Categorías Posts tagged con "todoterreno"

todoterreno

0

En los tiempos que corren hablar de Toyota supone hacerlo del fabricante de referencia entre los entusiastas de la tecnología híbrida. Un modelo de negocio del que fue pionera cuando en 1997 nos presentó aquel proyecto, locura para algunos, denominado Prius. Pero el tiempo le ha ido dando la razón y ahora vemos nuestras ciudades plagadas de sus coches respetuosos con el medio ambiente.

Aunque aquí no se acaba la tecnología de la marca japonesa. Y es que el modelo que nos ocupa hoy es ya un icono dentro de su gama. Estamos hablando del todopoderoso Land Cruiser. Una denominación que vinos nacer en un ya lejano 1954 y que, generación tras generación, ha llegado hasta nuestros día con excelente salud.

Nació el siglo pasado como un referente dentro de lo que tenía que ser un vehículo de claro enfoque off road y ha llegado hasta nuestros días evolucionando para ser, sin dejar sus aptitudes fuera del asfalto, un todoterreno con un excelente comportamiento en carretera.

Pese a ello podemos calificarlo como de un auténtico especialista fuera del asfalto. De los que todos recordamos con la palanca de la reductora “pequeñita”, su tracción integral y la posibilidad de trabajar sobre el bloqueo de sus diferenciales. En esta nueva generación mejora en múltiples aspectos pero siempre asentándose sobre la base de la  personalidad que conocíamos hasta ahora.

Estéticamente hay que fijarse para darnos cuentas de sus cambios. Entre ellos están sus nuevos paragolpes que ahora reciben una forma más “hacia arriba” para llevar mejor los pasos más complicados. Además ahora sus antinieblas quedan también más protegidos. Inédita también es su parrilla frontal que sigue siendo de grandes dimensiones, con el logotipo de la marca en el centro y flanqueada por dos enormes grupos ópticos. Se incorpora a sus opciones también unos nuevos diseños de llantas de aleación que pueden ser de 17, de 18 o, incluso, de 19 pulgadas.

Con todos estos cambios, sus medidas han variado ligeramente con respecto al modelo anterior. Por eso ahora resulta algo más largo alcanzando los 4,84 metros de longitud en su versión de cinco puertas -6 centímetros más que el modelo anterior-.

Por dentro los cambios tampoco se han hecho esperar. De hecho incorpora un salpicadero completamente diferente que también distribuye la información de diferente manera. Así mismo la pantalla multimedia de la que dispone ha crecido hasta las 8 pulgadas de tamaño. Eso sí la sensación interior resulta de gran calidad combinando en todos sus rincones materiales de aspecto agradable y sensación real de durabilidad.

En su espacio interior tampoco se han producido cambios. No en vano sigue siendo, en su versión de batalla larga, un práctico siete plazas, en el que las dos adicionales se esconden debajo del maletero y se despliegan de manera completamente eléctrica. Por lo que cuando abrimos la puerta y nos introducimos en su habitáculo seguimos teniendo esa sensación de amplitud y espacio que siempre ha caracterizado al Land Cruiser. Aunque habría que aclarar que no se trata de una sensación si no de una realidad más que contrastada.

En otro orden de cosas, sigue estando construido sobre una base de chasis de largueros y travesaños. Sin duda la opción más idónea para un vehículo de estas características. Con ello se le dota al conjunto de resistencia, robustez y durabilidad. Todo ello características que aprovecharemos en su uso más extremo por el campo.

En la parte mecánica no se ha variado en absoluto. Y es que el motor sigue siendo el 2.8 D-4D de 177 caballos que ya conocíamos de versiones anteriores. Un bloque robusto de cuatro cilindros en línea con un excelente par de 420 Nm a apenas 1.400 rpm. Una cifra que nos ayudará siempre, pero sobre todo en conducción off road cuando tengamos que sobrepasar algún obstáculo a baja velocidad.

Es fácil que algunos estéis pensando que la cifra de potencia se queda algo escasa. Y en cierta forma tenéis razón. Lógicamente no le podemos pedir al nuevo Land Cruiser aceleraciones fulgurantes ni recuperaciones con el cronómetro en la mano. Pero si que mantiene cruceros algo más que legales con cierta solvencia aunque debemos de trata de jugar con las inercias adquiridas y no parar demasiado el conjunto para avanzar con premura. Digamos que en carretera es un abnegado cumplidor que se suelta la melena cuando llega a las zonas embarradas.

¿Por qué digo esto? Pues porque en el campo no hay obstáculo que se le resista. Y esto pasa porque disfruta de un sistema de tracción total permanente y de una reductora de las de toda la vida… Pero por si esto no fuera suficiente cuenta también con dos diferenciales con bloqueo –central y trasero-. Un diferencial trasero que se encarga el solito de todo el trabajo sin que tengamos que accionar ningún mando.

De todos modos aun no hemos acabado con el equipamiento que tiene el nuevo Land Cruiser a la hora de enfrentarse a las dificultades camperas. Puesto que debemos añadir que dispone de un eficaz eje rígido trasero y un utilísimo control de descensos.

Pero además la versión de las fotos –acabado VXL- disfruta de la tecnología Crawl Control y del sistema Multi Terrain System. El primero actúa sobre el acelerador y sobre los frenos y nos deja subir y bajar fuertes pendientes sin perder tracción y haciéndonos cargo únicamente del volante. El segundo modifica el funcionamiento del motor, caja de cambios y las ayudas electrónicas según el terreno que vayamos a pisar pudiéndose configurar en modo Mud and Sand –tierra y barro-, Loose Rock –piedras sueltas-, Mogul –mogol- Rock and Dirt –roca y tierra- y Rock –piedras-.

Además desde su interior tendremos una completa visión de lo que sucede a nuestro alrededor gracias a un eficaz sistema de cámaras. Pero es más estás cámaras también lograrán enseñarnos lo que sucede debajo de nuestro coche. Y lo hace de una manera muy curiosa e inteligente. Para evitar exponer una cámara en los bajos del Land Cruiser, utiliza la que tenemos en la parte delantera del mismo y reproduce lo captado unos segundos más tarde.

Por otra parte en nuestro vehículo de pruebas teníamos la ventaja de contar con una suspensión que incluye unos muelles neumáticos en el eje trasero y unos amortiguadores controlados electrónicamente que podemos modificar en varias posiciones. Con ella por carretera circula con total suavidad y evitando molestos balanceos de carrocería.

Su caja de cambios es automática por convertidor de par y pone a nuestro servicio un total de seis relaciones. Eso sí, aunque pone a nuestro servicio la posibilidad de accionar el cambio de manera manual si le exigimos potencia con un golpe acusado de acelerador el sistema se encarga de engranar una relación más en lugar de llegar al corte de encendido.

De lo que no nos podremos quejar en ningún caso es de la dotación tecnológica que incorpora. En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción el nuevo Land Cruiser se encarga de avisarnos de lo radares, de reconocer e informarnos sobre las señales de tráfico que nos afectan, de señalizarnos cuando estamos saliéndonos del carril… Por si esto fuera poco, su sistema multimedia nos ayuda encargándose de sincronizar nuestro teléfono móvil independientemente de si es de tecnología android o ios.

¿Y el precio?Pues puede parecer mucho o puede parecer poco pero está claro que los 57.900 euros que cuesta se ven reflejados en todos los componentes y sistemas que os hemos ido contando en esta prueba. Además con el añadido de saber que estamos ante un vehículo duro, resistente y que, conforme vaya pasando el tiempo, no perderá tanto el valor inicial pues su depreciación no es tan acusada como la de otros modelos de la competencia.

 

 

0

Setenta y cinco años de vida. Esa es la trayectoria que lleva el fabricante Jeep en el mercado. Una marca eminentemente americana que nació en 1941. Pero que muy lejos de querer permanecer en el país que la vió nacer ha desarrollado una estrategia global que la ha llevado a vender coches en los principales mercados de todo el mundo.

Aunque no sólo está presente de manera testimonial, si no que se ha acostumbrado a situarse en los primeros puestos de los rankings de ventas. Y lo hace en el segmento en el que más y mejor sabe elaborar sus productos que no es otro que el de los todo terrenos con grandes aptitudes para el campo sin olvidarse de la carretera.

Jeep ha desarrollado además una logística de primera línea con fábricas repartidas por todo el mundo. Una maniobra que le ha reportado una cifra de ventas que se acerca a la espectacular cifra de las dos millones de unidades. Multiplicando sus ventas por seis en el mercado EMEA (Europa, Oriente Medio y Asia) desde el 2010.

Por otra parte en el mercado español sus cifras son también espectaculares. Creciendo exponencialmente hasta multiplicar por siete las unidades entregadas en los últimos ocho años. Valga para calibrar su progresión un dato: mientras que en 2017 consiguió vender 8.500 unidades, hasta septiembre de 2018 lleva ya vendidos más de 13.100 coches.

Con todas estas referencias no es raro que sea la marca que más crece en España en los últimos tiempos consiguiendo ser líder absoluta de ventas en el segmentos SUV. Todo ello gracias a lograr que el tremendo éxito que la envuelve en Estados Unidos cruce el charco. Sabiéndose adaptar a los gustos de los clientes europeos y del resto del mundo.

Como no podía de ser de otra manera los responsables de Jeep quieren prolongar este momento dulce y para ello han desarrollado una estrategia para los próximos años. Una estrategia que quiere conseguir que en 2022 el fabricante crezca de los 5 modelos actuales de su gama hasta 8 entrando, por lo tanto, en tres segmentos nuevos. Además ha anunciado que todos ellos tendrán una opción eléctrica y otra híbrida enchufable. Eso sí, tienen claro que siempre van a seguir siendo fieles a un producto con claras garantías en conducción off road.

Y para contribuir a este desarrollo llega ahora la renovación de tres de sus modelos. El benjamín Renegade, el siempre cumplidor Cherokee y el todopoderoso Wrangler. Y para conocerlos nos citó en la campiña gerundense donde nos tenía preparadas diferentes rutas para conocer el secreto de sus coches.

JEEP RENEGADE

Llegó al mercado en 2014 y ya ha conseguido vender unas 800.000 unidades, colocándose por derecho propio en el top 1 de ventas de la marca. Cuenta además con la peculiaridad de ser el primer Jeep fabricado enteramente fuera de Estados Unidos.

Se trata de un automóvil renovado pero que sigue conjugando tres de las características que lo hicieron un bet seller. Lo primero es su tamaño contenido para desenvolverse en el ámbito urbano, la segunda es su aspecto juvenil y llamativo con colores realmente atrayentes y la tercera es un diseño fresco y moderno.

Por fuera destaca por su frontal inspirado en el Wrangler con una parrilla de siete barras con un aspecto aun más dinámico. Incorpora nuevos faros de tecnología full led con luz diurna. Por detrás nos ofrece unos grupos ópticos que no dejan indiferente a nadie por su forma en equis y por su sistema led.

Por dentro ahora es más funcional y pensando para ofrecernos un hueco para todas esas cotidianidades con las que tenemos que bregar en nuestro día a día -teléfono, llaves…-. Ahora tiene materiales de mayor calidad y recibe nuevos colores y tipos de tapicería. Como no podía ser de otra manera gana en tecnología gracias a una nueva pantalla central que puede ser de hasta 8,4 pulgadas.

Su gama de motores recibe los propulsores firefly fabricados en aluminio y de inyección directa. Uno de un litro de cubicaje, tres cilindros y 120 caballos de potencia que irá siempre con una caja de cambios manual de seis relaciones. Mientras que el otro sube hasta los 1,3 litros, tiene 4 cilindros y sube hasta los 150 caballos, además podrá llevar la caja de cambios automática de nueve marchas.

Pero, pese a lo que muchos creen, seguirá apostando por el diesel con los motores Multijet II de 1,6 y 2,0 litros que podrán ir desde los 120 hasta los 170 caballos. Combinando multitud de tracciones y tipos de transmisión.

La gama estará compuesta por los acabados sport, longitude y limited además de por la versión Trailhawk que es la más enfocada al uso campero. No obstante también existirá el acabado Night Eagle con una imagen más atrevida y desenfadada. Su precio, partirá desde los 14.500 euros.

JEEP CHEROKEE

Nada menos que 44 años de historia adornan la trayectoria del Jeep Cherokee. Casi medio siglo en el que ha visto salir de la cadena de producción la friolera de cuatro millones de unidades.

Se trata, sin ningún genero de duda, de un modelo icónico tanto para la marca como para el segmento del todoterreno. O mejor deberíamos decir para el segmento SUV o todocamino. No en vano este modelo fue pionero en este tipo de configuración. Un automóvil que es capaz de dar lo mejor de sí mismo en carretera comportándose casi como una berlina y que consigue unas prestaciones realmente sorprendentes en su utilización off road.

La que estamos viendo es la cuarta generación en Europa -la quinta en otros mercados- y llega con un diseño renovado. Una imagen en la que su frontal da un giro para acercarse a la imagen corporativa que ya habíamos visto en el Grand Cherokee o el Compass. Por delante destaca por sus faros full led en toda la gama y por la parrilla de siete barras que ahora van inclinadas en forma de cascada otorgándole una presencia más dinámica y agresiva.

Su capó está realizado en aluminio para conseguir contener algo el peso. Además en su parte trasera los grupos ópticos son más grandes. Pero sin duda una de las características que más van a agradecer muchos de sus futuros compradores es la de que su maletero crece hasta los 570 litros.

Por dentro recibe nuevos y mejores materiales incluyendo tapicerías inéditas. No obstante se quiere posicionar por encima de todos sus rivales en cuanto a tecnología y equipamiento. Para ello puede incorporar elementos del tipo de volante con levas o el portón trasero de apertura eléctrica.

Como novedad a nivel dinámico incorpora un nuevo modo de conducción sport que hemos tenido la ocasión de probar y le da al Cherokee una versatilidad digna de elogio. Con él se convierte en un ligero todocamino que se mueve con soltura y alegría por carreteras reviradas. Asi mismo han conseguido un chasis con el que se ha mejorado también la maniobrabilidad. Por otra parte se podrá pedir con diferentes configuraciones en cuanto a lo que la transmisión se refiere en función de las aptitudes camperas que vayamos a demandarle en el futuro.

De momento la gama de motores estará conformada por una mecánica diesel de 2.2 litros y 195 caballos que irá asociada a una caja de cambios automática de nueve relaciones. Además lo podremos pedir tanto con tracción delantera como total. En gasolina su propulsor será de dos litros y 270 caballos pero siempre en versión de tracción total y con caja de cambios automática de nueve marchas. Ambas motorizaciones están fabricadas en alulminio.

En cuanto a conectividad incorpora el sistema Uconnect de cuarta generación y en lo que respecta a la seguridad al volante nos ofrece más de 75 tecnologías de asistencia. Sus acabados, por orden de equipamiento, serán Longitude, Limited y Overland. Sin olvidarnos del más campero: Trailhawk.

¿Su precio? Pues como oferta de lanzamiento la marca hace hincapié en el sistema de pago aplazado en el que con una entrada de 8.900 euros tendremos nuestro Cherokee por unos cómodos plazos de 290 euros al mes.

JEEP WRANGLER

Descendiente directo de un vehículo histórico como el Jeep Willys, el nuevo Wrangler hereda de este su carácter aventurero y su clara intención de llevarnos hasta el fin del mundo sin que ningún obstáculo nos lo impida. No olvidemos que estamos ante un todoterreno que ha sido capaz de vender más de cinco millones de unidades en su historia.

Llega con tres acabados bien diferenciados. Sport como gama de acceso, Sahara con un enfoque más urbano dentro de lo que este automóvil ofrece y Rubicon como tope de gama off road del fabricante americano.

En esta generación incorpora un mayor lujo interior. Un nivel de calidad y acabados increíble para un automóvil que demanda llenarlo de barro en cada salida. De hecho, como curiosidad, decir que su interior es lavable con una manguera pues en su suelo dispone de unos desagües para evacuar el agua.

Su salpicadero y volante están ahora rematados en piel y en su consola central descansa una enorme pantalla táctil y a color de hasta 8,4 pulgadas que podremos utilizar tanto con Apple Car Play como con Android Auto. Además esa pantalla nos podrá ofrecer un montón de información apta para mejorar nuestra conducción off road.

Por cierto, no se olvida de sus orígenes y para ello incorpora anagramas con la silueta de un pequeño Jeep Willys repartidas por su habitáculo. Y es que las podremos encontrar en lugares como la palanca de cambios, los faros delanteros o, incluso, en el parabrisas.

Además podremos elegir su carrocería con techo de lona o techo rígido. Hasta aquí ninguna novedad, pero es que en esta generación del Wrangler tendremos la suerte de poder optar por una opción de techo de lona eléctrico denominada Sky one touch.

Sus motorizaciones serán diesel de 2.2 litros y 200 caballos y gasolina de 2.0 litros y 270. Ambas asociadas a una caja de cambios automática de 8 relaciones. Por otra parte el par que nos ofrecen estas mecánicas es de 400 Nm. Algo muy de valorar por el partido que se le puede sacar a este dato en conducción fuera de pista. Pero también se ha trabajdo a nivel eficiencia con estos motores que, según el fabricante, consiguen un ahorro de hasta un 15 por ciento en sus cifras de consumo. En 2020 se espera una opción híbrida enchufable.

Para los amantes de las situaciones extremas en el campo el nuevo Jeep Wrangler dispone de una nueva caja transfer de dos velocidades llamada Selec-trac que reduce las marchas de un 2,72 a 1. Además se trata de un cambio 4×4 “full time”. Por otra parte es una transmisión que puede llegar a desconectar el eje delantero por completo para reducir los consumos. Los diferenciales son bloqueables independientemente tanto delante como detrás.

A nivel de seguridad y asistencia a la conducción puede llevar más de 65 elementos de ayuda. Sin olvidarnos de su estupenda firma lumínica que es de tecnología led.

En la versión Rubicon, recordemos, la más campera, su angulo de entrada es de 40º, el ventral pasa a ser de 27,8º y el ángulo de salida es de 37º. Disponiendo de una brutal capacidad de vadeo de 760mm.

Para rematar afirmar que la marca americana nos dice que estamos ante el Jeep más capaz de la historia. Y decir esto con la historia que tiene este fabricante detrás… Finalmente aclarar que su precio aplazado será de 390 euros al menos después de entregar una entrada de 7.600 euros.

0

El fabricante japonés Nissan ha renovado su todocamino de referencia, el X-TRAIL. Se trata de un ligero retoque o facelift del modelo conocimos en el 2014. Una serie de cambios para prolongar la vida comercial de un automóvil que le está dando unos excelentes resultados a la marca pese a no ser un best seller como el Qashqai.

Lo que no ha cambiado han sido sus medidas. Sigue siendo un gigante de 4.64 metros de lonDegitud. Y, además, sigue siendo un modelo muy familiar apto para viajar con la casa a cuestas tanto por sus prestaciones en carretera como por su posibilidad de incorporar hasta siete plazas. Si bien la configuración de cinco plazas es más aconsejable si lo que queremos es un maletero más amplio.

Su renovación también lo ha dotado de cambios estéticos que lo colocan al nivel de modernidad de rivales como el Honda CRV o el Skoda Kodiaq. Aunque su actualización también ha llegado a sus diferentes opciones de equipamiento que ahora pueden ser, además, mejores.

Sus ópticas reciben ahora nuevos faros led -en opción- con la función AFS que significa que pueden ser manejadas de forma autónoma por el propio vehículo. Además las luces traseras igualmente pasan a ser también LED.

MOTOR

Nuestro modelo estaba equipado con el nuevo motor 2.0 dci, diesel de 177 caballos. Un propulsor que viene a posicionarse por encima del de gasoi de 130cv que, en ocasiones, se quedaba algo corto por las dimensiones o el tipo de tracción del X-TRAIL.

Además debéis saber que el Nissan de las fotos equipaba el sistema de tracción total de la marca. Una opción muy útil y recomendable pero que añade casi 180 kilos de peso al coche. Pese a todo esto el dos litros y cuatro cilindros que estamos probando mueve con soltura los 1.745 kilos de peso del X-TRAIL.

Por otra parte hay que destacar que no se trata de una mecánica excesivamente ruidosa. Quizás se haga más notar en frío como ocurre en este tipo de motores, pero en cuanto alcanza su temperatura óptima de trabajo se comporta de manera muy silenciosa.

La caja de cambios automática Xtronic de variador continuo es un elemento muy a tener en cuenta por la comodidad y suavidad que aporta a su conjunto. Y es que si no exprimimos en exceso el pedal derecho nos será complicado advertir los cambios de relación. Su empuje es muy lineal y la transferencia de masas muy baja por lo que el confort de marcha está más que conseguido.

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Su conducción está claramente enfocada hacia la comodidad y la suavidad. Algo normal si tenemos en cuenta que su sistema de suspensión filtra muy bien los baches y, por ello, ofrece un alto nivel de confort a sus ocupantes. Por su altura libre al suelo podemos incluso circular por caminos de tierra con cierta tranquilidad. Y es que sus amortiguadores no hacen tope con facilidad incluso si circulamos a cierto ritmo.

El tacto de dirección nos ha parecido demasiado suave y asistido. Algo normal si, como decimos en el párrafo anterior, estamos buscando un guiado cómodo y tranquilo. Por otra parte el paso por curva es más que aceptable y la tendencia de la carrocería es claramente subviradora. Una característica común a todos los modelos con este tipo de construcción. Es por esto que en las zonas de curvas se siente algo más torpe y reticente a los cambios de apoyo demasiado bruscos.

Los consumos no son exagerados para el volumen de todoterreno que tenemos entre manos. De hecho en carretera a ritmos legales no es difícil encontrar cifras de gasto en torno a los siete litros cada cien kilómetros. Una cifra que se llega a elevar hasta casi los 11 litros si abusamos del acelerador o circulamos con los parones típicos de la conducción en ciudad.

INTERIOR

Sin duda hemos notado una mejora en los materiales de su habitáculo con respecto al modelo que conocimos en el 2014. Aunque lo primero que percibimos al abrir la puerta es el diseño de un nuevo volante que mejora con claridad al anterior. Además, nuestra unidad de pruebas -tope de gama- disponía de multitud de piezas de su interior en cuero, en un vistoso cuero teja que le daban al X-TRAIL un aspecto realmente premium.

Asimismo su tecnología multimedia dispone de un sistema operativo algo más moderno, no obstante no llega a la altura de los de algunos de sus más directos rivales. Y lo decimos porque su pantalla dispone de un sistema táctil algo arcaico y nos ofrece unos gráficos de aspecto muy simple. En opción disponemos de la posibilidad de equipar a nuestro X-TRAIL con un equipo de música BOSE que suena como los ángeles.

En cuanto a su espacio interior, es más que suficiente para albergar a cuatro adultos pese a que la plaza central trasera está pensada para tallas muy pequeñas. Con la configuración de cinco plazas del coche de las fotos nos quedará un maletero de 550 litros.

PRECIO

La variante más asequible del nuevo Nissan X-TRAIL parte de 27.550 euros y corresponde al motor diesel más pequeño -de 131 caballos- con tracción delantera, cambio manual y equipamiento básico Visia. Aunque, siendo sinceros, poco tiene que ver a nivel prestacional, de equipamiento, comodidad y seguridad con el modelo que hemos conocido en la prueba de esta semana. Eso sí, para tener uno en tu garaje tendrás que llegar a extender un cheque por valor de algo más de 42.000 euros.

La caja de cambios nos ofrece, además de comodidad, un muy agradable tacto.

Entre los dos asientos encontramos, además de los mandos de los asientos calefactados, la ruleta para seleccionar el tipo de tracción que queremos emplear. 

Nuestra unidad disponía de arranque por botón.

Desde la parte derecha del volante podemos manejar el control de crucero.

En la parte izquierda del volante encontramos los controles del ordenador de a bordo y el volumen del equipo multimedia.

Estupenda la factura y la posición de los asientos de cuero del Nissan X Trail.

Se ha arriesgado poco en el diseño del cuadro de instrumentos.

Volante calefactado, sistema de aviso de salida del carril, apertura del maletero… esto y mucho más puedes encontrar en la parte baja del puesto de conducción.

En la consola central está el freno de mano eléctrico junto a la entrada usb y un punto de recarga de 12v.

Luces de techo y sistema de apertura del techo solar.

En la zona trasera, realmente cómodo, se va en las plazas laterales.

El maletero dispone de un doble fondo para aumentar su capacidad.

Debajo del maletero se esconde un enorme subwoofer firmado por BOSE.

La apertura del maletero se hace de manera eléctrica.

0
Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Ya han pasado 20 años desde que en el año 1994 Toyota presentó en el Salón de Ginebra la primera generación de uno de sus modelos más emblemáticos, el RAV4. Su lanzamiento fue un éxito, siendo la marca nipona pionera en el segmento de los 4×4 urbanos, alcanzando unas ventas en ese año de 53.000 unidades. Después de 4 generaciones se han contabilizado un total de cinco millones de unidades vendidas en todo el mundo.

En esta ocasión en AutoFM probamos la cuarta generación de este modelo, que fue presentada en el pasado año 2013. El cambio más significativo afecta a sus dimensiones y es que el RAV4 crece generación tras generación (para hacernos una idea, el primero medía 3,90 metros y este 4,57). No solo el tamaño ha cambiado, también se ha convertido en un coche más polivalente y mas confortable pero sin perder la esencia “4×4” que siempre ha caracterizado a la marca nipona en sus modelos todoterreno.

Un propulsor elástico y muy lineal

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Nuestro Toyota Rav4 equipa el motor  150D con una cilindrada de 2.000 centímetros cúbicos que desarrolla una potencia de 150 CV, ofreciendo una aceleración de 0-100 Km/h en 9,6 segundos y un par máximo de 340 Nm. Gracias al turbo hace que sea un motor muy lineal aprovechando todo el rango de revoluciones y permitiendo una respuesta instantánea al pisar el acelerador, una caracterísica que será de gran ayuda a la hora de realizar adelantamientos e incorporaciones.

La caja de cambios que incorporaba el RAV4 de nuestra prueba es manual de 6 velocidades con unas relaciones algo largas, lo que permite obtener unos buenos consumos. Circulando por autopistas a velocidades dentro del marco legal haremos medias alrededor de los 7 litros/100 Km. No debemos olvidar que es un coche de casi 1.700 Kg y tracción total por lo que esta cifra no esta nada mal.

El Rav4 más grande de todos los tiempos

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Observando el coche, rápidamente te das cuenta de que este RAV4 ha crecido respecto a la generación anterior, nada más y nada menos que 20 Cm más  a lo largo, es 3 cm más ancho y 2,5 cm más bajo. Tal vez la parte más llamativa sea la delantera, que sigue la filosofía de diseño que muestra los últimos modelos de la marca Toyota: el capó en forma de “V”, la calandra con un diseño afilado, los faros con luces diurnas con tecnología tipo LED y la boca de aire del paragolpes

También se alojan en el paragolpes delantero unos antiniebla redondos situados en el exterior que dan una imagen “campestre” sin perder la elegancia que caracteriza a la marca japonesa . Siguiendo la línea del coche nos fijamos en los grandes retrovisores con el intermitente incorporado que se pliegan electrónicamente, un detalle a tener en muy cuenta por lo práctico que resulta fuera de asfalto cuando pasemos por una zona estrecha.

La trasera del coche también llama la atención principalmente por el portón, ya que abandona la abertura lateral y da la bienvenida a uno con apertura convencional. Esta configuración resulta más cómoda a la hora de cargar bultos grandes y si estás estacionado en la calle con un coche detrás se podrá abrir del todo, algo que con la lateral era complicado de realizar. Además, puede tener un sistema de apertura eléctrica, que se acciona desde el mando o bien desde el botón situado en el interior.

Calidad en su interior

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Una vez que entramos en el coche, lo primero que nos llama la atención es la forma tan original del salpicadero en su zona central y el toque llamativo que le da los detalles en color titanio bordeando los aireadores y el sistema multimedia junto con el tapizado en cuero. Un material que también esta presente en los paneles de las puertas combinado con un tejido que tiene un diseño similar a fibra de carbono dándole un toque muy deportivo, que también encontramos alrededor de la palanca de cambios.

En el puesto de conducción del RAV4 encontramos un volante de tres brazos multifunción con un aro grueso que presenta un tacto muy agradable. En la consola central se alberga el equipo de audio con sistema de navegación y encima de este encontramos un reloj digital que a nuestro parecer es algo pequeño, siendo poco legible a primera vista. Cabe destacar que los mandos están bien ordenados y hace que su funcionamiento sea muy sencillo.

Los asientos delanteros son bastante confortables, sujetan bien el cuerpo y gracias a las posibilidades de regulación hace que adoptemos una postura cómoda e incluso deportiva, entre ellos encontramos un reposabrazos central que cuenta con un útil portaobjetos en su interior. En la parte trasera ofrece un buen espacio para los tres ocupantes que puede albergar, incluso para personas de talla alta.

El maletero de este Toyota RAV4 es otro de sus puntos fuertes y aquí también se notan los centímetros extra que ha ganado este modelo, ofrece 545 litros (70 litros más que el anterior Rav4) ampliables hasta los 1.746 litros si se abaten los asientos. Además, este espacio se completa con un doble fondo muy práctico de 100 litros donde se alberga el kit anti pinchazos.

El Toyota RAV 4 está pensado para dentro y fuera del asfalto

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

El comportamiento de este RAV4 es realmente bueno tanto en carretera como en campo. Por asfalto es como circular en un “turismo alto” siendo bastante cómodo tanto en ciudad como fuera de ella, la suspensión absorbe bien los baches, el balanceo de la carrocería no es excesivamente acusado y gracias al perfil de sus neumáticos (65) apenas se notan las imperfecciones del asfalto. Su dirección es directa y tiene un tacto apetecible, ni muy blando ni muy duro, que conjugado con el tacto tan bueno que tiene la palanca de cambios hace realmente placentera su conducción.

Para un plus de deportividad cuenta con el botón sport que modifica el reparto de tracción enviando un 10% de potencia a las ruedas traseras, aunque es algo prácticamente inapreciable. Si salimos fuera del asfalto, observaremos que se comporta realmente  bien por pistas de tierra, y en zonas algo bacheadas la suspensión cumple su función, no siendo demasiado “rebotona”.

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Si nos metemos en terrenos con barro los neumáticos no son los más idóneos y nos quedaremos sin tracción es más de una ocasión. A la hora de afrontar obstáculos el ángulo de ataque sorprende porque aunque parezca que puede limitarlo el paragolpes, lo asume sin mucha dificultad, pasando algo similar con el ventral y el de salida. El recorrido de suspensión es algo corto y en zonas de vadeo se nota, quedándose pronto una de las ruedas en al aire.

Conclusión

Prueba del Toyota RAV4, un todocamino polivalente con ADN 4x4

Después de probar y analizar este Toyota RAV4 debemos de decir que hemos quedado realmente satisfechos con este modelo. En esta cuarta generación el “4×4 urbano” por excelencia ha dado un paso más y se ha convertido en un coche más versátil y más espacioso gracias a los centímetros extra. Su comportamiento es notable y por asfalto la sensación de confortabilidad es realmente buena, propia de un turismo.

Por campo cumple su función en los terrenos a los que va destinado (pistas de tierra, zonas ligeramente bacheadas, vadeos medios…) lógicamente si queremos realizar una conducción 4×4 más extrema tenemos que irnos a otros modelos de diferente segmento, como por ejemplo su hermano mayor, el Land Cruiser.

El precio final, con descuentos, de este RAV4 es de 29.490€, una cantidad similar a los rivales dentro de su categoría como por ejemplo el Nissan Qashqai, Kia Sportage, Hyundai Ix 35, Honda Cr-V… Dentro de este segmento hay muchísima oferta y tenemos que valorar diseño, comportamiento, motorizaciones… Aunque si lo que queremos es un todocamino con un comportamiento eficiente en campo, no cabe duda que el buen hacer de Toyota y la experiencia en el segmento 4×4 queda más que plasmado en este RAV4.

Álvaro Turiel

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies