos que saben integrar aerodinámica, clase, deportividad y toda la tecnología de una marca como Mercedes. Estoy hablando del clase E coupé. Un modelo que llegó al mercado en 2017 y que confirma el avance en diseño que la marca de la estrella está realizando.

Es un coupé grande que crece hasta los 4,83 metros de largo. Un tamaño que le otorga un empaque espectacular cuando vemos su estampa en parado. Además la unidad que estáis viendo dispone del paquete deportivo exterior AMG Line. Con ello y con unas llantas de veinte pulgadas tenemos un cocktail realmente explosivo. Que levante la mano a quien no le guste.

Aunque sin duda un elemento que lo caracteriza, como ya lo hizo su antepasado el CLK, es la ausencia de marcos en las puertas que unido a las lunetas laterales practicables hacen un diseño espectacular a la vez que práctico. No es fácil ver en el mercado coches sin el pilar B y eso distingue a este clase E coupé.

Por dentro es un perfecto tratado de cómo combinar deportividad, elegancia y buenos ajustes. Dispone de cuatro plazas, es un 2+2 real, donde cuatro adultos pueden ir cómodos. La piel, el cuero y los plásticos de calidad en símil aluminio o carbono decoran todas sus piezas. Además llama la atención por unos aireadores de la climatización en forma de turbina. Sin olvidarnos de las dos pantallas de 12.3 pulgadas, una para el cuadro de instrumentos y otra multimedia, que descansan sobre su salpicadero.

El motor que probamos es el más asequible de toda la gama. Se trata de la variante llamada 220d que entrega 194 caballos. Es un propulsor de 4 cilindros en línea que consigue una aceleración suficiente –hace el cero a cien kilómetros por hora en 7,4 segundos- pero que está muy por debajo de otras mecánica de la gama del clase E coupé.

Sin duda lo que más se nota es que carece de la finura de los bloques de seis cilindros gasolina o, incluso, de las mecánicas diesel V6. Con todo ello y como digo más arriba acelera con decisión a la solicitud del pedal y máxime con la caja de cambios con la que iba combinado.Y es que la transmisión de esta unidad era automática, por convertidor de par, de nueve relaciones. Gracias a ella el empuje se percibe muy lineal y apenas se aprecian los cambios de marcha. Unos cambios que también podremos realizar pulsando las levas que incorpora tras su volante.

A nivel dinámico, como buen clase E, es un automóvil realmente cómodo. La suspensión es suave y filtra gratamente las irregularidades del terreno. Y eso que nuestra unidad incorporaba los amortiguadores de serie pues, como opción, hay la posibilidad de pedir unos muelles neumáticos con control de la dureza. También nos obsequia con diferentes modos de conducción que, en este caso, afectan a la dureza de la dirección y a la respuesta del acelerador así como a la velocidad a la que trabajará su caja de cambios 9G-Tronic. ¿Los frenos? Bien, gracias. Al menos para un uso razonable como el que hemos efectuado.

Su conducción es agradable pero hay que acostumbrarse a un automóvil menos ágil de lo que sus formas de coupé nos insinúan. Quizás recuerda más al andar de su hermano el clase E berlina. Y, al igual que este, nos transmite una gran seguridad a sus mandos dándonos cuenta de que siempre tenemos todo bajo control. Como os podéis imaginar en autovía es donde mejor se encuentra logrando un nivel de comodidad muy alto. Algo a lo que también contribuye su baja rumorosidad interior.

A nivel tecnológico puede incorporar prácticamente “de todo”. No olvidemos el salto que ha dado la marca alemana de la estrella en ese sentido en los últimos años.
Además ha estrenado el piloto automático para aparcar sin manos, los faros led adaptativos y, por su puesto, todos los componentes de seguridad activa y pasiva que os estáis imaginando.

Su precio está a partir de unos 53.000 euros. Un valor que se puede incrementar mucho en función de los extras que decidamos incorporar. Pero tenemos que pensar que estamos ante uno de los coupés más bonitos del mercado, con la tecnología mas avanzada y con consumos de un compacto de menor tamaño.

0

Carlos Tavares, consejero delegado de PSA Peugeot Citroën, ha confirmado a los medios lo que se llevaba mucho tiempo rumoreando. La gama DS de Citroën tendrá vida propia y con los años el objetivo será posicionarla para competir con Audi, BMW y Mercedes Benz.

gama DS de Citroën

El Salón del Automóvil de Ginebra en su 87ª edición ha supuesto la confirmación de que la tecnología y los nuevos conceptos van a copar los concesionarios de los próximos años. Pero había un pequeño fleco pendiente dentro de una firma francesa que ha roto moldes en los últimos años, te hablo de la gama DS de Citroën y su futuro a corto plazo.

El Audi francés puede ser la gama DS de Citroën

gama DS de Citroën

La gama DS de Citroën ha supuesto una auténtica revolución para el fabricante galo, un cambio de rumbo tan importante que sus responsables todavía no se explican el éxito de los vehículos DS. En un futuro todavía por determinar la gama DS de Citroën se separará de su matriz y operará de manera independiente.

Este cambio será inmediato fuera de Europa.

La información publicada habla de que este cambio afectará de manera inmediata a los países ajenos a Europa pero tranquilos, porque en nuestro continente todavía podremos comprar los vehículos de la gama DS de Citroën en los concesionarios habituales. Eso sí, recordemos que en Paris ya existe la primera boutique DS, algo que será más común con el paso de los meses.

Carlos Tavares, el consejero delegado de PSA Peugeot Citroën, fue muy claro en esta edición del Salón de Ginebra al afirmar que este cambio no se producirá en pocos meses, de hecho deberíamos hablar más bien de años, bastantes. Según Tavares que no nos extrañe si posicionar la gama DS de Citroën como una marca de lujo, al estilo de Audi, BMW o Mercedes Benz, supone un esfuerzo titánico por los próximos 20 o 30 años, un plazo similar al que invirtió Volkswagen con Audi.

¿Y por qué este cambio ahora?

gama DS de Citroën

Si miramos el número de ventas y el porcentaje de beneficios que deja la gama DS de Citroën tenemos que hasta dos tercios de los clientes de esta gama son nuevos, no tenían antes un Citroën, un porcentaje que a muchos fabricantes ya les gustaría presentar a la prensa.

Personalmente, y tras haber probado varios modelos de la gama DS como el DS5 Hybrid y el DS3 cabrio, del que os hablaremos en muy pocas semanas, tengo que reconocer que nada tiene que ver esta gama como la C, por ejemplo. La calidad que se respira en estos vehículos es muy elevada, pero aún le falta bastante para poder alcanzar a vehículos de similares características en estas marcas premium citadas.

Por el momento la gama DS de Citroën la componen un utilitario chic con versión cabrio, un compacto, una berlina y dentro de muy poco llegará un modelo todocamino, ¿qué será lo siguiente?

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies