Categorías Posts tagged con "suv"

suv

0

Os quiero enseñar como ha quedado el nuevo Nissan Qashqai. Un modelo que llega al mercado para sustituir a la anterior versión que llevaba en el mercado desde 2014. Un modelo que llega con una medida de 4,39 metros y que tendrá que pelear en el mercado con modelos como tan nuevos como el Seat Ateca, el Skoda Karoq o el Peugeot 3008.

Pero me gustaría antes poneros en prespectiva sobre el modelo. Y lo digo porque se trata de uno de los primeros todocamino que llegaron al mercado. No olvidemos que la primera generación de este SUV arribó a los concesionarios en el año 2007. Sí, hace ya más de una decada.

Con el Nissan Qashqai el fabricante nipón demostró que elevar la carrocería de un compacto era una fórmula de éxito que, incluso hoy en día, sigue llamando la atención de los compradores. Detalles como una posición de conducción más alta o la posibilidad de abandonar la carretera con ciertas garantías han sido argumentos a los que todas las marcas han tenido que acceder.

Pero los argumentos de venta del Nissan Qasqhqai no quedan ahí. Y es que además de haber sido el  primero en llegar ofreció una acertada relación calidad precio así como una estructurada gama tanto de combinaciones mecánicas como de equipamiento.

Con todo ello se convirtió rápidamente en un éxito de ventas. Una posición que no abandonó cuando apareción el siguiente modelo en 2014. Esto hizo que la gama se completara por debajo con otro vehículo al que el fabricante debe estar muy agradecido, el Juke. Una suerte para Nissan pues, en nuestro país, modelos como el Almera o el Pulsar jamás tuvieron el tirón que se merecían.

ESTÉTICA

Con esta renovación el Qashqai ha avanzado mucho y, nada más verlo, te das cuenta que estás ante un coche mucho más moderno y actual.

Por delante destaca por la grandísima parrilla en forma de V que sobresale incluso por delante del paragolpes. La marca también ha hecho especial incidencia en los grupos ópticos que incorporan tecnología full led con una interesante luz diurna en forma de punta.

Además la parte baja de la carrocería está cubierta por un plástico de color negro que refuerza sus formas y le da un carácter más robusto y duradero. Arriba, en el techo, luce un espectacular cristal panorámico y una moderna antena en forma de aleta de tiburón.

La visión lateral destaca por unas formas muy dinámicas que le dan un carácter personal y deportivo al Nissan Qashqai de nuevo generación. Las lunas traseras tintadas y los raíles de aluminio sobre el techo son dos extras que le ayudan a parecer un coche de una categoría superior.

MOTOR

Para probar el modelo nos hemos decidido por el motor de acceso a la gama en gasolina. Y es que aunque os parezca increíble las cifras de  venta de la marca indican que el 80 por ciento de los Qashqai que se venden son con este combustible. Parece que la mala prensa del diesel no tiene fin pues me consta que el motor dci de 130 cv de Nissan es una delicia en cuanto a prestaciones  y consumos.

El motor probado se denominada comercialmente 1.2 DIG-T. Se trata de un bloque de cuatro cilindros y 1,2 litros de cilindrada que con tecnología de inyección directa y turbo es capaz de lograr una entrega de potencia de 116 caballos (85 kw) y un par de 190 Nm.

Es un propulsor muy alegre que sube de vueltas con cierto dinamismo siempre y cuando estemos en un margen de uso que va desde las 3.000 hasta las 7.000 vueltas. Aunque haciendo honor a la verdad hay que decir que conforme va subiendo de marcha -disponía de una caja de cambios automática- el empuje se va resintiendo puesto que hablamos de un coche de poco más de cien caballos.

Se trata de una variante destinada a aquellos que utilicen el coche con poca carga y pasajeros y que no necesiten demasiada potencia para sus desplazamientos. Sabiendo esto te puedes encontrar con un coche muy silencioso que se maneja con suavidad dentro de los límites legales de velocidad con un consumo que puede estar en el entorno de los cinco litros.

A esto último ayuda su disposición como tracción delantera pues su mecánica tendrá que enviar potencia nada más que a este eje. Por eso pese a que el cambio es automático -muy suave y sin tirones- es algo más gastón por concepto que el manual, el consumo está entre los mejores de su segmento.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Si tuviera que deciros como se comporta dinámicamente este Qashqai de las fotos en pocas palabras os diría que es cómodo y estable. Quizás también hay que contar que el modelo era de tracción a un sólo eje con lo que se ahorra casi cien kilos con respecto a su hermano cuatro por cuatro, con la consiguiente disminución de inercias.

A sus mandos te das cuenta enseguida que estas ante un SUV con una suspensión firme y que te aporta mucha seguridad al volante. Incluso a ritmos altos en autopista la confianza que trasmite el coche en los apoyos te hace circular sin miramientos. En carreteras más viradas los cambios de apoyo se establecen con rapidez y, pese a no ser un deportivo ni mucho menos, te puede trasmitir una sensación muy agradable de conducción. Por su estructura, si le buscamos las cosquillas, será el tren delantero el primero que se queje con un leve subviraje. Una acción que se corrige con sólo levantar el pie del gas.

Además de su interesante sistema de suspensión, nuestra unidad de pruebas contaba con la ventaja de contar con una gran cantidad de goma en contacto con el suelo. ¿Porqué? Pues porque montaba unas enormes llantas de diecinueve pulgadas -son opcionales y cuestan unos 1.500 euros- con neumáticos en medida 225/45.

INTERIOR

Por dentro el nuevo Nissan Qashqai también ha sufrido una serie de cambios. Y lo primero ha sido una clara mejora en cuanto a los materiales y al ajuste de los mismo. Si bien debemos aclarar que la unidad que hemos probado corresponde al acabado más alto de la gama. Como podéis comprobar en las fotos el cuero está presente por todo el habitáculo que, además, incorpora elementos en símil aluminio que le dan un aspecto muy deportivo.

Su accesibilidad es buena gracias a unas puertas que se abren con generosidad. Asi mismo los asientos son tremendamente cómodos -gracias a un acolchado generoso- y aptos para largas tiradas a los mandos del Nissan Qashqai. Unos mandos que están perfectamente situados alrededor del conductor.

El volante también es una de las novedades de esta nueva generación del modelo. Un elemento de tacto agradable, con una aro menor que el anterior que, por cierto, está achatado en su parte más baja.

Como en casi todos los coches actuales la consola central está presidida por una pantalla que, en este caso, es de siete pulgadas. Una pantalla táctil que empieza a quedarse pequeña para las modas actuales y que mantiene unos gráficos algo pasados de moda. Pese a ello es de agradecer que tenga ciertos botones para el acceso directo a algunas funciones del sistema de infoentretenimiento.

PRECIO

En este apartado nos vamos a encontrar con el hándicap, o no, según tus gustos y presupuesto, de estar ante una unidad repleta de extras. Y es que quizás te parezca demasiado si te digo que un coche como el que estás viendo se va a una tarifa de algo más de 30.000 euros.

Pero no te alarmes. Si te gusta el Qashqai y todos sus argumentos de consumo, habitabilidad, espacio y comportamiento te podrás llevar uno desde apenas 22.000 euros.

Además contarás con la garantía de la red de concesionarios de la marca que más y mejor ha entendido el fenómeno SUV en España. No olvidemos que el que da primero da dos veces….

DETALLES

El techo panorámico le da una visibilidad increíble al interior del Nissan Qashqai.

Como en todo este tipo de coches el maletero no es exagerado. Pese a ello tiene una capacidad de 430 litros y dispone de un espacio debajo del piso.

En el cuadro de instrumentos Nissan ha arriesgado poco. Es sencillo y simple. Para qué más.

A la altura de la rodilla izquierda del conductor esta este espacio para diversos botones. En nuestra unidad sólo estaban aptos el del sistema de control de permanencia en el carril, el del modo ECO y el que desactiva el start and stop.

Con estos dos botones podremos poner a cero el cuenta kilómetros parcial y, además, modificar la intensidad de la luz del cuadro de instrumentos.

La llave del nuevo Nissan Qashqai es bastante más pequeña de lo que me esperaba.

A mano de los pasajeros delanteros -entre los asientos- están los controles de los asientos calefactables.

La palanca de cambios comparte espacio con el freno de mano eléctrico.

Nuestra unidad disponía de asientos eléctricos y con memoria.

En muchos coches de más de 40.000 euros no encontraremos unos asientos con este nivel estético, de acabados y de comodidad.

Es un gusto cuando te encuentras unos soportes Isofix tan cómodos de utilizar.

En las puertas se puede apreciar la calidad del conjunto. El cuero, los plásticos blandos y piezas en acabado aluminio le dan un aspecto de calidad y deportivo.

Desde la parte izquierda del volante se maneja el menu del cuadro de instrumentos y la voz de la radio.

Mientras en la parte derecha del volante están los mandos del control de velocidad, del teléfono y del control por voz.

El volante es de nueva factura. Más pequeño, achatado en su borde inferior y revestiod en cuero cosido.

En la consola central está una guantera con entrada USB, entrada aux y toma de 12v.

Para los pasajeros que viajen en los asientos traseros existe una toma de corriente.

0

El Mazda CX3 es uno de los todocaminos urbanos más atractivos del momento. Un automóvil que llegó a los concesionarios en 2015 y que, es ahora, cuando va a recibir una actualización para seguir siendo competitivo hasta que termine su vida comercial.

Pero además de ser uno de los crossover de tamaño contenido más seductores también es uno de los más equilibrados gracias a unos motores eficientes y de tacto agradable, a un interior de calidad y a una estética juvenil y deportiva.

Y más le vale cumplir a rajatabla todas estas premisas pues se encuentra ubicado en una zona del mercado de tremenda y feroz competencia. Hablamos, como muchos ya estaréis anticipando, en el segmento de los SUV-B. O, lo que es lo  mismo, esos vehículos altos de poco más de 4 metros que están causando sensación entre el público. Rivales como el Seat Arona, el Skoda Karoq, el Hyundai Kona o el Kia Niro serán contra los que tendrá que batirse el cobre el bueno del CX3.

 

DISEÑO

En cuanto a su diseño, no deja lugar a la duda de que estamos ante un automóvil japonés. La marca denomina a esta imagen diseño KODO. Y es que sus diseñadores se han buscado el camino de las líneas sinuosas y sugerentes dirigidas a captar las miradas de un amplio número de tipos de clientes. Todo utilizando como fuente de inspiración desde el movimiento de los animales en su hábitat natural hasta la tensión que se produce en un arco cuando una arquero suelta su flecha.

Por todo esto su personalidad es muy acusada. Una impronta que está marcada por las nervaduras de su capó, que termina en una amplia parrilla que acoge el logo de la marca, por una línea de techo con leve caída que culmina en un prominente alerón y por una parte trasera con poco cristal y con una tapa del maletero abultada y de aspecto robusto.

MOTOR Y CAMBIO

La mecánica que mueve la carrocería que estáis viendo es de gasolina, sin duda el combustible que más vende el fabricante japonés. Se trata de un motor grande, de dos litros, para la potencia que nos ofrece, 120 caballos, que se transmiten al eje delantero. Además cuenta con una arquitectura de 4 cilindros cuando sus rivales para este rango de energía están recurriendo a propulsores de apenas tres.

Otro punto que lo diferencia de la moda actual es su condición de atmosférico en la era de los motores sobrealimentados. Por todo ello habréis deducido que es un mecánica simple pese a que atesora toda la tecnología Skyactiv de la marca. Una tecnología que se basa en minimizar las fricciones interiores del motor y buscar un mejor flujo de los gases trabajando sobre la admisión, el escape, la inyección de combustible o la distribución variable.

Pero… ¿y como va? Pues no puedo negar que es un motor fino y fácil de usar pero que no te va a sorprender por su potencia. Eso sí, se beneficia de su cilindrada para empujar desde bajas vueltas y ofrecerte una energía muy lineal.

Sin duda todo ello se apoya en una caja de cambios manual de seis marchas de impecable manejo y con unos recorridos cortos y precisos. Además está transmisión dispone de un escalonamiento realmente acertado de cara a aprovechar la potencia del motor junto con bajar algunas vueltas en relaciones altas para lograr cruceros legales en los que el consumo no se resienta. En nuestra semana de pruebas, como digo siempre, sin forzar una conducción ni deportiva ni eficiente hemos conseguido cifras en el entorno de los seis litros cada cien kilómetros.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Siempre que digo que un coche ofrece una gran facilidad de conducción me asaltan las dudas de si lo estoy elogiando o sacando un defecto. Me explico. Quizás para alguno sea una ventaja el sentirse a gusto desde el primer momento a sus mandos, pero seguramente otros me diréis que se trata de un automóvil soso y sin personalidad, que te lleva a todos los sitios pero que no trasmite emociones. No os quedéis con la duda, el Mazda CX3 está colocado en el primer caso.

Perdernos por la ciudad es una delicia por sus dimensiones y gracias también a una visibilidad bien conseguida sobretodo en la parte delantera. A esto contribuye también su carrocería tipo SUV que nos coloca en una posición elevada sobre los demás. Eso sí, pese a esa posición estamos ante una unidad con sólo tracción delantera a la que no le gusta mucho salirse del asfalto.

El tarado de suspensión es más confortable que deportivo y nos cuidará más si cumplimos fielmente los límites de velocidad. Y es que en las zonas más viradas si queremos mantener un ritmo alegre tendremos que pelear con alguna deriva más de las previstas y con una tendencia algo subviradora de su parte delantera. A todo esto hay que añadir el tarado más duro de su suspensión trasera que repercutirá tanto en la comodidad de los ocupantes de esta zona como en el comportamiento dinámico de su eje trasero cuando, por ejemplo, tomamos un bache en pleno apoyo. Aunque para casos extremos contamos con un ESP de acción rápida y segura.

Los frenos están a la altura del conjunto y ayudan a cumplir unas distancias de frenado acordes con las dimensiones y peso del CX3. No me gustaría dejar de referirme a la dirección de nuestro Mazda que es muy sensible y, para mi gusto, demasiao asistida.

Sus grupos ópticos se integran plenamente en su diseño agresivo y juvenil. Además, los delanteros tienen en su interior un perfil de símil aluminio que hace que parezcan estar completamente soldados a la parrilla central. Por el contrario los traseros son algo más discretos aunque su tamaño no los deja pasar demasiado desapercibidos.

Todos ellos son de led y ofrecen una excelente iluminación tanto para ver como para ser vistos. Aunque debemos decir que quizás el diseño ha tenido la culpa de que sus diminutos faros antiniebla delanteros, que están en  posición vertical en la zona baja del paragolpes, no sean demasiado efectivos.

El acabado que nos ocupa nos ofrece unas llantas de dieciocho pulgadas en tono grafito. A la vista está que son muy vistosas y casan perfectamente con el conjunto. Cuentan, además, con un neumático en medida 215/50. No cabe duda que ofrecen una cantidad de goma en contacto con el asfalto más que suficiente para la potencia de nuestro CX3 de pruebas -120 caballos-.

INTERIOR

Su espacio interior resulta muy vistoso y atractivo. No olvidemos que estamos ante una edición especial denominada Sense Edition que ocupa un lugar de tope de gama y que hace qu este CX3 luzca como cualquier vehículo rival del segmento premium.

De todo esto te das cuenta nada más que te subes en él. Y es que los acabados, los materiales y los ajustes están muy por encima de lo que te esperas en una marca generalista. Gran trabajo de Mazda.

La posición de conducción es buena y a ello ayudan unos asientos cómodos y amplios y un volante con multitud de reglajes. Quizás yo hubiera añadido algo más de longitud de banqueta para lograr una mayor comodidad en viajes largos. Además, cuenta con unos mandos bien situados que nos permiten accionarlos con seguridad y, una vez memorizada su posición, sin apenas levantar la vista de la carretera. Para ello también contamos con la ayuda de un Head Up Display, si bien es algo pequeño en su información.

Su habitabilidad responde al tipo de coche que es. El acceso es cómodo gracias a unas puertas grandes y que abren con un buen ángulo. Su espacio están pensado para cuatro adultos aunque si se juntan varios de estatura alta les falará espacio para las piernas. El maletero nos ofrece una cifra de 300 litros que está en el nivel de la categoria.

En la parte izquierda del volante están los mandos para accionar el mandato por voz, el volumen de la radio o los diferentes menus del ordenador de abordo.

Por otra parte, en la parte derecha del volante se encuentran los mandos del control de crucero que no es adaptativo.

Entre el volante y la puerta del conductor, fuera del alcance de la vista del mismo, están los mandos del control de aviso de mantenimiento en el carril, de la presión de los neumáticos, del start and stop…

En el acabado Sense Edition disponemos de unos imponentes asientos de cuero eléctricos y con dos memorias.

Desde la puerta el conductor puede manejar todos los elevalunas y el control de los espejos eléctricos. Además, en la foto podemos apreciar tanto el cuero de la puerta como el símil carbono que recubre los botones.

Sí, ya se que me repito, pero no se cuando volveré a ver un freno de mano manual…

Entre los asientos están los mandos para el manejo de la pantalla multimedia -no es táctil con el vehículo en marcha- y para el volumen de la radio.

Su maletero cubica 300 litros y dispone de un pequeño sobrefondo con poca utilidad. Debajo de este se esconde un estupendo subwoofer y el kit reparapinchazos -no puede llevar rueda de repuesto-.

Su sistema multimedia MZD Connect está centralizado en una pantalla de siete pulgadas que preside el salpicadero. Una pantalla que sólo es táctil cuando el vehículo está parado. Por su ubicación se ve con claridad incluso cuando el sol nos pega de frente. Los menús son fáciles de entender y en apenas unos minutos se aprende a navegar por ella.

Cuenta también con una pantalla en color para facilitarnos las maniobras de aparcamiento hacia atrás. Además, por su ángulo de visión nos permite ver hacia atrás cuando salimos de un garaje de esa manera.

PRECIO

Sin duda a la hora de valorar su precio tenemos que tener muy en cuenta su equipamiento. Y es que este Mazda CX3 2.0 Skyactive de 120 caballos y acabado Sense Edition no ofrece faros full LED, cuero, llantas de 18 pulgadas, equipo de sonido BOSE, control de crucero, clima y ayudas a la conducción como la alerta por colisión o la alerta para el mantenimiento en el carril.

Ya pero… ¿cuanto vale? pues la marca ofrece un PVP de unos 24.000 euros que, seguramente, podremos mejorar con las ofertas que el fabricante tiene a lo largo del año.

Pese a disponer de una llave convencional no busques donde introducirla. El arranque se hace por botón. Además ofrece también la apertura y el cierre por proximidad.

 

 

0

¿Qué os parece el Hyundai Kona? No cabe duda que ha llegado para romper esquemas con su diseño. Además se incorpora al difícil y competitivo segmento de los crossover compactos donde tendrá que pelear por un nicho de mercado que se disputan rivales como el Audi Q2, el Kia Niro, el Skoda Karoq o el Volskwagen T Roc.

 

Su aspecto no te puede dejar indiferente. Y es que ha logrado romper moldes en su categoría, y hasta en su marca, puesto que no es fácil encontrarle parecido con otro modelo del fabricante coreano.
Quizás nos está enseñando el futuro de la imagen corporativa de los próximos modelos de Hyundai.
Sin duda su parte frontal goza de gran personalidad gracias a los grupos ópticos en dos alturas a una parrilla enorme y al pequeño “bigote” que hay entre sus recogidos faros led.

 

Por detrás mantiene el esquema de dividir las luces en dos alturas. Además las líneas tremendamente marcadas ayudan a conseguir una imagen agresiva que junto con la combinación de un llamativo color naranja con detalles en negro lo hacen ser la atención de cualquier semáforo.

El Hyundai Kona incorpora, en esta unidad, unos pasos de rueda plásticos que ayudan a potenciar su imagen campera. También podemos apreciar unas líneas de cintura altas y una nervaduras laterales que lo hacen incofundible desde el primer momento que lo ves.

Sus faros led para la luz diurna estrechos y tremendamente achinados le aportan una mirada poco vista y difícil de olvidar. Más abajo podemos ver el resto de luces de su parte delantera.

El mismo esquema se repite en la parte trasera donde además los grupos ópticos inferiores están envueltos en una plástico negro que les sirve de protección, además de un aporte estético muy aventurero.

Kona, un nombre curioso y pegadizo. ¿Porqué digo curioso? Pues porque en la comunidad autónoma gallega el significado de este término hace referencia al aparato reproductor femenino… Por este motivo en Portugal llevará el nombre de Kauai. La marca coreana defiende que este término se ha cogido de un distrito de la Isla Grande de Hawai.

En su gama sólo hay disponible dos motores de gasolina. Un 1.6 turbo de 177 caballos y, el de la unidad de las fotos, con un pequeño tricilíndrico turbo de un litro y 120 caballos. Sin duda este último es el propulsor más lógico por potencia y consumos -apenas 6,5 litros en condiciones exigentes-.

Se trata de un motor que pese a su arquitectura vibra poco y no es nada ruidoso. Además parece que dispone de más caballos por lo pronto que los entrega, es decir, trabaja bien desde bajas revoluciones.

A esto hay que añadir un chasis con un tarado firme pero no incómodo que hacen del Kona un juguete muy divertido en carreteras con curvas con una facilidad tremenda para cambiar de apoyo con seguridad y rapidez. Sin duda un bastidor excelente capaz de aguantar muchos más caballos.

Si te estás fijando en este coche de 4,17 metros de largo tendrás que entender que no podrás meter en el maletero la mudanza de tu piso. Pese a ello dispondrás de unos interesantes 361 litros -en la media de la categoría- que subirán hasta los 1.143 si abates los asientos traseros.

Hay que alabarle el gusto al fabricante coreano por haber apostado por una medida lógica para su Hyundai Kona, al menos para esta unidad de un litro y 120 caballos. Monta una medida 205 / 60 sobre llantas de 16 pulgadas más que de sobra para las prestaciones del modelo y, sobretodo, económicas cuando tengamos que cambiarlas.

Bajo la tapa del maletero se esconde una bandeja donde podremos esconder elementos pequeños que no queramos que se extravíen. En nuestra unidad de pruebas iban alojados también los triángulos de emergencia.

La rueda de repuesto se esconde debajo del maletero. Se trata de una rueda de las denominadas “de galleta” que incorpora el gato y la llave en su interior. Como seguramente todos sabéis con este elemento podemos continuar la marcha por espacio de 100 kilómetros y a un máximo de unos 80 kilómetros por hora.

La caja de cambios manual de seis velocidades cumple su cometido con precisión. Los recorridos son pequeños y precisos y el escalonamiento adecuado. Como se aprecia en la foto pese a ser una unidad de tracción delantera incorpora el sistema de control de descensos para facilitarnos esta maniobra cuando bajamos uan fuerte pendiente en condiciones de baja adherencia.

La consola central está presidida por una pantalla táctil en color de siete pulgadas. Pantalla que puede ser de 5 pulgadas monocroma en las versiones de acceso a la gama o, incluso, de ocho en el acabado más alto. Asimismo dispone de compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Además de las opciones que nos ofrece la pantalla que comentamos en el párrafo anterior también dispone de acceso a menús sobre información de nuestro Kona que podremos personalizar poniendo más a mano los que utilicemos con mayor asiduidad.

El puesto de conducción me ha parecido cómodo y con todos los elementos dispuestos en un orden lógico para su utilización de una manera cómoda y segura. Por otra parte la posición al volante -se puede regular en altura y profundidad- es buena y la sujección y mullido de los asientos es aceptable.

Dispone de multiples combinaciones de tipo de material y de color para la tapicería de los asientos. El airbag lateral está incorporado en el lateral del mismo.

Por su atrevido diseño el acceso a las plazas traseras podría ser mejor pues las puertas no abren en exceso. El espacio es bueno para dos personas incluso si su altura roza el metro ochenta de altura. Eso sí, la plaza del medio es incómoda para realizar trayectos largos.

Algo indispensable es la incorporación de sujecciones Isofix para las sillas de los más pequeños. En este caso nos ofrece esta posibilidad en los asientos laterales traseros.

Justo delante de la palanca de cambios tenemos una pequeña guantera apta para depositar pequeños objetos y para realizar las tareas de recarga de nuestro teléfonos móviles.

En la puerta del conductor tenemos todos los mandos de los elevalunas y de los espejos eléctricos.

Debajo de la pantalla multimedia están los mandos de la climatización. Mandos sencillos y fáciles de usar. Como debe ser en post de la comodidad y la seguridad del conductor.

El cuadro de instrumentos huye de lo digital y nos ofrece esferas analógicas fáciles de leer e interpretar. Por su puesto entre ellas está una pequeña pantalla monocromática que nos ofrece los datos del ordenador de viaje entre otras informaciones.

Su volantes es pequeño, de grosor medio y de tacto agradable dado su recubrimiento en cuero cosido. Además con sus múltiples regulaciones siempre lo tendremos donde nos lo gustaría encontrar.

En la parte izquierda del volante encontramos los mandos para el teléfono, el volumen, los mandatos por voz y la selección de las emisoras de radio.

Sin embargo en la parte derecha está el botón para recorrer los menus del cuadro de instrumentos así como los mandos del control de crucero.

Pese a ser un acabado intermedio nuestra unidad de pruebas incorporaba una cámara de visión trasera para facilitarnos las maniobras de aparcamiento.

Los plásticos que envuelven la parte interior de las puertas -y diferentes piezas a lo largo de su habitáculo- son duros  y es, quizás, el elemento más mejorable del Hyundai Kona.

Entre el volante y la puerta del conductor, en un espacio poco accesible y de incómodo acceso, incorpora esta botonera con los  mandos para regular la luz del cuadro de instrumentos, del avisador por cambio involuntario de carril o el destinado a desconectar el control de tracción.

Tras analizar este Hyundai Kona 1.0 T GDI sólo nos queda apuntar que aunque su precio de tarifa supera por poco los 20.000 euros, las ofertas de la marca lo sitúan en unos 16.000 euros. Un dinero muy bien invertido por su diseño, lo ágil de su chasis, su consumo contenido y lo vivo y agradable que es este pequeño propulsor de 120 caballos.

 

0

Cuando pensamos en un automóvil que nos de cierta libertad para movernos fuera del asfalto se nos vienen a la cabeza fabricantes como Toyota, Mitsubishi o Land Rover. Pero ya nos estamos acostumbrando ha pensar en otras marcas a la hora de decidirnos por la compra de un todocamino. Marcas como la que hoy nos ocupa. Y es que Renault tiene claro que debe estar en el segmento de mayor crecimiento del mercado. Motivo por el cuál ya atesora una gama SUV compuesta por modelos como el Captur, el Koleos o el Kadjar.

Hoy toca hablar de este último que nace fruto de la alianza Renault/Nissan. Un modelo que se beneficia de todo lo aprendido por el fabricante japonés de su superéxito el Qasqhai. Un primo hermano que le va a facilitar mucho las cosas pero que también le ha puesto un listón tremendamente alto para elegirlo en lugar de su alter ego. El Renault Kadjar es la opción de la firma francesa dentro de los SUV compactos de tamaño medio -mide 4,44 metros de largo- y se fabrica íntegramente en la factoría que la marca del rombo tiene en Palencia.

Imagen moderna e incluso con un toque juvenil la del Kadjar de Renault

Pero vamos a meternos ya en materia. Estéticamente espero que las fotos os saquen de dudas sobre vuestro gusto. Pero a mí me ha parecido realmente atractivo pero sin estridencias. Delante destaca un enorme logo con el rombo característicos de la marca francesa y unos faros rasgados con tecnología led. Además las nervaduras del capó le dan un aspecto francamente dinámico. Su vista lateral está plagada de atractivos cromados y de unos generosos pasos de rueda que le dan una imagen muy de todoterreno. Es por detrás donde su diseño luce más limpio y sencillo pese a sus grandes grupos ópticos.

Por dentro ofrece una imagen sobria y que transmite calidad y durabilidad. Eso sí, se ve moderna y con todos sus elementos muy bien colocados. Con esto quiero decir que están realmente a mano del conductor. Destaca la pantalla central que preside el salpicadero y que en los acabados más altos puede llegar a ser de siete pulgadas. Además está equipada con el sistema multimedia R-Link 2 que puede conectarse a la red mediante la utilización de una red wi-fi y que, además, es compatible tanto a través de Apple CarPlay como de Android Auto.

Muchos detalles adornan la carrocería de la opción del rombo para el segmento SUV C del mercado

Por otra parte, el acceso a su habitáculo es cómodo gracias a su altura y a unas puertas de generoso tamaño. En las plazas traseras la anchura es aceptable aunque resulta complicado poner, por ejemplo, tres sillas adaptadas para niños. Eso sí dispone de anclajes Isofix para dos de ellas con una posición que hace realmente cómoda su utilización.

En cuanto al maletero, tiene una forma bastante regular por lo que resulta bastante fácil adaptar la carga a su espacio. Asimismo cuenta con la ventaja de la regulación longitudinal de la banqueta de asientos trasera por lo que puede crecer hasta conseguir un volumen de 472 litros. De todas maneras echamos en falta que dispusiera de una toma de corriente aunque si nos ofrece un punto de luz y ganchos para atar nuestra carga.

Calidad, espacio y buen equipamiento son una garantía que nos ofrece el Renault Kadjar

 

Tuvimos la ocasión de probar la mecánica diesel de 131 caballos. De ella destaca una agradable sensación de funcionamiento gracias a que es poco ruidoso, a que hace una entrega bastante progresiva de su energía y a un consumo realmente contenido. Además su caja de cambios manual de seis velociades -hay opción automática por uno 1.500 euros- está bien escalonada, es de tacto suave y la posición de la palanca resulta intachable.

Su esquema de suspensiones está diseñado pensando en el confort de los ocupantes. Aunque esta afirmación no nos debe llevar a pensar que es torpe de reacciones. De echo a sus mandos la sensación es de aplomo si viajes por autovía e incluso si atacamos algún tramo de curvas de una carretera nacional. La frenada dispone de potencia suficiente y recibe los beneficios de un buen reparto de pesos que hace que, incluso en pleno apoyo, se pueda detener el Kadjar con plenas garantías.

Nuestra unidad estaba equipada con tracción total. Con ella podemos afrontar sin temor alguna excursión fuera del asfalto teniendo en cuenta que su altura libre al suelo es de 200 milímetros. Además, la gestión electrónica de su sistema 4×4 hace que sólo se utilice cuando es realmente necesario por lo que los consumos se verán poco penalizados con respecto a sus hermanos de tracción simple. Durante nuestra prueba, con una conducción no deportiva pero si alegre estuvimos en el entorno de los seis litros.

No obstante lleva un excelente equipamiento de seguridad. Unos dispositivos que se comportan muy bien y que nos harán la conducción mucho más cómoda y seguro. Hablo de la alerta de cambio involuntario de carril, el reconocimiento de señales de velocidad máxima permitida o el asistente de luces para el cambio automático de cortas y largas.

Otra de las ventajas del Renault Kadjar es su elevado volumen de versiones, diecisiete concretamente. Y es que este todocamino del rombo nos permite combinar cuatro niveles de acabados con tres diferentes motorizaciones, dos tipos de cajas de cambio e incluso la posibilidad de elegirlo con tracción delantera o total.

El precio sin duda será un factor determinante a la hora de plantearnos su compra. Si, ya se que es una obiedad pero es que siendo casi hermano del Nissan Qasqhai, líder de ventas indiscutible, tiene que ofrecernos más, por menos para robarle clientela. De esta manera Renault ofrece su Kadjar desde 20.597 euros aunque tenemos opciones por encima de los 30.00 para los que gusten de mayor y mejor equipamiento.

0

¡Como ha cambiado el fabricante checo Skoda! Desde aquellos primitivos coches que llegaban del norte de Europa ya queda bien poco. Y es que haber entrado a formar parte del gigante VAG ha sido la clave de su espectacular evolución.

Potente y poderosa es la imagen del todocamino más grande de Skoda, el Kodiaq

Un desarrollo que lo ha llevado hasta el punto donde está ahora en el que ya nadie se acerca a sus productos buscando un material económico pero de escasa calidad. Ahora casi se solapan sus productos, a nivel de terminaciones y estilo, con los de sus hermanos de Seat o Volkswagen.

Los grupos ópticos, tanto delanteros como traseros, aportan buena parte de una personalidad que se apoya en líneas suaves y simples.

Y tan lejos ha llegado su viaje que con el automóvil que probamos hoy demuestra que es una marca que está preparada para pelear, con garantías, en cualquier segmento. También en la de los SUV de siete plazas.

De hecho este modelo, el Kodiaq, es el primero de este tipo de coches que presenta. Un todocamino grande, de imagen poderosa pero sobria y que adopta unas líneas suaves y sin estridencias que le ayudarán a buen seguro a llegar a la retina de una gran cantidad de clientes.

De mover este enorme “oso” -su nombre deriva de una especie de este mamífero que habita en la isla de Alaska- se encarga un bloque diesel de dos litros con cuatro cilindros y 150 caballos. Un motor que resulta algo justo si lo que queremos es aceleraciones fuertes. Eso sí, a ritmos legales funciona con suavidad y no se muestra excesivamente ruidoso. Sobretodo cuando ya ha cogido temperatura. Además, una vez hemos cogido velocidad, es capaz de mantener velocidades de crucero mucho más que suficientes.

Y es que su respuesta a nuestras peticiones sobre el acelerador se cumplen con  premura y, ya desde muy bajas vueltas, podemos disfrutar de su cifra de par. No olvidemos que estamos ante un todocamino de grandes dimensiones con un peso de 1.667 kilos.

Lo que no me cansaré es de elogiar su caja de cambios automática de siete velocidades. La conocida DSG del grupo Volkswagen. Y lo digo porque resulta cómoda, rápida y tremendamente silenciosa a la hora de ejecutar su trabajo. De buena factura resultan también sus levas escondidas tras el volante y que giran con él en un conjunto indivisible.

Su interior ofrece unos acabados intachables y un ambiente sobrio y con sensación de durabilidad.

Nuestra unidad de pruebas disponía únicamente de tracción delantera. Una elección inteligente para todos aquellos, que son muchos, que harán uso de este gigante sólo por su tamaño y habitabilidad pero que no buscan un uso fuera del asfalto. Y es que cuando los motores sólo se tienen que ocupar de un eje los consumos se ven seríamente afectados. Es fácil encontrar en el ordenador de a bordo de un Skoda Kodiaq 2.0 TDI de 150 caballos cifras levemente por encima de los seis litros.

Por otra parte, como opción podremos disponer de un selector de modos de conducción. Un sistema que incide en la respuesta del motor, la caja de cambios, la suspensión -si lleva los amortiguadores DCC- y la dirección asistida. Las opciones a nuestra disposición será Normal, Eco, Sport, Individual y Snow.

Los asientos los podríamos encontrar en cualquier berlina de carácter deportivo.

La parte trasera es muy amplia y en ella pueden viajar tres adultos sin problemas.

Las plazas supletorias que se alojan en el maletero son sólo aptas para niños

En cuanto a su habitabilidad interior dispone de espacio para que cinco ocupantes se acomoden con holgura. Además, las plazas delanteras disfrutan, en el acabado de la foto, de unos llamativos asientos tipo baquet con multitud de reglajes. Por ello, y junto con la movilidad de su volante, encontrar una buena postura de conducción está garantizado para cualquier talla.

Por otra parte, en sus plazas traseras hay espacio suficiente tanto para las piernas como para la cabeza. Además, si contamos como opción con el enorme techo panorámico la sensación de amplitud está prácticamente asegurada. Otra cosa es la tercera fila de asientos -si es que hemos configurado una unidad de siete plazas-. Allí encontraremos dos banquetas fácilmente escamoteables en el piso del maletero pero que sólo nos darán servicio para niños de máximo 1,50 metros de altura.

El cuadro de instrumentos es sencillo y claro.

No me quiero olvidar de citaros una de las principales ventajas del Skoda Kodiaq. Y es que, a diferencia de su hermano el Volkswagen Tiguan Allspace, puede configurarse con 5 plazas. ¿ventajas? Dispondremos de un maletero con una mayor profundidad pues utilizaremos como espacio útil de carga el destinado en la versión de 7 ocupantes para esconder los asientos traseros opcionales. Por cierto, si sólo usamos la parte delantera y abatimos todos sus asientos podremos meter en su interior una bicicleta tanto de montaña como de carretera sin desmontar.

Por dentro destaca también por unos materiales de calidad que nos desmerecen en absoluto a alguno de sus rivales premium. Plásticos blandos y cuero se entremezclan dando una sensación agradable y de coche “bien hecho”. Además, su diseño, simple y minimalista, nos ayuda a encontrar todos los elementos rápido y a acostumbrarnos a su uso con apenas circular unos kilómetros.

En el salpicadero encontramos, como eje de todo su diseño, una enorme pantalla tipo tablet desde la que podremos manejar su excelente dotación tecnológica. Una pantalla táctil que incorpora menus de fácil comprensión y que te hará la vida más fácil a bordo.

Las plazas trasersa contaban con su climatizador e, incluso, con asientos calefactables.

Os puedo asegurar que con el invierno que llevamos le saqué un buen partido a los paraguas que esconden los cantos de las puertas delanteras

No obstante también ofrece multitud de huecos portaobjetos además de una curiosa guantera doble. Además dispone de detalles muy prácticos como unos paraguas alojados en el canto de las puertas delanteras, una linterna de imán usando la luz del maletero, unas piezas de plástico en las puertas para evitar dañar a otros coches al abrirlas y que se esconden cuando las cerramos o unas mantas en las plazas traseras muy útiles cuando tenemos niños.

Con todo lo que te he contado hasta ahora me imagino que no te esperas que se trate de un todocamino low cost. Y es que a poco que configures un Kodiaq a tu gusto tendrás que rellenar un cheque con una cifra superior a los 30.000 euros.

 

0

Skoda ha tardado en entrar de lleno en el segmento SUV. Le ha pasado como su hermana, SEAT, aunque incluso esta ha presentado el Ateca antes que nuestro protagonista de hoy, el Karoq, pese a que ambos son, en la práctica, el mismo coche.

Se trata del segundo todocamino de la marca checa, pues llega después de su hermano mayor, el Skoda Kodiaq. Aunque seguramente, el Karoq, por precio, perfil del comprador y tamaño sea la apuesta importante del fabricante para liderar las ventas en este segmento del mercado.

 

Realmente el Karoq está dirigido a convencer a todos aquellos que tenga claro que lo que buscan es un SUV. Y me explico. En su concepto no hay ninguna licencia que se aparte de la idea de producir un automóvil alto, con ciertas dotes para salir de asfalto, con buen tamaño interior, un maletero generoso y un diseño pensado para gustar a todo el mundo.

Y en todo esto tiene un peso importante su imagen. Y lo hace desde la sobriedad. Con un frontal poderoso que nos trata de convencer que estamos ante un automóvil resistente pero sencillo. Un todocamino de líneas puras y suaves que destaca por su necesidad por pasar desapercibido.

En la unidad que veis en las fotos la  parte mecánica está ocupada por un motor TDI de dos litros y cuatro cilindros. Un propulsor que rinde 150 caballos. Un motor que es algo ruidoso pero que no filtra excesivas vibraciones al habitáculo. Su empuje es firme aunque, como supondrás, no te va a pegar al asiento. No olvidemos que tiene que bregar con su tipo de tracción, cuatro por cuatro.

Aunque también se pude configurar el Karoq como un tracción delantera la verdad es que, pese a un pequeño incremento en el consumo merece la pena la variante con tracción total. Esta, junto con su altura libre al suelo hace que podamos salir de asfalto con bastantes garantías.

Pero sigamos hablando de su motor. Donde más brilla es a bajas y medias revoluciones quedándose en la parte alta del cuentavueltas más descafeinado. Aunque también me gustaría añadir que esta mecánica me parece muy equilibrada para este SUV de tamaño medio y de algo más de 1.300 kilos de peso.

Lo que resulta una delicia de manejo es su transmisión. No en vano es una de las más elogiadas del mercado. Se trata de la conocida caja de cambios automática DSG de siete marchas del grupo VAG. Además, en el modelo de las fotos, disponía de levas tras el volante para hacer aun más fácil su manejo. Quizás me habría gustado que, esas levas, fueran algo más grandes pues cuando giras demasiado el volante cuesta encontrarlas.

Una de las mayores ventajas del Karoq de Skoda es su espacio interior. Ahí te das cuenta de lo bien aprovechados que están sus 4,38 metros de longitud. De hecho en su interior se acomodan fácilmente hasta cuatro adultos. Es más, el espacio superior destinado a la cabeza de los ocupantes es de los más grandes de su segmento. Con todo ello también es fácil prever lo que te vas a encontrar cuando abres el portón trasero. Un maletero excepcional con sus 521 litros de capacidad.

Cuenta además con un interesante sistema denominado Varioflex, que cuesta 320 euros, que incluye tres asientos traseros independientes que pueden regularse longitudinalmente y en inclinación. Asimismo cada uno de los mismos podrán ser desencajados y sacados del vehículo. De esta manera la habitabilidad trasera la podremos manejar a nuestro antojo.

Su habitáculo es de gran calidad. Me atrevería incluso a decir que mayor que la de un Ateca aunque un poco por debajo que la de un Tiguan. Aunque este último es bastante más caro que nuestro protagonista. Y es que dentro te encuentras rodeado por plásticos blandos y de apariencia robusta. Con el añadido de que en las versiones más lujosas el cuero y las superficies negro piano ganan terreno y te ofrecen un espacio totalmente premium.

Viendo su diseño interior te das cuenta de su origen alemán por la tremenda sobriedad del conjunto que busca, en su disposición, la ergonomía y el orden antes de soluciones demasiado modernas o estridentes. La colocación de todos los elementos es muy horizontal y en un breve tiempo de manejo te acostumbras a su uso.

 

Destaca, en este conjunto homogéneo, la pantalla táctil que se integra en el salpicadero y que tiene unas dimensiones considerables, nueve pulgadas. Desde ella podremos manejar todas las funciones de infoentretenimiento y conectividad. Quizás se echa de menos una ruleta para bajar el volumen de la radio de una manera más rápida y cómoda que con los dos botones táctiles que incorpora.

Tecnológicamente podemos equiparlo con todas las ayudas a la conducción que nuestra prudencia nos aconseje. Elementos como el asistente al aparcamiento, el programador de velocidad activo, la detección de vehículos en el ángulo muerto, el avisador por cambio involuntario de carril o el reconocimiento de señales de tráfico podrán ser nuestros compañeros de viaje.

La versión que tenéis en pantalla tiene un precio, ya con las ayudas de la marca incluidas, de unos 40.000 euros. Pero hemos de saber que estamos ante un modelo tope de gama. Puesto que la marca anuncia un precio de partida de 18.900 euros para una variante de gasolina de un litro y 115 caballos con caja de cambios manual y tracción delantera.

0
nuevo lexus nx

Lexus presenta el primer crossover premium de tamaño medio, se sitúa justo por debajo del RX y es el nuevo Lexus NX, un modelo atractivo y con carácter que quiere atraer la atención de un público más joven.

Exteriormente, el nuevo Lexus NX ha sido muy influenciado por los diseños de los prototipos presentados anteriormente tales como el LF-NX con llantas de 17 o 18″ en opción, faros LED con luces diurnas y una parrilla imponente. Estamos ante un vehículo cuya longitud es de 4,63 metros, una anchura de 1,84 metros y una altura (contando la antena) de 1,64 metros.

nuevo lexus nx

En el habitáculo encontramos gran calidad de materiales, con un ajuste excelente y un aspecto general de coche premium.

El nuevo Lexus NX se ofrecerá en tres variantes diferentes

-NX 200, principalmente destinado al mercado Ruso (a partir de enero 2015) cuenta con un motor atmosférico de 2.0 litros y sistema Valvematic y VVT de Lexus para variar el ángulo de apertura de las válvulas según las condiciones, unido a una caja de cambios automática S-CVT con nuevos desrrollos.

-NX 200t, este motor es la gran primicia dentro de la marca ya que es el primero de la marca en ser turbo y gasolina, con una cilindrada de 2 litros, una potencia de 238 CV entre 4.800 y 5600 rpm y un par máximo de 350 Nm entre 1.650 y 4000 rpm. Estará unido exclusivamente a una caja de cambios automática de seis velocidades. Estará disponible en algunos países europeos a partir de febrero de 2015.

-NX 300h, esta versión consta de un motor atmosférico de 2,5 litros y ciclo Atkinson combinado con un generador, un motor eléctrico y por supuesto una batería, sumando en total 197 CV, siendo tracción a las cuatro ruedas cuando es necesario. Gracias a esta tecnología, el nuevo Lexus NX 300h es capaz de conseguir un consumo de solo 5,1 litros a los 100 km, estando a la venta en Europa desde octubre de este año.

nuevo lexus nx

El nuevo Lexus NX tendrá 5 niveles de equipamiento denominados: ECO, Corporate, Executive, F Sport y Luxury, con una lista de elementos de serie y opciones bastante amplia donde encontramos extras como suspensión adaptativa, control de crucero adaptativo, asientos eléctricos ventilados, sistema de cámaras con visión 360º, sistema de navegación Premium, Head Up Display, Asistencia de trayectoria.

Su precio arrancará en 38.300 euros para la versión NX 300h con tracción 4×2, siendo el tope de gama la que lleva el acabado Luxury y 4×4 que costará 64.500 euros, situándose justo entre los precios de sus rivales más duros, como el nuevo BMW X4 el Range Rover Evoque o el Audi Q5

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies