Categorías Posts tagged con "renault sport"

renault sport

0
Clio RS

Con el Clio, la marca del rombo siempre ha sido un referente en el segmento de los GTI “pequeños”. En el año 1992, el Clio 1.8 16v de 137 Cv de primera generación empezó esta saga que se completaría con la mítica edición “Williams” que aumentaría su cilindrada y potencia equipando un motor 2.0 16v de 150 Cv.

Posteriormente, fue evolucionando con la versión Sport de la siguiente generación con 172 y 182 Cv respectivamente y en la tercera generación la potencia se elevó hasta los 200 Cv. En esta cuarta generación Renault ha puesto toda la carne en el asador con el nuevo Clio RS. Las diferencias son notables respecto a su antecesor: exteriormente la carrocería de dos puertas desaparece y únicamente se ofrece con cuatro puertas; mecánicamente estamos ante un motor 1.600 centímetros cúbicos al que le acompaña una caja de cambios automática de doble embrague. Con estos cambios tan radicales nos tuvimos que plantear una pregunta: ¿seguirá siendo el Clio RS uno de los favoritos de este segmento?

Una imagen que no pasa desapercibida

El llamativo aspecto del Clio RS lo convierte en el centro de atención, en el centro de todas las miradas a su paso… vaya por donde vaya no pasará desapercibido. Su característico color amarillo combinado con el negro brillante de sus llantas aporta un toque de originalidad a todo el conjunto. Aunque en lo primero a lo que se dirigirán tus ojos es en las puertas traseras, que si bien están convenientemente escondidas (como en el resto de la gama) es muy llamativo porque es el único modelo con esta configuración en el segmento y es que ninguno con 5 puertas ha decidido ocultarlas como el modelo francés que nos ocupa. 

Clio RS

A pesar de tener cinco puertas, la deportividad que caracteriza a los modelos de Renault Sport no se ha perdido. Los abultados paragolpes, el gran ancho de vías en ambos ejes y las taloneras específicas quedan presentes en su exterior. El gran logotipo de la marca en el centro de la calandra delantera es algo habitual en los nuevos modelos de Renault, que le otorga un aspecto de grandeza. El difusor del paragolpes trasero alberga en ambos extremos la doble salida del sistema de escape, siendo rectangulares en esta generación.

Calidad y bien resuelto

El interior del Clio RS resulta muy acogedor, con ciertas pinceladas deportivas como el pedalier en aluminio, los cinturones en color rojo o el volante de cuero con las costuras en este mismo color, encontrándose detrás de este las levas para manejar el cambio secuencial. En la consola central en color negro brillante se encuentra la pantalla táctil del sistema multimedia, así como el puerto USB y auxiliar. En la parte inferior, el sistema de climatización mediante ruletas hace que su uso sea intuitivo y factible.

Clio RS

La tapicería de los asientos es de tela y en cierto modo da un salto al pasado, ya que recuerdan a la del Renault 5 GT Turbo, combinando el color negro con el rojo. Los asientos delanteros son muy confortables y el cuerpo va sujeto gracias a las orejas exteriores, que aunque a simple vista no parezcan muy grandes, cumplen con su función. En los traseros, el espacio para los ocupantes es suficiente para dos personas, sin embargo aquellas que sean de talla alta tendrán la cabeza muy cerca del techo. El maletero ofrece 300 litros de capacidad y gracias a la boca de carga, cuenta con un espacio grande que facilita mucho a la hora de meter objetos voluminosos, aunque resulte algo elevada.

Motor muy aprovechable

El Clio RS equipa un propulsor turboalimentado de 1.600 centímetros cúbicos con un par máximo de 240 Nm y una potencia de 200 Cv.  Consigue alcanzar los 0 a 100 Km/h en 6,7 segundos y una velocidad máxima de 230 Km/h. El motor destaca por que es muy elástico y su rendimiento a bajo-medio régimen es excelente, lo que hace que aproveches toda su potencia en ese rango de revoluciones, sin necesidad de ir alto de vueltas para sacarle todo su jugo. Para esta mecánica solamente esta disponible una caja de cambios automática secuencial de doble embrague, denominada EDC. Aunque algo brusca, su funcionamiento es bueno y el tiempo entre salto de marchas es correcto. El consumo no se dispara en exceso, consiguiendo medias de 7,5 l/100 Km en trayectos urbanos y por carretera.

Clio RS

El Renault Clio RS es rápido pero sobre todo muy eficaz

El Clio RS resulta muy agradable de conducir en ciudad gracias a la caja de cambios automática, que te permite una gran facilidad de manejo y salir el primero en los semáforos en muchas ocasiones. El comportamiento en autovía es algo más incómodo con la suspensión Cup, por lo que los baches se sienten de una manera más acusada. Sin embargo, este tarado de suspensión viene muy bien en carreteras reviradas donde el Clio RS saca todo su potencial y sorprende por su gran eficacia en la mayoría de circunstancias.

Clio RS

En los cambios de apoyo apenas rechista y en las zonas rápidas va pegado al suelo, cosa que no ocurre en las curvas más cerradas, donde aparecen pequeñas perdidas de tracción.  La dirección tiene un tacto preciso y es muy directa. Esto, conjugado con el equipo de frenos con discos delanteros de 320mm y traseros de 260mm hacen que la conducción deportiva sea aún mas placentera.

Aunque en estos terrenos se echa de menos un cambio manual, el secuencial de doble embrague también transmite sensaciones deportivas. Si apretamos el botón “RS DRIVE” situado al lado del freno de mano, activaremos los diferentes modos de conducción: Normal, Sport y Race. En este último, recomendado para circuito, la respuesta se vuelve más instantánea a golpe de acelerador y el sonido del escape aumenta, haciendo el coche más divertido y radical.

Conclusión

Renault hizo una apuesta muy arriesgada cuando presentó este Clio RS disponible únicamente en carrocería de cuatro puertas y con cambio automático de doble embrague. Esto sorprendió mucho y surgió la duda de duda de la efectividad de este nuevo modelo. Después de probarlo hay que decir que el coche funciona francamente bien y sigue manteniendo el espíritu “de carreras” Renault Sport.

Al tener las cuatro puertas camufladas, la imagen sigue siendo atractiva y a la vez lo convierte en un coche más polivalente, más versátil, sin perder la esencia deportiva característica del modelo. El cambio automático de doble embrague tiene la ventaja de ser secuencial, por lo que tampoco se convierte en una catástrofe para aquellos que quieran ir subiendo y bajando marchas de una forma “manual” según la situación, aunque para los más puristas nunca será lo mismo.

El precio de este Clio RS tiene un precio de 24.900€, una cantidad que eleva el precio en unos 2.000€ aproximadamente respecto a sus competidores. No obstante, ninguno de ellos (excepto el Skoda Fabia RS) ofrece la versión de cuatro puertas  y tenemos que reconocer que es una opción muy inteligente para convertir un coche con unas sensaciones deportivas y un uso más racional.

Álvaro Turiel

 

0

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar uno de los compactos más deportivos del mercado, el Renault Mégane RS . En el año 2012 la tercera generación de este modelo sufrió un ligero Restyling y esta versión aumento su potencia, pasando de 250 a 265 Cv (que inicialmente sólo los desarrollaba la versión Trophy). No hay que olvidar que en Junio del año 2011, esta versión logró un tiempo de 8 minutos, 7 segundos y 97 centésimas por vuelta en el mítico circuito de Nürburgring, que le hizo obtener el récord para vehículos con tracción delantera, que sigue manteniendo hoy en día.

Motor

El propulsor que equipa este Mégane es un 2.0 Turbo de 4 cilindros, que desarrolla una potencia de 265 Cv y un par máximo de 360 Nm. Estas cifras escalofriantes permiten que alcance una velocidad máxima de 254 Km/h y una aceleración de 0 a 100 Km/h en tan sólo 6,0 segundos. Pese a ser un motor sobre alimentado en tiene una respuesta muy buena a partir de las 2800, con un rango muy progresivo y aprovechable hasta las 5000-5500 revoluciones por minuto, es decir, no hace falta ir en la zona alta del cuentavueltas para exprimir todo su potencial. De hecho, antes de llegar al corte de inyección, que se sitúa en las 6500 revoluciones, te avisa mediante un pitido. La caja de cambios es manual de 6 velocidades, que destaca por su buen funcionamiento, así como su rapidez y precisión. Gracias a esta sexta marcha, el consumo aunque poco, se reduce, haciendo unas medias de unos 8 l/100 Km. Lógicamente en conducción deportiva se dispara, pero el disfrute y diversión que te aporta no tiene precio.

prueba_megane_rs_autofm_11

Exterior

No cabe duda de que su presencia no pasa desapercibida, su color amarillo combinado con los elementos en negro como los espejos, las manillas de las puertas ó las llantas marcan la diferencia. En el frontal encontramos un imponente paragolpes con la parte central negro brillo y unas luces diurnas con tecnología tipo Led en ambos extremos. Entre los faros delanteros  adaptativos y tecnología xenón se encuentra la calandra con el rombo de la marca en el centro y las siglas “RS” debajo de esta, que muestra su seña de identidad. El intercooler frontal se deja entrever tras la rejilla tipo nido de abeja, que se completa con el spoiler inferior y el añadido del paragolpes delantero del kit de carrocería.

prueba_megane_rs_autofm_2

Este kit de carrocería compuesto por los pasos de rueda ensanchados y las taloneras lo dotan de una agresividad que sobresale por los cuatro costados, que se combina con el añadido del paragolpes trasero, el embellecedor triangular del escape situado en el centro del difusor en negro brillo y el gran alerón situado encima del portón. Entre los grandes faros traseros característicos de este modelo se encuentra situado a la derecha el anagrama de “Renault Sport”, que deja claro ante que versión nos encontramos. Tras las llantas en 18”, se encuentran las pinzas de freno en color rojo firmadas por Brembo y unos discos delanteros de  340 mm  y traseros de 290 mm.

Interior

Pese a que a primera vista pueda parecernos algo refinado, a medida que observas detalles te vas sintiendo en un ambiente Racing. Detalles como el color amarillo en las costuras del volante, en el pomo y en el fuelle de la palanca de cambios, en los asientos, en los cinturones o el pedalier en aluminio… marcan la diferencia. Por si se nos olvida el coche en el que estamos, la marca del rombo te lo recuerda en todo momento, predominando las palabras “Renault Sport” grabadas en la tira de fibra de carbono del salpicadero, en el display situado encima de la consola central, en las molduras de los marcos de las puertas, en los cabezales de los asientos delanteros

prueba_megane_rs_autofm_12

Unos asientos tipo bacquet firmados por Recaro, que te “embuten” de tal manera que hacen que no te muevas de tu sitio, y aunque pueda parecer lo contario, son más cómodos de lo que te esperas. La funcionalidad también está presente, ofreciendo un hueco portaobjetos de dimensiones aceptables entre ellos. En los asientos traseros se ofrece un buen espacio para dos adultos, aunque la altura para la cabeza puede ser un problema para personas de talla alta debido a que el montante del techo esta reducido y pese a que queda muy atractivo exteriormente, también se ve desfavorecida la visión trasera. El maletero cuenta con una capacidad de 344 litros bien aprovechados, sin embargo, la boca y la altura del portón puede resultar incómodo al introducir un objeto voluminoso

prueba_megane_rs_autofm_20

Comportamiento

Antes de nada, hay que destacar que equipa el Sistema Rs Dynamic, que permite elegir el modo electrónico del sistema de pilotaje. Este sistema tiene tres niveles: On, en el que el ESP y el ASR están conectados y el motor cuenta con 250 Cv; Sport, en el que estos controles siguen conectados pero actúan de una manera mas tardía , se modifica la respuesta del acelerador y se aumenta la potencia hasta los 265 Cv; Off, en el que los controles están totalmente desactivados, sin ninguna asistencia. En opción esta disponible el Rs Monitor, que ofrece información del vehículo al conductor, así como a configurar diferentes parámetros, como por ejemplo el comportamiento del acelerador.

prueba_megane_rs_autofm_23

Nuestra unidad de pruebas equipa el pack Cup, que cuenta con diferencial autoblocante de deslizamiento limitado, suspensión más deportiva, frenos ranurados y neumáticos 235/40 (la versión normal lleva 225). A pesar de tener un tarado de suspensión diferente a la versión normal no es un coche incómodo en un uso racional tanto por ciudad como por autovía, que combinado con el modo ESP On puede ser un coche muy polivalente. Si por el contrario seleccionamos el modo Sport y preferimos adentrarnos en carreteras de montaña hundiendo nuestro pie derecho más de la cuenta, observamos que estamos ante un coche muy rápido, muy eficaz, que trasmite bien la potencia al suelo y con un chasis que pocas veces rechista. El diferencial hace su función cuando en la salida de las curvas tiende al subviraje y aunque en ciertas ocasiones el eje trasero quiere descolocarse en curvas rápidas, te avisa con tiempo y no resulta excesivamente complicado ponerlo de nuevo en su sitio. Los frenos aguanta la fatiga y se comportan realmente bien, si bien, el tacto puede resultar algo esponjoso en frenadas más fuertes de lo habitual. Hay que destacar el sonido que emite el tubo de escape mejorado en esta versión, con un silencioso trasero más abierto que hace que penetre en tus oídos una música celestial que envuelve todo el habitáculo.

prueba_megane_rs_autofm_22

Conclusión

Ya sabemos que los productos de Renault Sport son sinónimo de calidad y deportividad, heredada de la competición, el trabajo realizado en este modelo es excelente. Nos encontramos con un coche muy bien hecho y polivalente. A pesar de la imagen agresiva que ofrece, la respuesta progresiva de su motor, su buen funcionamiento del chasis y la suspensión lo convierten probablemente en el más equilibrado dentro de sus competidores directos. Modelos como el Focus ST, Astra OPC, o incluso el Golf GTi, con propulsores similares, también tienen un funcionamiento muy bueno pero tal vez sean más radicales a la hora de conducirlos, lo que obliga en muchas ocasiones a ir mas pendiente de no tener un percance que de disfrutar conduciendo cada uno de ellos.  En cuanto al precio final con descuentos de la unidad probada es de 28870€, una cantidad bastante atractiva y algo más baja que alguno de sus competidores, que lo convierten en el punto de mira para todo aquel que quiera tener un “piolín” que le permita disfrutar de la conducción y sentir la deportividad en todo tipo de situaciones.

Álvaro Turiel

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies