Categorías Posts tagged con "suzuki"

suzuki

0

Pocos coches pueden presumir de levantar tanta expectación como el nuevo Suzuki Jimny. Y es que en una reciente visita del presidente de Suzuki Ibérica el señor López Frade ya nos contaba como, con apenas presentar el fabricante japonés unas fotos de su futura estampa los concesionarios comenzaron a recibir pedidos en firme. Es decir, con dinero de por medio.

Se trata de un modelo longevo puesto que su denominación, Jimny, llegó al mercado ha finales del siglo pasado (1998) pero su concepto, esto es la de todoterreno puro de precio asequible y dureza contrastada, lleva arraigado en la firma nipona desde hace más de cincuenta años. ¿Quién no ha montado alguna vez en un Samurai?

Su imagen ahora aporta una figura realmente llamativa de líneas rectas. ¿No os recuerda a un cachorro de un Mercedes Clase G? ¿Y a un Jeep Wrangler? Una estética robusta y clásica pero que, a la vez, ha sabido jugar la baza de la modernidad y del atrevimiento. Sus enormes pasos de rueda en plástico negro le dan un aspecto deportivo y su rueda de repuesto colgada sobre el portón trasero lo identifican como un todoterreno con todas las letras. Otro aspecto que no se ve pero que también lo delata como tal es que está construido sobre un chasis de de largueros que, para esta versión, ha sido mejorado con unos silentblocks que trataran de mejorar la comodidad a bordo.

Por dentro sigue haciendo gala de un espacio muy ajustado. De echo ahora su carrocería es 50 mm más corta, eso sí, es algo más alto (5mm) y ancho (45mm). Para afrontar obstáculos dispone de una altura libre al suelo de 210mm y tiene un ángulo de ataque de 37 grados, uno de salida de 49 y uno ventral de 28. Sin duda unas medidas al alcance de casi ningún SUV con pretensiones camperas.

Mecánicamente se sigue apostando por la fiabilidad y la sencillez. Una simplicidad que hace que su gama se componga por un único motor. Se trata de un bloque atmosférico alimentado por gasolina de cuatro cilindros y dieciséis válvulas que cubica 1,5 litros. De él se extraen 102 caballos a seis mil revoluciones y consigue una cifra de par motor de 130 Nm. Con esta mecánica el Jimny se muevo con soltura pero sin alardes, tampoco los busca. En autopista mantiene con tranquilidad cruceros legales (pese a que su velocidad máxima es de 145 km/h) y en campo su suavidad y economía de uso son dignas de agradecer.

En carretera además debemos acostumbrarnos a una dirección excesivamente lenta que tiene casi cuatro vueltas entre topes. No obstante debemos también acostumbrarnos a sus ejes rígidos que nos ofrecen muchas garantías en su uso campero pero que no dan la comodidad de una suspensión pensada para el asfalto.

Nuestra unidad de pruebas montaba también una caja de cambios manual de cinco relaciones. Aunque como novedad en esta generación hay la opción de disponer de una caja de cambios automática. Transmisión que en breve probaremos pues más de un compañero de prensa que la ha probado ya nos ha adelantado lo bien que trabaja sobre todo para mantener ritmos constantes en zonas off road.

Como decimos el cambio manual funciona correctamente con unos desarrollos muy bien conseguidos y con la palanca en una posición cómoda. Además su tacto es preciso y sólo se echa en falta una sexta relación para bajar aun más los consumos.

Otra novedad de esta generación es que vuelve a disponer de palanca para las marchas cortas. Recordemos que los últimos Jimny llevaban una ruleta para seleccionar la tracción que tan poco gusta a los amantes de la conducción fuera del asfalto. Apuntar también que su relación de cambio para el grupo corta es de 2:1. Esto quiere decir que cada relación en la reductora tiene justo la mitad del desarrollo que su equivalente en las marchas convencionales.

Con todo esto, y con un peso muy contenido, el Jimny sigue siendo el rey del campo. Imposible encontrar ningún rival que por el mismo precio sea capaz de solventar obstáculos con tantas garantías. Es increíble comprobar como pasa con solvencia zonas tremendamente embarradas casi como si pasara por encima sin apoyarse en el suelo.

Por otra parte acepta sin problema atacar rampas con pendientes muy pronunciadas aprovechando que dispone de una batalla muy corta de apenas 2,25 metros. Aunque debemos recordar que el nuevo Jimny carece de diferencial central.  La tracción en condiciones normales es trasera pero se puede conectar manualmente las ruedas anteriores y circular con tracción total.

Su gama estará asentada sobre tres niveles de equipamiento denominados JL, JLX y Mode 3. Eso sí, en todos ellos lleva una dotación de serie que está mucho más por encima de lo que nos ofrecía el antiguo Jimny. Hablamos de elementos como el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de advertencia por abandono del carril o el frenado automático de emergencia.

En los acabados interiores seguimos encontrando plásticos que son acordes al precio del conjunto, esto es sencillos. Aunque hay que poner en valor que parecen robustos y fáciles de limpiar, algo primordial en este tipo de coches. Destaca también por haber avanzado con un diseño de salpicadero mucho más moderno y que integra una pantalla táctil que puede ser compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

La postura al volante es algo vertical para mi gusto. Muy tipo furgoneta con la banqueta horizontal y la postura muy alta. Además el volante tiene regulación en altura pero no en profundidad. Donde si encontramos una mayor holgura es en el espacio libre que nos queda hasta el techo en las plazas delanteras.

En cuanto a las plazas traseras, su espacio para las piernas es bastante reducido pero tienen buenas dimensiones en cuanto a la altura y la anchura para dos adultos. El maletero es muy pequeño con una profundidad entre la banqueta y el portón de apenas 20 centímetros.

Os vamos a hablar ahora del precio pese a que es complicado que os podáis comprar uno. ¿Por qué? Pues porque toda la producción de este modelo están completamente vendida. Se trata de unas 400 unidades que tenía Suzuki Ibérica de cupo y que podrían haber sido 2.500 si hubieran podido hacer frente a todos los pedidos solicitados. Y es que los 17.000 euros de su modelo más barato son realmente tentadores.

Como anécdota nos gustaría añadir que hemos comprobado que ya ha salido alguna unidad en venta al mercado de segunda mano con poco más de 1.000 kilómetros pero con un precio superior al nuevo. La especulación ha llegado al nuevo Suzuki Jimny.

0

Te presentamos una edición más de tú programa podcast del motor más descargado en España. En este programa podcast del motor analizamos de una manera amena y divertida las últimas noticias y novedades de la industria automovilística.

Este programa podcast del motor es emitido en directo a través de COPE Madrid Sur y COPE Jarama.

Repasamos las noticias más importantes de las cuatro ruedas y dos ruedas:

• Toyota Corolla repite como modelo más vendido en el mundo en 2018
• El 27 de febrero conoceremos oficialmente al Polestar 2
• El interior del Skoda Kamiq se hace público
• Llega el restyling del Volkswagen Passat con una enorme mejora tecnológica
• Nuevo Nissan Juke de segunda generación será desvelado este año
• El Hispano Suiza Carmen será presentado en el Salón de Ginebra
• El Seat Toledo cesa su fabricación
• Mazda presentará un nuevo SUV en el Salón de Ginebra
• Nuevo y actualizado Audi TT llega a España con nuevas mecánicas y una edición 20 aniversario
• El próximo Nissan X-Trail finalmente no será fabricado en Reino Unido

En el estudio de Cope Madrid Sur y Jarama nos acompañan: Luis Mazarracin, Fernando Rivas y Miguel Tineo de las revistas Autofacil y Evo.
Como invitado especial nos acompaña Juan López Frade, Presidente de Suzuki Motor Ibérica. Con él repasamos la actualidad de la marca Suzuki.

Esperamos que te guste nuestro último programa podcast del motor.
Puedes escucharlo aquí:

0

Nuestros lectores más veteranos seguro que recordarán el Suzuki Swift GTI. Un automóvil, ahora ya clásico, de los años ochenta, que basaba su éxito en una precio competitivo, una potencia suficiente y un estilo agresivo. Un camino que ahora quiere seguir cultivando el Suzuki Swift Sport de nueva generación. No dejes de leer ahora o te perderás uno de los coches más rentables en términos de euros por diversión.

No creo equivocarme si te digo que su mecánica es clara culpable de parte de su éxito. Y es que el cambio de motor atmosférico a turboalimentado le ha sentado muy bien. Y no lo digo por el incremento de potencia -ha ganado apenas 4 caballos-. Lo afirmo por la forma de entregarla y por el excelente rango de par conseguido -230 Nm-.

Ahora el Swift Sport está basado en un motor de 1,4 litros, turbo y 140 caballos. Un propulsor que consigue que el pequeño compacto japonés empuje apenas nos insinuanos sobre el pedal del acelerador. Y es por esto que no es necesario llevarlo siempre alto de vueltas para conseguir que avance con alegría. Motivo por el cual podemos permitirnos utlizar menos el cambio pues con apenas superar las 2.000 revoluciones por minuto tendremos al servicio de nuestro pie derecho una cantidad de energía suficiente para impulsar al pequeño Suzuki hasta el siguiente giro.

De hecho la sensación que trasmite a sus mandos es la de llevar un coche con un mayor número de caballos. Algo que es el fiel reflejo de la pronta respuesta de su motor como os apuntaba en el párrafo anterior. Pero también de una de las filosofías de la marca para este tipo de modelos: un peso contenido. Y es que en el nuevo Swift Sport la báscula refleja un adelgazamiento de casi 80 kilos con respecto al modelo anterior. Con todo esto consigue bajar de la tonelada quedándose en 970 kilos de peso.

La caja de cambios es manual -como debe de ser- y de seis relaciones. Una transmisión que  también acompaña al buen hacer del conjunto. Y lo hace desde un escalonamiento preciso para conseguir no perder ni un ápice de potencia. Todo ello redondeado con un tacto agradable y un guiado que facilita la operación incluso si lo hacemos de manera brusca practicando una conducción «de rallyes».

Pero todo lo comentado hasta ahora no tiene demasiado sentido sin un chasis perfectamente reglado y puesto a punto. Y esto lo tenían bien claro los ingenieros de Suzuki cuando se han sentado a remodelar el tope de gama de la familia Swift. Haciendo del caminar de este pequeño compacto una fuente de diversión si la carretera acompaña.

El tarado de la suspensión es firme. Al menos tan duro como te esperas en un automóvil de sus características. Una firmeza que te da enseguida confianza para afrontar los giros con un optimismo creciente. Su paso por curva, además de alto, es muy neutro y, si no vamos «a cuchillo», será difícil que nos haga el más mínimo extraño o amago de querer salirse de la trazada. Un aplomo que seguramente también tenga que ver con el incremento de su batalla y con una mayor anchura de vías.

Pero no tenemos que olvidarnos que estamos ante un utilitario de calle cuya misión, muchas veces, será cuidarnos en nuestros desplazamientos habituales. Y en esto, con las limitaciones que el párrafo anterior hablamos, también cumple. Y lo hace gracias a unos amortiguadores no excesivamente secos que permiten afrontar largas tiradas a sus mandos sin destrozarnos la espalda.

Estéticamente es un Swift. Vale, es obvio. Pero quiero decir que pese a los mucho cambios que podemos ver en su carrocería seguimos reconociéndolo nada más verlo. Quizás destaca por haber suavizado bastante sus líneas con unos trazos más redondeados y suaves. Asimismo por delante nos mira con unos nuevos faros de tecnología led que se integran en un morro con una agresiva y enorme parrilla. Además incorpora un deflector de aire que, como otras muchas piezas, está rematado en una imitación a carbono muy bien conseguida.

Sin duda, al menos en mi opinión, su zona trasera será la que más llame la atención a nuestro paso. Una zaga muy bien resuelta gracias a una doble salida de escape, a un paragolpes realmente grande, a un alerón superior agresivo y a la «amplitud» que le dan sus llantas de diecisiete pulgadas.

No debemos tampoco de olvidarnos del color que viste el Swift Sport de las fotos. Un amarillo fluor que la marca denomina champion yellow. Que nadie se asuste, habrá una variada paleta de colores, pero esta terminación es, claramente, la más llamativa y diferente. De hecho la marca japonesa está utilizando este color como imagen del modelo en sus campañas publicitarias.

Por dentro ha ganado, sobre todo, en un aspecto más moderno. Algo que ya le hacía falta al pequeño compacto de Suzuki. Sin duda lo que más ayuda a conseguir este ambiente es la nueva pantalla táctil de siete pulgadas que incorpora. Además ha mejorado en su calidad interior pese a que sigue atesorando gran cantidad de plásticos duros.

Un habitáculo que rezuma deportividad lo mires por donde lo mires. Por supuesto destacan sobremanera sus dos asientos delanteros de tipo baquet y con la firma sport en sus reposacabezas. Unas banquetas amplias, que nos sujetan perfectamente y que, además, son bastante cómodas. Con el aliciente añadido de disponer de un volante de nueva factura de tamaño más bein pequeño y tacto algo duro.

Pero su interior también recibe multitud de detalles en rojo, tales como los hilos que rematan las costuras de su tapicería o los bordes de las esferas de su cuadro de instrumentos. Un display que incorpora una pantalla LCD que nos da información como la de las fuerzas G, nivel de presión del turbo o datos de la potencia que estamos utilizando.

Pese a que el fabricante japonés siempre ataca el mercado con unos precios excepcionales. No en vano en el Swift Sport estamos hablando de unos tentadores 19.370 euros -tras aplicar algunos de los descuentos de la marca-. Su equipamiento quiere estar a la altura de lo que demandan hoy en día los clientes más exigentes. Y por esto incorpora elementos tan tecnológicos como el control predictivo de frenada de emergencia, la alerta por fatiga o el asistente por cambio involuntario de carril.

0

Las imágenes del restyling del pequeño modelo de Suzuki se han desvelado en la página web oficial de la división belga de la firma Japonesa. Su presentación esta prevista en el Salón de Frankfurt del próximo 2014 y su venta a finales de ese año.

Las motorizaciones parece que seguirán intactas, Suzuki Bélgica ofrece una versión gasolina 1.2 16v que desarrolla una potencia de 94 Cv y 118 Nm de par, disponible con caja de cambios manual ó automática y la posibilidad de tracción total. La versión diesel 1.3, de origen Fiat, entrega una potencia de 75Cv y 190  Nm de par, acelerando de 0 a 100 Km/h en 12,7 segundos. También estará disponible la versión sport gasolina de 130Cv.

restyling_suzuki_swift_2

Observando las fotos no vemos grandes cambios exteriores respecto al modelo actual. Lo más destacable es la parte delantera, un nuevo paragolpes que introduce unas luces diurnas de tecnología tipo LED bordeando los antinieblas que refresca su aire juvenil. Los espejos retrovisores también han sufrido algún que otro cambio, siendo del mismo color de la carrocería e incorporando luces de intermitencia.

restyling_suzuki_swift_3

Las imágenes del interior muestran un salpicadero y una consola central aparentemente idéntica por lo que parece que dentro del vehículo no sufrirá cambios, a excepción de la iluminación del cuadro de mandos que pasa a color azul. En lo que si se ha mejorado es en el equipo de audio, montando una versión más sofisticada que ofrece una mayor calidad de sonido en el habitáculo.

restyling_suzuki_swift_4

Si bien, esperaremos más fotos e información por parte de la marca para ver si se ha producido algún cambio más destacable tanto exterior como interiormente.

Álvaro Turiel

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies